Capitulo~4~Preparada para la pizza más rica que pueda existir en este planeta?~

1.4K 66 2

Narra Justin.

Después de esperar media hora a que el profesor de Física abriese la puerta sentados en las mesas y riendo, salimos de la clase tras coger nuestras cosas.

Salimos del instituto y ________ se queda de pie sobre un escalón de la entrada del instituto, me hace un gesto con la mano para que me acerque. Camino hasta ella, me coloca de espaldas a ella y poco después está encima mia agarrada como un mapache a mi.

Empiezo a caminar y recuerdo que el día que la había conocido la había llevado al parque de atracciones aunque hacía mucho frío.

Narra ________.

Justin me lleva a caballito, del bolsillo de su cazadora saco un paquete de tabaco, cojo un cigarro y lo enciendo. Primero fumo yo y después se lo doy a el.

Os preguntareis, paquete de tabaco? fumar? Pues si, yo había empezado hace dos años cuando tenía 16 años y mis padres se divorciaron y Justin por el mismo motivo, por la separación de Pattie y Jeremy.

Diez minutos después, llegamos a casa, esta vez estaba en la casa de Justin ya que cogeria ropa y cosas que necesitaba para ir a mi casa todo el día.

Dejo la mochila en una esquina de un largo sofá del salón y observo todos los rincones del salón. Camino hasta un mueble negro en el que había fotos, cojo uno en el que estaba puesta una foto de Justin cuando era pequeño. En mi rostro se forma una sonrisa de idiota al ver a aquel niño pequeño de pelo castaño largo, ojos color café grandes y una pequeña nariz.

-Cotilleando?- dice Justin bajando las escaleras.

-Puede ser.- digo riendo.- Me encanta esta foto, me la regalarás?- digo haciendo puchero.

-Si le doy a alguien esa foto mi madre me mataria.- dice riendo.- Está enamorada de esa foto.

-Yo también lo estoy.- digo colocando la foto en el mueble donde estaba.

Justin suelta una carcajada.

Cuando salimos de su casa, caminamos hasta la mia, era la casa de al lado asi que no quedaba lejos.

Entramos en la casa y Justin queda en el piso de abajo sentado en uno de los sillones del salón.

Mientras, yo subo al piso de arriba y entro en mi habitación. Dejo la mochila en una esquina del armario blanco y del armario saco un pantalón lila roto y ajustado, unas Converse altas blancas y una camiseta de manga larga blanca.

Dejo mi pelo suelto con un gorro blanco con orejas y bajo al piso de abajo.

-Preparada para probar la pizza más rica que pueda existir en este planeta?- dice con una sonrrisa pícara.

Suelto una carcajada y entro en la cocina. En la barra había arina, tomate...

Después de una hora la pizza sale del horno con buena pinta aunque nosotros con no tanta ya que Justin y yo teníamos arina por todos lados, es lo que tiene una guerra de arina, no?

-Y ahora nos sentaremos aqui, vale?- dice riendo mientras se sienta como un indio en el suelo manchado de arina.

-Vale.- digo con una de mis mejores sonrisas.- Si ve esto mi madre me mataria.- digo cogiendo un trozo de pizza.

Justin rie.- Entonces que no se entere.

-Mmmnm.- digo lambiendo mis labios, la pizza estaba buenisima.- Me casaria con esta pizza.

-Como seria tu boda perfecta?- dice Justin mientras saborea su trozo de pizza.

-Sería en un jardín, con rosas blancas en los arcos de hojas, pétalos de rosas blancas en el suelo como alfombra y un vestido blanco largo sin mangas pero no muy pomposo y una gran tarta.- digo recordando la boda del sueño.

Narra Justin.

-Como seria tu boda perfecta?- digo mientras saboreo el trozo de pizza.

-Sería en un jardín, con rosas blancas en los arcos de hojas, pétalos de rosas blancas en el suelo como alfombra y un vestido blanco largo sin mangas pero no muy pomposo y una gran tarta.- dice ________.

-Me gusta, si te casaras conmigo tendrias esa boda.- digo observándola.

-Vale, entonces serias mi marido.- dice riendo.

-Claro. Y te daria pizza así.- digo cogiendo mi trozo de pizza y dándoselo para que coma un trozo.

-Y nos tendríamos que besar.- dice a escasos centímetros de mis labios.

-Claro, nunca lo podrías dudar.- digo lambiendo mis labios.

-No?- dice mordiendo su labio inferior, lo que me volvía loco. Aparto un mechón de su pelo para detrás de la oreja y sujeto sus mejillas para besarla, necesitaba volver a saborear sus labios.

_________ se tumba encima mia mientras nos besamos, nuestras lenguas juegan entre ellas desesperadamente. Después de unos cinco o seis minutos, nos separamos por falta de aire, nuestras vistas esta vez no se esquivan.

-No.- susurro cerca de sus labios.

-Que te parece si esta noche salimos?- dice ________.

-Vale pero ahora nos vamos cuando recojamos esto todo.

-OK.

Narra _________.

Después de recoger y limpiar toda la cocina, subimos a mi habitación. Entro en el baño y me ducho, después de unos diez minutos salgo con dos toallas, una tapa mi cuerpo y otra mi pelo. Pongo mi ropa interior antes de salir del baño y salgo.

Miro a Justin, está con la boca abierta mientras me observa.

-Solo estoy en ropa interior, no es nada raro...- digo mientras camino hacia el armario.

-Eres perfecta.- dice rodeando mi cintura.

Suelto una carcajada.- No lo soy.

-Yo pienso que sip.- dice remarcando la p.

-Vete a duchar, quiero ver a donde me llevas.

Justin asiente y después de darme un beso en mi mejilla, entra en el baño.

Del armario saco un pantalón gris, un jersey azul celeste corto y unas Converse blancas.

Después de vestirme, liso mi pelo y lo recojo con una cinta azul celeste y blanca con lazo.

Justin se viste y cuando acaba cojo mi cazadora corta negra y mi iPhone.

Caminamos hasta su casa, no sabía el por qué ya que según él era una sorpresa.

-Vuelvo ahora.- dice el chico entrando por la puerta del garaje.

-OK.- digo sentándome en las escaleras de la entrada de la casa.

Durante el tiempo que tarda Justin, juego al Candy Crush, el aburrimiento podía conmigo y me había cansado de mirar las piedras que hacían un pasillo hasta la entrada de la casa.

El ruido de una moto me interrumpe, estaba muy cerca, me giro y veo a Justin subido en una moto negra mientras el sonreía.

-Monta.- dice dándome un casco negro brillante.

Mi boca aún estaba abierta formando una O, acabo riendo y aceptando el casco.

-Desde cuando tienes moto?- digo mientras coloco mi casco.

-Desde que se separaron mis padres, ya sabes, mi padre me la regaló.- dice mientras me mira.

-Waow.- digo riendo.- No pensaba que fumaras ni conducieras motos, me has engañado. Eres en chico malo.

Justin suelta una carcada.

Me subo a la moto, era la primera vez que me subía a una y normalmente siempre me habían dado un poco de miedo pero con Justin me sentía segura.

-Agárrate.- dice colocando sus manos un poco más arriba de la cintura.

Asiento y con mis brazos rodeo su cintura, puedo notar una sonrisa en su rostro. El motor de la moto comienza a sonar y Justin conduce hasta sabe quien donde.

Always? Always¡Lee esta historia GRATIS!