Capítulo 4.

394 51 12

Doncaster, Cafeteria.
Domingo, 3:21pm.

Louis, Zayn, Niall y Harry llevaban varios minutos en una cafetería del centro dando ideas para la canción que habían terminado Harry y Niall, finalmente habían optado por cantarla tal y como estaba.

Entonces, Harry iniciaría, después Niall después iría yo y Louis junto a Niall terminarían de cantarla, ¿no? -menciona Zayn mientras tomaba un par de anotaciones en una esquina de las hojas, al ver a los chicos asentir Siguió escribiendo un par de cosas.-

Después de haber planeado que parte debería aprenderse cada uno decidieron finalmente ordenar algo para comer, ya cada uno con su bebida y compartiendo una rebanada grande de pastel de chocolate comenzaron a platicar sobre diferentes recuerdos que les haya sucedido.

Exactamente no recuerdo que día fue esto, pero, les juro que nunca imaginé que mi sobrino me había hecho dibujos por toda mi cara con plumón permanente, la gente me señalaba mientras reían y yo los saludaba amablemente. -Hizo un pequeño puchero al recordar aquel día tan vergonzoso para él.- ¡No bromeo! Mi hermano regañó a Theo mientras reía, no supe si sentirme bien porque lo había regañado o indignado porque se seguían riendo de mi.

Ambos mayores estaban que no podían con la anécdota del rubio, Jamás hubiesen imaginado que tuviera historias tan entretenidas, por lo que decidieron que él fuera el que más contara experiencias ya que sin duda alguna siempre terminarían riéndose.

Louis al notar la manera en la que Harry se quedaba mirando hacía un punto fijo frunció un poco su ceño le hizo un par de señas a Niall para que le permitiera sentarse junto al rizado.

Hey, Hazz, ¿sucede algo? -preguntó él mayor de la mesa una vez se había sentado junto al rizado.-

Sólo estaba un poco distraído, no sucede nada, ¿Quieren que ensayemos la canción o prefieren comer algo? -La única persona que respondió fue Niall diciendo un "Quiero comer"-

Lástima que lo que te quieres comer no se deja. -Menciona Louis mirando a Zayn divertido mientras alzaba sus cejas, solamente sintió una bolita de papel golpear su frente, al voltear a ver al rubio soltó una risa notando que este tenía las mejillas sonrojadas mientras miraba hacía su regazo, estar junto a Zayn lo ponía más nervioso.- ¿Por que no van y piden unas papas francesas grandes y de ahí comemos todos? -Le hizo varias señas a su mejor amigo pidiéndole cordialmente que lo dejaran a solas con Harry, al ver a Zayn y Niall pararse e ir hacía la caja voltea a ver a Harry quien lo miraba mientras sonreía burlonamente.- ¿Qué?

Existen mejores maneras de hacer que nos quedemos solos, la próxima vez me encargo yo. -Suelta una diminuta risa antes de tomar el lápiz y comenzar a dibujar garabatos en su cuaderno.-

¿la próxima vez? ¿Debería tomarme eso como un "Louis apresúrate a tener nuestra segunda cita"? -Ríe junto al rizado por varios segundos.-

No, Tonto, tómatelo como un "Comenzaré a enseñarte formas amables de pedir que te dejen a solas. -Mira al ojiazul de Reojo sin dejar de sonreír, al Dirigir su mirada a su cuaderno sintió unos labios posarse sobre su mejilla la cual se tornó en un suave color rojo carmesí al igual que la otra, voltea a ver a Louis intentando no sonreír.- ¿Eso a que se debió?

A Que eres hermoso, Y quería saber si tus mejillas saben tan dulces como parece, aunque creo que debería morderla para averiguarlo. -Mencionó esas palabras mientras se acercaba de nuevo a Harry intentando morder su mejilla pero lo único que logró fue sentir el cabello rizado de Harry.- Ah, Claro, te quitas la madre esa cuando intento morder tu mejilla pero en nuestra cita te costó mucho poder quitártela, me parece una injusticia, yo solam.. -Dejó de hablar cuando sintió un pequeño beso en su mejilla, voltea a ver a Harry sonriendo.- bonita manera de callarme, aunque prefiero en los labios.

Siguieron hablando por varios minutos más dejándose varios besos en sus mejillas, Ambos sabían que no era una cita, ya que no les duró mucho su tiempo a solas ya que llegaron sus mejores amigos con una charola con un plato grande de papas a la francesa y cuatro refrescos, así se pasaron la tarde del domingo, una próxima pareja dándose mimos entre sí y un adolescente enamorándose aún más de su Crush y un chico que por dentro se divertía al ver la ilusión del rizado.

Doncaster, Casa de los Styles.
Domingo, 11:43pm.

¿Quieres callarte y ya dormirte? -un Harry exhausto intento callar a su mejor amigo quien llevaba media hora hablando y hablando sobre esa tarde.- ¡Estas contándome cosas de hoy como si no hubiese estado ahí! -Se quejó al sentir la almohada caer sobre su torso.-

Estas diciéndome que Louis no te miraba con ternura, ¡No estuviste ahí! -recalcó el Rubio sentándose en su cama mirando Harry quien se había acomodado de lado dándole la espalda.-traes loco a ese hombre pero intenta disimularlo, y yo le ayudaré a que te des cuenta, amigo date cuenta.

Niall creía que Harry se había quedado dormido, ya que sabía que él solía dormir temprano, pero nunca creyó que Harry había escuchado sus últimos palabras y en esos momentos mordía la manga de su camiseta de pijama para intentar callar sus gritos se emoción, no todos los días escuchas decir que traes loco a tu Crush, ¿O sí?

✨✨✨

I'm back, Lamento haber durado una eternidad, pero aprovecharé estas vacaciones para actualizar seguido o al menos iniciar capítulos.
No olviden comentar y votar, También compartir, sean libres de corregir errores.

See you later. L

The Love Is Not A Game ||Larry Stylinson. Donde viven las historias. Descúbrelo ahora