Capítulo 81

311 30 6

Lauren POV

Había entrado en la casa en la que se encontraba Miller y sus cómplices. Me quedé quieta durante unos segundos en el hall pensando en que pasaría ahora, pero no tardé en caminar hacia la sala de estar.

Ahí estaba Miller. Sentado en un sillón de cuero negro con un vaso de whisky en una mesita de cristal que estaba al lado del sillón, y entre sus dedos había un cigarrillo. Estaba vestido elegante. Llevaba pantalón y zapatos de vestir con una camisa blanca metida por dentro del pantalón. También llevaba una corbata negra al cuello. Y encima del respaldo de la silla se encontraba una americana negra. Vestía así antes de ir a la cárcel, ya que es lo normal en los empresarios normalmente.

Y había un hombre de vestimenta oscura a su lado. Había otro hombre sentado en un sofá también de cuero negro. En la cintura de su pantalón había un arma. Seguramente los demás también tenían una.

— ¿Qué tal el viaje, Jauregui? —habló Miller, captando mi atención.

Me miraba con una pequeña sonrisa ladeada. Se burlaba de mi, y me daban ganas de partirle la cara. Pero no podía hacerlo porque sería imposible salir viva de aquí cuando tenía cuatro hombres armados que lo respaldan y, además, seguro que el también lleva un arma por si acaso.

— No va a estar en mi lista de los mejores viajes que he hecho —dije, mostrándome serena y dando unos pasos para adentrarme en aquella sala de estar.

— Que pena —dijo con fingida tristeza para después sonreír.

Uno de los hombres que estaba detrás de mi se acercó a Miller y le entregó el maletín con el dinero.

— Espero que esté todo —dijo poniendo el maletín encima de la mesa de centro que había en la sala, y sentándose en el borde del sillón.

— Ese era el trato —dije, acercándome más hasta tener a solo un paso aquella mesa de centro.

Miller abrió el maletín y sonrió con suficiencia al ver el dinero. Se creía que había conseguido lo que quería y que se había salido con la suya. Ojalá todo salga bien y lo detengan porque así podré ver como su sonrisa arrogante se borra de su cara.

— ¿Ya puede irme? —pregunté, queriendo salir cuanto antes de aquí para volver a casa.

— ¿Tienes mucha prisa? —preguntó cerrando el maletín —. Hablemos un poco, Lauren.

— Tu y yo no tenemos nada de que hablar —dije seriamente.

— No hay muchos temas de los que podamos hablar, pero existe uno —dijo, mirándome fijamente —. Mike Jauregui.

— ¿Qué más quieres, Miller? Ya he cumplido con el trato —dije empezando a enfadarme porque no pensaba darle nada más.

— Tranquila, no quiero nada más —dijo, alzando las manos en son de paz con una sonrisa —. Solo quería hablar de él y preguntarte como está.

— No te interesa saber nada de él —volví a responder molesta.

— Has sacado su carácter por lo que veo —dijo recostándose de nuevo en el sillón —. Eso es bueno. Se te dará bien dirigir la empresa Jauregui.

— Sí, y me encargaré de que no trabaje nadie como tú en ella —dije dedicándole una sonrisa como las de el.

— Yo tampoco permitiría a alguien como yo trabajar en mi empresa —dijo, terminándose su vaso de whisky —. Siéntate, Jauregui.

Me senté en el sofá que estaba libre. Los hombres que había en el salón se alejaron un poco, dejándonos un poco de espacio para hablar.

— No debes decir nunca nada de esto a tu familia, ni amigos, ni novias. Si dices algo, tu familia correrá peligro —dijo serio, sin ningún tono de broma como antes —. Será como un secreto entre tu y yo. ¿Está claro?

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!