Mañana que el mundo se acabe

103 11 4

Guardé la nota que me diste,
porque no te quería dejar ir.
Era un dibujo de mi rostro,
pero estaba hecho por ti.

Corrí lejos de la vida,
me acerqué tanto al final,
Que olvidé que entre más corría,
mis piernas más dejaban de volar.

Perdí tanto la memoria,
que hasta mi nombre desconocí.
Cual hilo, rojo, perdido,
me partí y ya no volví.

Miré tras la ventana,
las fotos no colgaban más,
del tapiz blanco de mi cuarto,
las paredes quise derrumbar.

Miradas en los pasillos
y marcas de cigarrillos.
Todos los que me lastimaron,
Son tan iguales, tan parecidos.

Faros sin focos ni barcos,
ni arena ni playas ni mar.
Solo tormentas y huracanes,
relámpagos en el patio de atrás.

Me tiré por la ventana
del más alto balcón
Traté de volar tan alto,
pero caí en tus notas de voz.

Tus fotos de múltiples rostros,
Me causaban ansiedad,
Pero ahora solo los veo,
Y pienso en lo solos que están.

Fantasmas corriendo descalzos,
En el salón, se escuchan sus llantos,
Me cansé de consolarlos,
ahora tropiezo mientras voy sollozando.

Me convertí en lo que mas temía,
Alguien que ya no quería,
Ahora yo soy ese faro,
Sin luz, ni rumbo, ni espacio.

Mañana que el mundo se acabe,
Recordaré lo que me hiciste sentir,
Huracanes, centellas y rayos.
Ahora me toca a mí, hacerte sufrir.

Ahora me toca a mí, hacerte sufrir

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
MEMORÁNDUM VOL.I | #JSP2019¡Lee esta historia GRATIS!