C u a t r o.

85 13 4

Jimin lleva sus manos hasta su cabeza, pasando las mismas por su cabello, denotando la ansiedad que en ese momento recorre su cuerpo. Si es llevado por la policía, sus padres lo matarían, es más, ¡Lo dejarían allí encerrado por quien sabe cuanto tiempo hasta que aprenda la lección! Entonces, no iría a la preparatoria y sus calificaciones bajarían, sumando que su historial de antecedentes penales estaría manchado por lo que—dada ambas circunstancias— no recibiría una beca para la universidad de sus sueños, ni para ninguna otra, por lo tanto no estudiaría y tendría que conseguir un trabajo mediocre pero en estos tiempos, gracias a la crisis, no es fácil hacerlo, entonces ¡Terminaría viviendo debajo de un puente pidiendo limosna! ¡Fracasaría en la vida!

La sirena de la patrulla policiaca se escucha, las luces características de la misma se hacen presente y de repente la música se detiene.

—Oh, ya llegaron—anuncia como si nada.

La boca del castaño se abre, observando con incredulidad a Yoongi quien no se inmuta en hacer nada más que concentrarse en su historieta. La policía ha venido a por ellos ¡Y el no hace nada! Definitivamente, Jimin está a punto de desmayarse allí mismo.

—¡¿Cómo es que estás tan tranquilo?! ¡Vamos a ir presos! ¡Seremos criminales!

Yoongi sigue con un semblante impasible mientras a Jimin está a punto de tener un ataque de nervios.

Por otro lado, más específicamente, en el piso de abajo. Yoonji se había alejado de su presa lanzando bufidos, siendo prácticamente arrastrada del brazo por su nuevo amigo Taehyung quien aseguraba era de suma importancia su presencia ya que había sucedido algo con Jungkook.

—¿Ya me dirán qué es lo que sucede?—habló en un tono alto para ser escuchada sobre la música.

—¡Kook, muéstrale!

El castaño de mechones rosados asintió con la cabeza, tomando una botella de cerveza ya destapada para llevarse la misma a la boca; alzó la cabeza y sin hacer uso de sus manos comenzó a beber el contenido con rapidez hasta dejar el envase completamente vacío.

—¿No es genial?—preguntó con emoción.

—¿Me trajiste hasta aquí para mostrarme como Jungkook bebe cerveza sin usar las manos?

—Así es.

—¡Agh!—gruñó—¡Me perdí de una charla con Jimin por tú culpa!

—Ya encontrarás otra ocasión—se encogió de hombros.

—No lo entiendes. Esta era la oportunidad que mi hermano no iba a poder aprovechar pero se fue al carajo gracias a...

Sus palabras fueron cortadas de repente al escuchar la característica sirena de una patrulla policíaca junto con la música ser apagada.

—Mierda.

Los tres hablaron al unísono, observándose mutuamente.

En la planta de arriba Jimin es todo un manojo de nervios. Cuando finalmente Yoongi acaba de leer por completo el capítulo de su cómic, lo deja sobre la mesita de noche antes de dirigirse a su armario para abrir el mismo y dentro de este, sacar una pequeña tabla de madera que deja expuesto un muy pequeño cubículo en la pared el cual solo tiene cabida para únicamente una persona.

El castaño es tomado del brazo por Yoongi quien lo obliga a entrar en el diminuto espacio.

—¿Qué...Qué estás haciendo?

—Shh.

El pelinegro cierra la puerta del clóset antes de adentrarse con dificultad en el mismo espacio que Jimin y encajar de nuevo aquella tabla de madera, dejando la pared intacta. Como si no hubiera una especie de escondite secreto ahí.

Yoongi vs. Yoonji┊ ym + yoonjiRead this story for FREE!