53. No hay vuelta atrás.

381 44 16

(Sonando "I'm feeling you" de Rak-Su)

Les presento mi banda favorita.🤩
Escuchen mientras leen.

________
-Andy- dije en voz alta al cruzar el gran portón, el mencionado apareció segundos después, sus ojos dieron un brillo de esperanza al ver en mis manos la pequeña botella –Lo lograron- dijo sorprendido, -Si saben que ahora viene lo peor ¿cierto? –preguntó dudoso –No tienen por qué preocuparse, el viento se encargará de todo- dice Luke con sus manos unidas en su espalda.

–El mérito fue de ustedes, descubrieron cosas muy grandes, juntos- dijo Jones. Nos quedamos en silencio, pero la cara de Jones daba la impresión de estar descubriendo algo magnífico –Eso era lo que me faltaba- dijo aun viendo el suelo –Amigos, una familia- dijo negando sorprendido –Y nosotros somos una- dijo Victoria en voz baja.

¡Victoria!

-Debemos ir a un hospital ahora mismo- digo ayudándola y guiándola a los autos –Estoy bien- susurra –Si claro- digo irónicamente –Madi ¿Qué me vas a regalar en navidad? -pregunta en un susurro –Idiota, estas desangrándote- digo molesta –Lo sé, pero estoy segura de que voy a molestarte por mucho tiempo aun- dice con una sonrisa débil, niego con la cabeza y sigo conduciendo lo más rápido que puedo.

Estaciono en la entrada de emergencias y ayudo a Vic a caminar hasta llegar a una multitud enfermeros y enfermeras acompañados de un par de doctores
- ¿Qué pasó? – preguntó uno de ellos –Fuimos atacados en la calle- respondió la voz de Tyler a mis espaldas.

No sé cuánto llevaba esperando noticias de Victoria, pero estaba empezando a desesperarme, unos brazos me rodearon por la espalda.

–Princesa, va a estar bien, por favor es Vic, no nos vamos a librar de ella, aunque quisiéramos- intenta bromear, suspiro cansada y me siento en una silla verde, Tyler se sienta a mi lado, pero no dice palabra alguna hasta que la doctora se hace presente en la estancia.

-Jóvenes, buenas noches, la señorita Evans está estable, pero ocupa una transfusión de sangre, ¿alguno de ustedes es A positivo? - preguntó levantando la vista de unos papales que tenía en la mano –Yo soy O negativo- dijo Tyler levantándose –Excelente acompáñeme- dijo y ambos desaparecieron por el pasillo.

La noche de navidad pasó entre risas y papeles decorativos, la cena transcurrió divertida, todo era perfecto, familia, amigos. Mis padres salieron al aeropuerto apenas dieron las dos de la madrugada. Un guarda anunció la llegada de Tyler, acomodé mi vestido y caminé emocionada hasta el recibidor.

-Princesa… - dijo pasando sus ojos por mi cuerpo sin pudor, pasé mis manos por sus hombros e impactó sus labios con los míos, un beso profundo, demandante, deseoso y que sabía que ya no había marcha atrás.

Subimos las escaleras sin dejar de besarnos, abrió la puerta con una mano mientras la otra me pegaba más a él, la cerró apenas la cruzamos y me aprisionó contra la pared. Nuestras lenguas estaban en una guerra por el control, sus manos acariciaban mi torso e iban bajando el cierre de una manera lenta.

Mis manos tocaron el dobladillo de su camisa, tiré de ella dejando a la vista su cuerpo esculpido, sonrió de lado y acercó su cara a la mía –No tienes idea cuantas veces imaginé esto- me besó de nuevo ferozmente, me alzó hasta dejarme debajo de él en mi cama.

Depositó suaves besos en mi mandíbula y en mi cuello haciéndome respirar pesadamente. Se deshizo de mi vestido rápidamente, me volteé quedando a horcadas encima de él, alzó su torso para sentarse, sus manos pasaban por mi cuerpo haciéndolo arder de deseo.

Mordí su labio inferior levemente haciéndolo gruñir, dejé que mi cuerpo pusiera más peso sobre sus piernas sintiendo un gran bulto debajo de sus pantalones. Sonreí al notarlo y moví mis caderas rítmicamente, un sonido ronco trepó por su garganta y tomó mi cuerpo con más fuerza.

-Te amo- dijo sin dejar de besarme –No quiero que dudes de eso en ningún momento- advirtió mirándome a los ojos –Te amo- dije volviendo a besarlo, no pasaron muchos minutos para que la ropa desapareciera por completo.

-Eres hermosa, no entiendo cómo me vuelves loco con solo una mirada- dijo con la respiración agitada –Es un don- dije sonriendo –Eres mía- susurró en mis labios y nuestras caderas empezaron a chocar una y otra vez.

_______
Pero buenooooooo ¿que tenemos aquí? Sinceramente dudaba si escribir esta escena, bueno nunca había escrito algo así, espero haberlo hecho bien.

No se olviden de votar.
Mucho love :)

Y vayan a mi perfil, esta disponible mi segunda historia se llama Sunset, espero que les guste :)

Yo nací para arder.¡Lee esta historia GRATIS!