Parte sin título 12

3 1 0


Capítulo 12

Marriaca apartó a Yamirelis con un empujón. Esta última le preguntó a Lois:

— ¿A ésta qué le sucede?

—Ella es mi ex.

—Con razón ha estado mirándome mal.

—Eres nueva y te quieres levantar a los chicos de aquí —le dijo molesta Marriaca.

Lois enojado, le agarró las manos cuando ella se prestaba a empujar de nuevo a Yamirelis. Le dijo:

—Yo no soy nada tuyo. Piérdete.

— ¿Quién es ella? ¿Es cierto que vive contigo en la casa de los Figoren?

—Mira. Ella es sobrina de los Figoren. Pero; que hago, no tengo que darte explicaciones.

—Claro que sí —contestó ella iracunda.

—Baja la voz, nadie tiene que enterarse.

—Perra, sé lo que pretendes. A la larga él me buscará.

—Marriaca, estás mal. Supéralo, se acabó todo. Te lo he dicho muchas veces.

Marriaca, empezó a llorar. Dirigiéndose a una atónita Yamirelis:

—Tú.

Se, abalanzó sobre ella, increíblemente Yamirelis se movió con una rapidez sobrenatural, cayendo boca abajo Marriaca , se reincorporó y nerviosa preguntó:

— ¿Qué hiciste, bruja?

Agarró una piedra, se la lanzó a Yamirelis. Esta última al instante se transformó en un escudo de metal con el cual chocó la piedra. De inmediato volvió a ser ella y le preguntó a Lois:

— ¿Eso lo hice yo?

Lois no parecía sorprendido, parecía más bien preocupado de que alguien más haya visto. Asintió con la cabeza como respuesta a la pregunta.

—Bruja, eres como el malvado demonio que nos gobierna.

—Lois se le acercó. Con tono molesto le dijo:

—Óyeme bien Marriaca. Si comentas algo al respecto, te vas arrepentir ¿Entendiste?

Se fue corriendo, mas al llegar hacia otro grupo de amigos, no dijo nada sobre las habilidades de Yamirelis, más bien les dijo que estaba dizque perturbada por una cualquiera que le quería quitar a Lois.

— ¿Lois, como hice eso?

—Respondiste por instinto, era cuestión de tiempo —le respondió —.Cuando el maestro se entere, te enseñará a controlar tus habilidades. No solo por instinto, también por voluntad.

Ella empezó a morderse las uñas de regreso al campo de soccer. En un momento dado le dijo a Lois que definitivamente estaba soñando. Él le contestó que para ellos era un sueño hecho realidad, el hecho de que ella llegara a ese lado del mundo.

Luego de que el maestro de deportes llegara y los despachara, se dirigieron al salón de la señorita Alabaj. Era el último periodo de clases, hasta que sonó luego la campana anunciando el final del día escolar. La primera en salir de clase fue Marriaca, asustada y enojada. Los últimos en salir del salón fueron Lois y Yamirelis tras una breve conversación con la maestra.

Yamirelis: en el otro lado del mismo mundoRead this story for FREE!