55. Apestas.

397 38 8

(Sonando "Let me down slowly" de Alec Benjamin)
_________
Tyler’s POV

Así es como se siente un corazón roto.

Ver a Madi alejándose con él hizo que se removiera cada vena en mi cuerpo, solté un bufido y caminé a paso apresurado a mi auto y manejé a gran velocidad hasta el Rouve.

-Hey bro- saluda Brad cuando me ve, le hago un gesto con la cabeza devolviéndole el saludo –Hay un nuevo trago, se llama Plasma- dijo y encargó un par, la mesera me guiñó un ojo al darme el trago, la ignoré y lo tragué de inmediato.

Madisson´s POV

Regresé a casa después de ayudar a Kyle y disculparme como mil veces por la actitud de Tyler, me puse pijama y cepillé mis dientes, me acomodé debajo de mis sábanas.

Intenté de mil formas poder dormir, pero no podía dejar de pensar en todo lo ocurrido.

Las manos de Tyler llenas de sangre, su cara golpeada, Kyle casi irreconocible por la gran cantidad de golpes sorprendentemente fuertes, oí un pequeño ruido en el pasillo me levanté de golpe y me acerqué a la puerta cautelosamente.

Tyler totalmente borracho sosteniéndose de las paredes al caminar –Princesssa- dio acercándose a mí con una sonrisa perdida –Tyler…- dejé la frase en el aire al sentir sus labios contra los míos.

Puede que este borracho, pero sigue besando igual de bien.

Me aparté y el frunció el ceño –Estas muy mal- dije intentando ayudarlo a caminar –Esssstoy bien en realidad, ahora que te veo- dice tirándose en mi cama como un saco de papas –Debes darte una ducha apestas a alcohol- dije arrugando la nariz –Apesssto a amor- dijo sonriendo otra vez.

Esa sonrisa.

Sacudí la cabeza apartando la mirada de su sonrisa y volviendo a concentrarme en la situación - ¿Por qué golpeaste a Kyle? – pregunté - ¿Por qué saliste con él? – contraataca –Yo pregunté primero- me senté a su lado –Esssstaba celossso, pensé en todasss las cosssas asquerosas que el piensssa de ti- admitió –El no piensa nada de mi- me crucé de brazos.

Tomó mi mano y me jaló haciéndome caer encima de él –Te amo- dijo para después besarme ferozmente –Tyler…- dije separándome –Ve a darte una ducha- le ordené intentando sacarlo de la cama - ¿Por qué no me amassss?– preguntó haciendo un puchero, rodé los ojos –Si lo hago Tyler- suspiré cansada.

Lección: nunca más dejar que se emborrache.

-Demuéstralo- dijo sonriendo seductoramente, sonreí divertida, me acerqué y lo besé lentamente permitiendo sentir el fuerte sabor a alcohol –Ahora a la ducha- lo empujé dentro de mi baño, salí de la habitación a buscar ropa que Chest había dejado olvidada.

Minutos después salió del baño con una toalla rodeando su cintura y pequeñas gotas deslizándose desde su cabello por todo su marcado abdomen, aparté mi vista lo más rápido que pude y le di la ropa -¿Mejor? – le pregunté –Bastante- respondió esta vez sin arrastrar las palabras, tomó bruscamente la ropa y tiró la puerta del baño.

Rodé los ojos al ver que seguía enojado, me acosté en mi cama y me dispuse a ver una película ya que no tenía sueño, cuando la película empezó Tyler salió del baño y dijo –Tenemos que hablar- y yo asentí.

- ¿Por qué estabas con él? – se sentó la silla de mi escritorio –Quedamos en salir, pero no estábamos solos- dijo encogiéndome de hombros, su mirada decía que continuara hablando –Estábamos con Vic, ella se fue y nosotros también nos íbamos cuando discutimos con una señora y ella cayó por las escaleras, llegó la policía y nos llevó, eso es todo y si no me crees no es mi problema- dije bruscamente y volviendo a concentrarme en la película.

Él no se movió de la silla, así que nos quedamos en silencio hasta que terminó la película –Lo siento- dijo en voz baja –Disculpa ¿Qué? – pregunté haciéndome la desentendida –Lo siento- dijo en voz alta y firme, pero su mirada era de arrepentimiento, me paré de la cama y la miré fijamente,. él caminó hasta donde yo estaba y se paró a pocos centímetros de mí –En verdad lo siento- susurró, suspiré y él tomó mi mano esperando una respuesta –No puedes ir golpeando a los chicos que se me acercan solo porque te molesta- dije –Si puedo- intentó bromear y le di un fuerte golpe en el brazo –Prometo no volver hacerlo- dijo acercándose más –Si lo vuelves a hacer de voy a castrar- amenacé –Gracias, pero mi amigo y yo estamos bien juntos- dijo con una sonrisa de perrito abandonado.

Lo abracé y correspondió el abrazo al instante –Te amo- susurró en mi oído, lo abracé con más fuerza y susurré –Yo mucho más- alcé mi rostro y unió nuestros labios inmediatamente en un beso que demostraba todo lo que sentíamos el uno por el otro, sus manos jugaban con el borde de mi blusa mientras yo enredaba mis dedos por su cabello atrayéndolo más hacia mí.

El beso se fue profundizando, sus manos quemaban mi piel mientras
nuestras lenguas se movían a un ritmo torturador que nos hacía querer más del otro, tratando de que nuestros cuerpos se fundieran en uno.

________
Holaaaa.

Quería preguntarles... ¿Que les está pareciendo la historia?

¿Ideas?
¿Sugerencias?
Lo que sea... :)

Yo nací para arder.¡Lee esta historia GRATIS!