Cap 18: Sentimientos encontrados.

161 18 10


28 millones de años para publicar, Realmente lo siento, yo estoy decepcionado de mí.



—¡PARA! ¡Por favor para! —trate de empujarlo, pero me tiene bien sostenido.

Joon apesta demasiado a alcohol y eso me provoca algo de nauseas, trato, de verdad que trato de quitármelo, pero no puedo, él comienza a meter sus manos por debajo de mi camisa y el contacto de sus fríos dedos con mi piel cálida, me provoca un gran escalofrío.

—Oye... oye, ya... de verdad no quiero, Hyun Joon—nada, nada de lo que le digo lo hace entrar en razón y eso me está enfureciendo. Comienzo a forcejear con él para tratar de escapar, pero no logro hacer mucho. Sin darme cuenta, lo golpee con mis rodillas.

Él me soltó y me lo termine de sacar de encima, aproveché y salí corriendo a mi cuarto, para encerrarme, pero Joon fue tras de mí y antes de que pudiera cerrar la puerta, él agarró la puerta y la empujo hacia atrás provocando que me cayera al suelo. Lo miré desde el suelo, verlo desde ese punto, ver que tan alto es y el deseo que sus ojos me transmite. Siento miedo, mucho miedo, por primera vez en mucho tiempo, siento que a lo que le he huido durante años, va a suceder en este momento.

Me levanté del suelo, ya no tenía escapatoria, no hay más lugar, solo intentar razonar con él un poco, para que no haga algo que termine con odiarlo mucho más de lo que ya lo hago, a pesar de mis otros sentimientos.

—Por favor...-dio unos cuantos pasos hacia mí. —Joon...—me tomó del brazo y me lanzo a la cama.

Me iba a mover, pero él puso todo su peso encima de mí, presionandome para que no me pudiera alejar, comenzó a subir mi camisa, a acariciar mi abdomen y mi pecho. Yo miré hacia arriba, me obligue a pensar en muchas cosas, a tratar de olvidar, que él está besando mi abdomen y dejando pequeñas marcas, estoy tratando de no pensar, que su mano se metió por debajo de mis pantalones y comenzó acariciar lugares que no debe de tocar sin mi permiso, no quiero pensar, en el hecho de que me obligó a sacarme los pantalones y que me dio una cacheta por llorar.

Respire lo más que pude al verlo desabrochar su pantalón y quitarse la camisa y tirarlo por algún sitio, no, no quiero a pesar de que siento lo que siento por él, no puedo, no quiero y no estoy dispuesto a tener algún tipo de intimidad con él. Pero Hyun Joon no entiende eso, no lo entiende sobrio y mucho menos lo hará borracho y pelear con él, significa hacerlo todo aún peor, hacer que todo me doliera mucho más.

—Por favor...—le volví a rogar.

— ¡Cállate!—Me gritó furioso.

El siguió besándome, esta vez ataco mis labios con mucha fuerza, mordiendo la comisura de mi labio inferior, incluso queriendo meter su lengua, pero reuní fuerzas y le mordí su labio, aproveche eso y le di un cabezazo que lo desoriento, así pude empujarlo y salir rápido de la cama y correr.

Mis nerviosismo no me dejaron abrir bien la puerta, pero cuando por fin lo hice, salí corriendo, lo más rápido que pude a la salida, pero en el pasillo, él agarró mi brazo con mucha fuerza. Traté de nuevo de zafarme de su agarre, hasta que de repente me soltó y sin darme cuenta, tropecé y golpe mi cabeza contra la fría pared del pasillo.

Después de recibir ese golpe, todo se volvió muy confuso, Joon me cargo hasta el cuatro, termino de sacarme lo que me quedaba de roma, y terminó con amarrarme muy fuerte las manos. Él sin algún pudor alguno, abrió mis piernas y se introdujo dentro de mí, mis sentidos de repente se activaron por el dolor y el fuerte grito que pegue, juro que se hubiera escuchado por todo el edificio, si las paredes de los cuartos no fueran tan gruesas.

Tal vez... No sea tan malo estar contigo.¡Lee esta historia GRATIS!