Parte sin título 10

3 1 0


Capítulo 10

En el otro lado del mismo mundo; primer día de escuela para Yamirelis. Llegó acompañada de Lois. Desde la casa de los Figoren hubieron caminado por alrededor de veinte minutos. "Escuela Secundaria Laguna Grande ". Decía un cartel gigante en letras naranjas sobre un fondo blanco. El terreno de la escuela era bastante grande, era la única escuela secundaria de todo el sector Laguna Grande. Incluía además, la escuela, de un edificio en forma de h, si se le mirase desde el cielo, de tres pisos. Tenía una cancha de baloncesto al aire libre y un parque de futbol (soccer) que lo podían modificar para practicar otros deportes. Todos allí se conocían, por lo que era evidente que todos a su paso se le quedaran mirando...

Sonaron la campana de mano. Todos entraron a sus respectivos salones. Ella miraba todo a su alrededor, la escuela, aunque el piso y las paredes eran de cemento, el techo era de madera. No usaban uniforme escolar, aunque la vestimenta era bastante similar. Le preguntó Lois por la similitud de la vestimenta de los jóvenes de ambos lados del Universo.

Él le contestó:

—Algún dios habría despertado, trayendo consigo la moda de allá. Los adultos siempre tienden a resistirse a los cambios, nosotros no. De hecho, el maestro me dio dinero. Cuando salgamos compraremos ropa en cualquier tienda del sector. Lo ideal sería ir al centro comercial de Ciudad Mundial, pero, obvio, allá no debemos ir.

Después de darles los buenos días a sus estudiantes, la profesora cuyo apellido era Alabaj, se presentó ante la nueva estudiante, entregándole además su programa de clases. Cada uno de los veinticuatro estudiantes se fue presentando a la les dijeron que se llamaba: Yamirelis Figoren. Todos, chicos y chicas, lo hicieron de manera cordial, excepto una estudiante cuyo nombre era Marriaca Trentot, quien lo hizo con cierto desdén.

La señora Alabaj era una de las seis maestros, aparte del profesor de deportes, de aquella escuela. Uno por cada grado. Grados nombrados por las edades de los estudiantes pero algunas clases no necesariamente. La señora Alabaj era la profesora encargada del grado 15, grupo dos. Se supone que diariamente ella impartía las clases de lengua, matemáticas, ciencia, bellas artes e historia. Pero toda la mañana impartió historia. Lo hizo para poner al corriente a la recién matriculada. La profesora era una religio y miembro de la coalición en el clandestinaje, y su director y jefe, nombrado por el alcalde Fornier, también lo era, pero éste último no lo sabía. Los maestros eran escogidos por un comité, que a su vez, era escogido por la comunidad, aunque los candidatos eran preseleccionados por el director.

En la clase de historia la profesora tenía que profesar respeto por el gobierno y por el dion, a regañadientes. Al parecer ninguno de los estudiantes sospechaba que la profesora estaba tratando de poner al tanto a alguien que no era de ese lado del mismo mundo, además en otras ocasiones ella alteraba el programa de clases e igual hacía con otras materias.

Llegó el receso escolar en la hora de almuerzo. Yamirelis estaba muy encantada y todos los demás parecían estarlo, excepto Marriaca, quien a lo lejos y en una mesa aparte incluso de sus amigas, la miraba mal.

Lois se encontró con Yamirelis en el comedor escolar. Le presentó a una de las chicas, quien le llamó su atención por sus enormes pantallas de media luna como diseño en cada una de los lóbulos de sus orejas y por sus ''piercings'' en las cejas.

—Soy Viconexy.

Le fue presentado a otros y otras:

—Este es Misou, ella Tekisa.

Yamirelis: en el otro lado del mismo mundoRead this story for FREE!