Capitulo 1: Es ella

165K 8.5K 830
                                    

  

-Señor Ojara –La puerta se abrio despacio y una mujer de unos cuarenta años con las gafas apoyadas en la parte baja de su nariz le miro con precaucion –Llamo el señor Lorenzo para insistir de nuevo en la invitacion a sus viñedos

-Dale la excusa que te de la gana –Kyle no levanto la vista de los papeles

-Me he quedado sin excusas –ella fruncio el ceño

-Pues entonces dile la verdad Rocio –el suspiro molesto y levanto la vista para verla –Dile que no me da la gana, que no me apetece pasar unos dias en su maldita hacienda viendo como recojen y pisotean uvas. ¿Algo mas?

-No –ella nego con la cabeza cansada y se retiro saliendo del despacho

-Maldita sea –incapaz de concentrarse Kyle lanzo el voligrafo por encima de la mesa y este aterrizo sobre la alfombra que habia en mitad de la habitacion.

Estaba en su despacho, en el edificio desde el que llevaba su empresa de trasporte por barco, avion y tren, su otra oficina estaba en el edificio de al lado, el edificio que pertenecia a Jeff Gordon, su socio. Se levanto de su impecable sillon de cuero y se giro para mirar a traves de la cristalera. Observo los ventanales del edificio proximo.

-¿Por qu eno dejo de pensar en ella? –suspiro cansado. Hacia años que tenia ese mismo sueño. Todo estaba oscuro, todo en silencio, la silueta de una mujer aparecia ante el, sentada en el suelo, desnuda, abrazandose y con una sabana tapando sus muslos, ella tenia el rostro girado hacia el lado contrario, impidiendo que viera su rostro. Su pelo negro y largo estaba recogido en una pinza en lo alto de su cabeza y sus brazos cubrian sus pechos.

Al principio de tener ese sueño no le dio importancia, es mas, dormia de maravilla cuando soñaba con ella. Pero ahora, todas las noches, viendola, sin poder ver su rostro, sin poder tocarla, lo desesperaba, lo torturaba y terminaba por despertar en mitad de la noche, bañado en sudor y llamandola. Diciendo ella.

-¡¿Qué pensativo no?! –Elliot entro al despacho sonriendo y se sento en el sillon ante la mesa de su hermano, lo miro con el ceño fruncido -¿Preocupado por algo?

-¿No te he dicho mil veces que antes de entrar en mi oficina te hagas anunciar con Rocio? –Kyle miro molesto a su hermano y volvio a tomar su asiento tras su mesa

-Ya que tu no respondes, te dare yo una posible respuesta –levanto una ceja -¿Quizas estas nervioso porque Gi… ella regresa? –evito decir su nombre, desde que ella se habia ido, nunca habian vuelto a mencionarla. Su hermano no queria oir nada de ella y Elliot siempre supuso que se debia a que su ego masculino habia sido pisoteado al irse ella y abandonarlo. A pesar de que el, si sabia que era lo que realemente habia pasado. Y por eso disfrutaba de ver a su hermano tan torturado –Dime ¿Es por eso? –Elliot miro su reloj –Ya debe estar aterrizando su avion –levanto la vista para ver a su hermano –Ahora que lo pienso ¿Tu no tenias que ir a casa de Jeff? Puede que te la encuentres

-¿Quieres callarte de una vez? –sono mas a un gruñido que una frase, Kyle atraveso a su hermano con la mirada –El regreso de … ella, no tiene nada que ver.

-¿Estas seguro de eso? –Elliot sonrio con suspicacia –Pues yo tengo ganas de verla

ELLADonde viven las historias. Descúbrelo ahora