XIX; mi burbuja es gris

250 8 0

cuando Noah se fue hice contacto visual con Sophia la cual se encontraba a unos cuantos metros mio,y sin poder aguantar su pesada mirada volví al interior de la casa con la mirada baja.

quería irme, no soportaría estar las horas que quedan de esta fiesta en la misma casa que Noah gram. así que busque a mi madre la cual se encontraba a unos metros al lado de la puerta principal hablando con un hombre con el mismo traje que los gram, pero este se notaba viejo. tenia arrugas y cada vez que hablaba se marcaban mas,el sostenía una copa de vino en la mano derecha y la otra la tenia en el bolsillo delantero de sus pantalones negros. me acerque a ellos con cautela y toque el hombro de mi madre ganándome su atención y la del hombre a su lado.

-hola cariño-mi madre me miro con una sonrisa demasiado grande para su cara-el es Steve,y me esta dando una oferta increíble de trabajo.

mi madre,con 46 años era una increíble psicóloga que se especializaba en los casos mas extraños en niños o adolescentes,lo cual siempre le llevo mucho tiempo ser alguien importante y conocido.

-un gusto conocerte bella-el señor me extendió su mano y la acepte dándole un apretón a esta para luego volver a ver a mi madre.

-no me siento muy bien,puedes llevarme a casa?-la expresión en su rostro remarcaba un completo "no" pero espere su respuesta.

-ahora no, puedes ir caminando o que apolo te lleve. karen me contó que tiene licencia-y sin decir nada mas volvió a su conversación con Steve.

busque a apolo con la mirada y lo vi en el mismo sillón que antes pero ahora hablaba con simón mientras sostenía un plato pequeño con un pedazo de pastel arriba de este. me acerque a ellos con cautela y al llegar toque el hombro de apolo para ganar su atención.

-no me siento muy bien,puedes llevarme a casa?-le pregunte y una sonrisa se plasmo en su rostro.

-si,es una excusa para conducir-le entrego el plato a simón y se levanto del sofá negro para caminar hacia sus padres, yo me quede en mi lugar observando como simón devoraba el pastel.

luego de unos minutos apolo volvió con la llave de la camioneta en una mano y su billetera en otra.

camino hasta la puerta y sin saludar a nadie se fue,insinuando que lo seguiría,lo cual fue cierto. seguimos hasta el auto en el que el se subió en el copiloto y yo en el acompañante.

encendió el auto y comenzó a conducir por las angostas y gastadas calles del pueblo. el auto avanzaba despacio y apolo dudaba de cada movimiento,y yo lo entendida si yo estuviera en su lugar estaría igual.

había un silencio muy incomodo en el auto así busque algún tema de conversación.

-así que bethany?-baje la ventanilla luego de hablar,y por esa acción se escuchaban las hojas de los arboles mas altas.

apolo sonrió sonrojándose en pocos segundos mientras doblaba en volante por la calle Pride.

-si, pero como sabes eso?-no me miro y solo se limito a mirar al frente todo el tiempo,pero su sonrisa no se borraba.

-bueno, tu hermano me lo dejo muy en claro ayer-yo también reí pero amplia mente con una carcajada.

-nos encontró- hizo una pausa para luego hablar- ya sabes a lo que me refiero-asentí en respuesta y a lo lejos vi mi casa con las luces apagadas, desolada.

apolo me dejo en mi casa en la cual dormí hasta que mi madre me despertó con una enorme sonrisa y gritos,era la segunda vez en el día que pasaba esto.

camine hasta su habitación cuando escuche los gritos y vi una aleta en la cama,con ropa a los lados y a mi madre buscando algo en su armario desesperada mente.

-que pasa?-pregunte sentándome en su cama mientras la miraba sacar pilas y pilas de ropa y las colocaba a mi lado.

-Steve me contó de un caso en new york,un chico de 14 años que alucina y tiene muchos trastornos mas, es un caso increíble y si le doy un diagnostico o solo hago un informe mi carrera crecerá muchísimo bella.- cada palabra la dijo con mucha felicidad,y verla feliz a ella hizo que yo también me sienta feliz.

-y cuando te iras?-cerro la maleta y la paro en la cama.

-en 4 horas-me quede estática- vuelvo en 5 días.

-yo que voy a hacer?-estaba preocupada, 4 días sola en casa son un problema.

-te dejare 150 dolares, pero úsalos con cuidado. el refrigerador esta lleno y la alacena también, puedes ir en bus al instituto y los gram están al lado-bajo la maleta y me sonrió-todo a a estar bien.

asentí como respuesta.

me esperan unos largos días.

NoahRead this story for FREE!