•veintidós•

2.4K 430 245

─¿Qué significa éste? ─pregunta una voz dulce; índice sobre una mancha de tinta negra esparcida en el brazo del rizado. 

 ─Solo es un ancla ─responde la voz gruesa─, lo hice mientras estaba ebrio como la mierda.

Una ceja se enarca en el rostro delicado. 

 ─¿No significa nada? 

 ─No todo lo que haces debe significar algo, pitufina ─responde. Su cabeza descansando sobre un par de piernas regordetas y su mirada fija en el rostro gacho del pequeño. 

Todo calmado, todo sereno. 

Se habían mantenido en esa posición desde el inicio de la película y hasta el final de ésta. Louis enredaba sus dedos en la cabellera achocolatada y quizá le acariciaba los labios de tanto en tanto, cada que Harry soltaba un suave ronquido. 

─Eso supongo ─responde el más bajo─. Creo que hay muchas cosas que hago sin saber por qué. 

Harry sonríe ladinamente y una chispa de curiosidad hace brillar sus fanales. 

─¿Qué cosas? ─cuestiona─. ¿Cosas sucias? 

Ahora el azul rueda. 

─Imbécil ─dice bajito y continúa peinando los rizos achocolatados─. Me refiero a, no sé... No quiero abrumarte con cosas emocionales cuando apenas he logrado mantenerte así de calmado. ─Sonríe y niega. 

Harry le mira fijamente. 

─¿En serio me crees imbécil? ─dice de repente; Louis alza una ceja─. ¿Tú en serio crees esta fachada de hijo de puta que tengo, coqueto? 

Louis se lo piensa un momento. 

─No sé, eres raro. ─El ceño del ojiverde se frunce y una risita escapa de los labios delgados─. Y me gustas así de raro a pesar de que no nos conozcamos lo suficiente, a pesar de que... de no interesarte de esa manera porque, de todos modos me permites besarte y acariciar tu cabello y eso es lindo. Eres lindo, tan lindo. 

Bien, quizá Louis no debe de exponer de esa manera sus sentimientos pero está bajo el efecto de ojos verdes y eso... eso lo debilita un mundo. 

─Tu mierda emocional va a ponerme emocional a mí también ─dice una voz grave; el ojiazul ríe y baja la mirada hacia el chico sobre su regazo. 

─¿Tienes sentimientos? 

Una sonrisa de labios gruesos aparece. 

─No ─contesta risueño y con hoyuelos decorando sus mejillas─. ¿Cuántos novios has tenido? ─cuestiona de repente. 

El castaño le ve ligeramente confundido, sin embargo, responde. 

─Uno. 

─Uhm... 

─¿Qué? ─pregunta levemente divertido y consternado─. No soy tan coqueto como me crees, en realidad, no sé si considerarlo novio novio. Quiero decir, sí nos besamos y eso pero nunca fue oficial, creo. ─Suspira─. No importa, ¿por qué preguntas? 

Strawberries and Cigarettes.Donde viven las historias. Descúbrelo ahora