SPANISH - MMIvens

4 2 0

2. Mono No Aware by MMIvens

"Ya sea que nos merezcamos esto o no, ya sea que estos sean los días más oscuros de nuestras vidas o la felicidad más brillante, hemos sido guiados por el amor. ¿Cómo puede algo salir mal cuando somos guiados por el amor?"

-Morgan Parker


Las flores de cerezo caen encima de sus hombros, haciendo que el yukata azul oscuro que cubre su piel parezca cobrar vida. Y los pétalos blancos y rosas recorren su largo cabello negro... como las plumas de los cuervos que veo en mis pesadillas y las noches frías en las que solo veía sangre y cabezas colgadas.

Ahí está, en frente de mí.

La pesadilla que me atormentaba ha tomado forma y se ha adueñado de lo que más amaba.

Hanon, ¿lo recuerdas?

¿Recuerdas lo que dije?

Te conté que para admirar aquel castillo debías subir la colina Himeji en una primavera, cuando los cerezos florecieran y las garzas volaran.

Las gotas del rocío de esta mañana comienzan a caer de las ramas de los árboles arriba de nosotros.

Una gota resbala, un momento eterno por el cual rogamos nunca acabe. Eso termina cuando la gota cae en mi katana, la cual acabo de desenfundar frente a ti.

Ese momento, el medio, y lo que ocurrió después, era lo más valioso que había sucedido en mi vida; desgraciadamente, todo eso estaba perdido desde que comencé a portar esta armadura.

Te hablé del yeso que cubría el castillo.

Un yeso blanco y brillante, que lo hace ver puro y sagrado.

Cuando lo miras desde la colina; el blanco, el verde, y el azul, parecen ser los mejores colores pintados en un paisaje nostálgico, acompañado de pétalos rosas que cuentan la historia de todas las mujeres que se quitaron la vida frente a ellos y con su sangre transformaron las flores.

Una reverencia frente a mí, sin sonreír, sin mostrar sentimiento alguno; igual de frío como aquel día en que te vi por primera vez. Fue un invierno, tu rostro blanco como las garzas del castillo, y tus ojos nublados.

Desenfundas la katana que yo te enseñé a usar, y la mantienes en alto a pesar de que te repetí que eso es incorrecto. Tal vez quieres que refleje la luz del sol y me ilumine.

¿Pero qué se supone que va a iluminar si no puede atravesar mi armadura? Te negabas a comprender la espada; preferías otras armas, como los filosos shuriken.

¿No quieres que te ilumine a ti?

—Namu amida butsu... —susurras, tomando posición de ataque.

Cargar este tipo de arma es complicado. Creo que olvidé decirte que el bokken con el que practicabas era más ligero, pero eso ya lo sabías.

De todas formas, aceptaste el duelo.

El castillo Himeji es la segunda cosa más hermosa que he visto a lo largo de mi vida. Sin duda, es un maravilloso espectáculo. Cuando lo ves atentamente, parece ser una garza blanca que extiende sus alas para volar.

Se dirigirá al paraíso de Buda, donde encontrará la paz que tanto buscó en este mundo sanguinario en el cual usamos cualquier excusa para matarnos.

Valentine's Day Contest 2019 AnthologyRead this story for FREE!