» Capítulo XII

3.8K 975 274

El día escolar transcurrió de lo peor. La escena en la cafetería provocó un odio profundo hacia TaeHyung de parte de la población estudiantil. Nadie dejaba de hablar de él, y lo peor de todo era que elogiaban a Yeo ChangGu por "rebajar" a un "estúpido mentiroso". Hasta aquel momento Jeon JungKook no había dado señales de vida. De hecho, ni TaeHyung ni YoonGi o Jimin lo habían visto.

    Era la hora de salida. Como de costumbre antes de que todo comenzara con el pelinegro, TaeHyung puso la mochila en su hombro decidido a irse a casa directamente. No esperaría a nadie y le pediría a YoonGi que salieran un poco más tarde, distraerse sería bueno. Los pasos del castaño eran, a diferencia de los demás días, pesados y tristes. Sus cabellos caían con rudeza porque miraba al suelo con algo de culpa. Se preguntaba a la vez si valía pelear tanto por alguien que no daba señales de interés. Justo antes de cruzar la reja de entrada, una mano sujetó con una delicada fuerza su brazo.

    — Aguarda un momento, Poochie.

    Cuando TaeHyung giró el cuello, sus ojos se posaron directamente en Jeon JungKook. El cabello del chico estaba húmedo a causa del sudor, cargaba en su hombro la mochila. Iba vestido con el uniforme de basketball puesto que, como siempre, aquel día era su practica. Las cosas estaban raras, porque no era aún la hora de su salida.

    TaeHyung observó con desdén al chico, y sin pensarlo mucho, se soltó de su agarre con fuerza.

    — ¡¿Dónde demonios has estado?! ¿Tienes idea del problema en el que estoy metido?

     TaeHyung entendía que era en vano decirle todo aquello. Hasta donde sabía, y por todo lo que alguna vez le dijo ese estúpido pelinegro, no se preocupaba ni siquiera un mili segundo por él. De todas maneras, tenía la necesidad de sacar el enojo y todo lo que no le dijo a Yeo ChangGu.

     La mirada de JungKook no expresa nada en absoluto.

    — ¿Por qué les haces tanto caso? —cuestiona Jeon con duda en su expresión—. Ellos hablan de todos, siempre. Se meten en cosas que no les importan. Además, tú y yo, y tus amigos saben que no es cierto.

    — ¡Entonces sí sabes y no te apareces a decir nada, o lo que sea! —exclama TaeHyung enojado. JungKook se queda quieto en su lugar, viendo dudoso al chico—. ¡Y qué si hablan de todos! Ni siquiera sabes cómo hablan de mí en mi propia cara, todos te protegen a ti. ¡ChangGu me dijo que era un perro!

    JungKook se da una palmada en la frente, como si todo fuera un gran disparate. Pero sabía que no. Tenía en cuenta qué era por lo que estaba pasando Kim TaeHyung. Inevitablemente, era una ley. Yeo ChangGu siempre le hace la vida imposible a todos sus pasajeros novios, porque, claro, estaba tan celoso de que él y JungKook no lograron el sueño que Yeo tuvo desde el primer grado.

    El enojo de TaeHyung se disipa en su interior, sus cejas están torneadas hacia abajo y sus ojos emiten un singular brillo que da a entender todo lo que tiene por dentro. De todas maneras, JungKook se cruza de brazos y seguido, mira atentamente a TaeHyung.

    — Hey, tú, ¿por qué no me has esperado hoy en la mañana?

     TaeHyung abre la boca seguido de la pregunta, estaba a punto de responder. Pero cae en cuenta, ¡¿por qué le cambia el tema tan de repente?!

    — ¡¿Qué demonios?! ¡Estoy pasando por el odio de media escuela! ¡¿Cómo se te ocurre que...?!

    La mano de JungKook cae directamente en la cabeza del chico, tomando con ligereza sus cabellos y acercándose cara a cara, bastante separados pero lo suficientemente juntos.

    — Me acostumbro a las rutinas —dice JungKook con seriedad—. ¿Cómo crees que me sentí cuando llegué y cierto tonto no estaba esperándome?

Love Ends // kookv¡Lee esta historia GRATIS!