🎨15: Un rompecabezas

802 109 3

Van a matarme, van a matarme, van a matarme.

Repetía constantemente en mi mente mientras nos llevaban a una celda para todos nosotros y unas cuantas personas en las celdas vecinas. Todos estábamos callados hasta que en un momento, los gemelos empezaron a reír a todo pulmón y los demás se les unieron exceptuándome.

-Están enfermos. _me crucé de brazos. -¡Estamos en prisión! _exclamé señalando el lugar.

-¡No me digas, Cabello! Pensé que era una casita de Barbie. _Hailee rió sarcásticamente y yo rodé los ojos.

-Relajate, Camz. Al menos estar en prisión ya estará tachado de tu lista de cosas por hacer antes de los 25. _Russell me sonrió para tranquilizarme y yo solo le di un empujón.

-No voy a llegar a los 25... Cuando mamá se entere, me liquidará. _después fruncí el ceño mirándola. -No me digas Camz.

-Lo siento... Camz. _Russell rió y yo la miré mal antes de sentarme en el suelo de aquella celda.

Pasó un largo rato en el que solo se escuchaban las respiraciones del grupo de Jauregui y mis amigas. Los gemelos jugaban piedra, papel o tijera mientras Ally los miraba. Hailee se había dormido en el regazo de Lauren y ésta la miraba antes de negar con la cabeza y mirar el techo. Mani se estaban pintando las uñas con el esmalte que logró meter en sus pechos en la requisa. Vero raspaba el piso con una ramita y Lucy la miraba. ______ miraba sus brazos y jugaba con un palito de bombón raspándolo de vez en cuando en el piso.

-Princesita, ven conmigo y se te va el miedo. _dijo uno de los presos que estaba al lado mirándome.

-Vete a la mierda. _dijo ______ fulminándolo con la mirada.

-¿Qué dijiste? _preguntó el hombre pegándose a los barrotes.

-Vete. A. La. Mierda. ¿Necesitas traducción? Déjala en paz. _Russell empezó a agitarse y el hombre la miraba con enojo.

-Agradece que estoy de este lado, mocosita. Ya estarías muerta.

Me hice al lado de ______ y acaricié su brazo.

-Tranquila, Russell. No vale la pena. _susurré y ella me miró.

Soltó un suspiro y relajó los hombros.

-Lo siento, no soporto a los idiotas. _pasó una mano por su cabello.

-¿Entonces como te soportas a ti y tus amigos? _bromeé y ella rió dándome un ligero empujón.

-Creo que deberías preguntar, ¿Cómo te soporto a ti? _sonrió y ésta vez fui yo quien le dió un pequeño empujón.

-No es gracioso.

-Pero te hizo sonreír.

Rodé los ojos y escuché el tintineo de unas llaves, levanté la mirada y el guardia nos miraba con recelo.

-Sus padres están aquí. _abrió la celda y todos nos levantamos algo temerosos. A mí en lo personal me temblaban las piernas.

Nuestros padres estaban con cara de pocos amigos esperándonos en la oficina de un oficial al mando. Mis padres hicieron una señal con la cabeza y se despidieron de todos. Miré a ______ y ésta me dijo con la mirada que me deseaba suerte.

Seguí a mis padres y me hice en la parte de atrás del auto sin decir ni una sola palabra. Cuando pasamos el primer semáforo, mi padre decidió hablar.

-¿Que sucedió? _pregunté y yo solté un suspiro.

-Solo nos divertíamos. _me encogí de hombros y mamá me miró.

London (CAMILA CABELLO Y TÚ) Donde viven las historias. Descúbrelo ahora