» Capítulo XXIII

4.7K 1.1K 770

¿No es divertido? Los rumores vuelan como pájaros asesinos. Mientras Eunha, una pequeña pelinegra de cabellos lacios y largos se lamentaba por haberse confesado, los demás se procupaban por una sola cosa:

    — ¡TaeHyung hyung! ¿Qué hiciste con JungKook? ¡Lo has roto!

    — Kim TaeHyung, ¿nos dices tu secreto?

     — ¡Tae! ¡¿A caso hiciste alguna magia voodoo?

    YoonGi se pone enfrente del castaño, a modo de defensa y se cruza de brazos, viendo a los inertes compañeros que esperaban respuestas de TaeHyung. Por su parte, Tae permanecía cohibido en su lugar preguntándose por qué lo estaban metiendo en cosas que no -debían- interesarle. Tomarse a bien o a mal que Jeon JungKook rechazara a alguien era estúpido. Pero ya llevaban días así. Toda la semana TaeHyung pareció ser la estrella del momento, siendo atribulado de algo que a su parecer, ni siquiera hizo a propósito. Le amaban, por decirlo así. Admiraban que logró cambiar algo que en años nunca se modificó.

    TaeHyung no creía que fuera así. Él pensaba, abiertamente, que JungKook se estaba tomando su tiempo porque logró hartarlo lo suficiente.

    — Ugh... No se callan —Park Jimin rueda los ojos, recargando la mandíbula en su mano—. ¿Por qué eres tan tranquilo? Si fuera tú, ya les hubiera dado un golpe con la mano.

     Tae mira con desdén a Jimin con una sonrisa, medio fingida. Pero regresa la vista hacia la mesa apenado. ¿Por qué ahora parecía ser el centro de atención? Qué se consiguieran a otro para experimentar con Jeon JungKook. Después de todo, el que estaba aguantando que le preguntaran ese tipo de cosas (acusarlo de magia voodoo sobrepasó el límite) era TaeHyung. Por toda esa semana, hasta aquel día viernes.

    — ¡TaeHyung! —JiSoo exclama, se acerca corriendo al chico de cabellos castaños, y le toma del brazo—. ¡Tienes que venir a ver esto!

     Cuando TaeHyung cae en cuenta de lo que dice Joshua, nota que él le está jalando con fuerza para que se ponga de pie.

     — ¿Qué? ¿Qué pasa Joshua? ¿A-a dónde...? ¡Aguarda! Ya voy, ya voy —el castaño se pone de pie, siendo atraído por JiSoo con rapidez.

    Por detrás, YoonGi y Jimin se apresuran a caminar con los chicos. Lo primero que notan, es que, nuevamente, un tumulto de gente está acumulándose en el patio delantero de la escuela. TaeHyung entrecierra los ojos un poco, queriendo hallar el causante de aquel incidente. Sin embargo, no se nota sorprendido cuando JungKook está de pie frente a tres chicas que llevan consigo un poco de regalos.

    TaeHyung, desganado, mira a JiSoo con cara de pocos amigos y le suelta:

     — Joshua, ¿qué he venido a ver?

     — ¡Aguarda un momento! —suelta el pelinegro. Se voltea hacia TaeHyung y apunta un poco hacia su lado izquierdo, donde está Eunha de pie, viendo la escena también—. Si sucede igual hoy, te contaré lo que escuché.

    Jimin revuelve el cabello de JiSoo antes de hablarle con algo de humor, pero un poco de enojo combinado.

     — Tú, deja de meterte en esas cosas, JiSoo —dice Jimin algo preocupado por TaeHyung—. No queremos ver mal a TaeHyung, ¿o sí?

     — No soy un niño.

    — ¡Presten atención! —susurra YoonGi, recargado en el pilar del edificio.

    TaeHyung, de mala gana, se queda de pie de nuevo. Odiaba ser espectador de esas cosas. Solo participaba en el morbo de ver cómo las demás y los demás se confesaban. ¿Qué caso tenía estar ahí? Solo existirían dos posibles respuestas: sí o no. Aunque fueran tres chicas, con regalos, si Jeon JungKook decía que no, era no.

Love Ends // kookv¡Lee esta historia GRATIS!