Capitulo 34: autocine

4.6K 143 5


Harry tomo mi mano fuerte mientras caminábamos por una habitación repleto de motocicletas, pude observar un gigantesco parque a través de un gran ventanal, solté la mano de Harry y camine a él, podía notar algunas pistas para conducir y observe a algunas personar pasar a gran velocidad por motocicleta, el día estaba bastante soleado en L.A pero aun así era agradable. 

-¿Qué piensas de esta?- lo escuche preguntar a lo lejos, lo mire enseguida y solo ahora me percate de lo bien que lucía, sus típicos pantalones oscuros extremadamente ajustados, llevaba un polera blanca simple y sobre ella una camisa de cuadros con diferentes colores claros. - ¿sucede algo?- pregunto y llegando a mi lado ¿Cuánto tiempo había estado mirándolo?

- no, lo lamento...yo estaba algo distraída-dije, Harry asintió y volvió a tomar mi mano llevándome al lugar donde él se encontraba. 

-¿te gusta?- pregunto señalando una de las motocicletas.

-me gusta- concluí después de echarle un vistazo, una motocicleta diseño retro estaba frente a nosotros, era sencilla y perfecta para los gustos de Harry, el mismo vendedor que nos recibió en la entrada de la tienda se acercó a nosotros cuando Harry le hizo una seña. 

-¿te gusta esta?- pregunto ubicándose al lado de Harry, asintió- tengo una de estas en las pistas, puedes probarla si quieres.

-claro, me encantaría- respondió entusiasmado, el joven nos guio hacia las pistas que pude notar por la grandes ventanas, un gran territorio repleto de áreas verdes, pistas lo cruzaban por algunas partes y ahora más personas eran las que transitaban por ella. 

-¿tienes licencia?- pregunto el joven cuando ya nos encontrábamos frente a la motocicleta que Harry había elegido, el asintió saco de su bolsillo delantero su billetera y de ella saco su licencia entregándosela, después de decirle a Harry las advertencias y algunas indicaciones de cómo utilizar la motocicleta se fue. 

-No sabía que tú conducías- dije mientras lo observaba subir a la motocicleta, acomodo un poco sus pantalones ajustados sobre sus muslos y luego me miro. 

-Robin tenía una muy parecida a esta antes- dijo pasando sus dedos por los frenos- el me enseño y después de eso saque licencia.- cuenta encogiéndose de hombros, paso una de sus manos por su cabello sedoso y tomo un casco que se encontraba en la parte trasera- ¿subirás conmigo?- pregunto extendiéndome el casco, yo asentí y me acerque para tomarlo, él lo alejo sonriendo y lo acomodo en mi cabeza, se giró y tomo el otro casco poniéndolo sobre su cabeza- ¡Arriba!- ordeno sonriendo. 
Me subí acomodando mis piernas a los lados de las suyas, Harry levanto su camisa a cuadros, acomode mis brazos alrededor de su cintura y la camisa cayó sobre mis brazos, pegue mi pecho a su espalda cuando el motor se enciendo y de inmediato comienza a andar. La velocidad es la máxima y aprieto mis brazos aún más a su alrededor, Harry se mueve por todos lados de la pista sin nada de temor, después de aproximadamente unas diez vueltas alrededor de estas grandes pistas a gran velocidad Harry decide frenar. Me ayudo a bajar y saco su casco al igual que el mío dejándolo sobre la motocicleta, caminamos a la tienda nuevamente y Harry camino al mostrador donde se encontraba el vendedor me quede esperando mientras miraba algunas motocicletas y después de unos quince minutos Harry volvió. 
-¿todo bien?- pregunte cuando salíamos de la tienda.

-excelente-contesto sonriendo y tomo mi mano- está reservada en UK, cuando volvamos podré retirarla. Ellos dijeron que podíamos volver después si queríamos, a divertirnos otra vez- me pregunto cuando llegamos a su auto.- podemos ir a comer y luego volver ¿Qué dices?

-¿es necesario volver?- dije mientras subía al auto- nosotros podemos hacer otra cosa. 

-sí, bueno...- murmuro mientras abrochaba el cinturón de seguridad- ¿no te gusto estar ahí?

-fue entretenido, pero talvez podríamos...

-¿tienes algo en mente?-interrumpió ya conduciendo. 

-no es la gran cosa- dije riendo un poco-pero realmente me gustaría ir al autocine. 

-podemos ir en la noche-sugirió- vamos a comer, luego volvemos y después vamos al autocine, ¿Qué dices?

-eso suena bien- dije sonriendo, el sonrió también si despegar su vista de al frente y apoyo una de sus manos en mi muslo. 

-¿Por qué te gusta tanto ese lugar?

- es entretenido- conteste apoyando mi mano sobre la de él acariciando sus dedos- no te parece lindo ir a ver una película, con la persona que te gusta, en tu auto, besarse sin que nadie los note...

-okey, bien si es lindo o bueno no precisamente lindo, pero es bueno- me interrumpió sonriendo y solté una pequeña risa.

(...)

-¿es por aquí? 

-sí, sigue derecho y luego a la izquierda- respondí mirando el mapa que había en su celular.

-¿estas segura?- pregunto mientras doblaba en la esquina, Harry no tenía ni la menor idea de donde quedaba el autocine en L.A y había conseguido un mapa en internet de cómo llegar al lugar- yo no veo nada por aquí. 

-dos cuadras más y llegamos- dije mientras pasaba mi dedo por la pantalla táctil

-bien- lo escuche murmurar mientras conducía. Llegamos al lugar y antes de entrar pagamos las entradas, Harry estaciono su auto un poco más alejado de los demás, realmente no habían muchas personas aquí aproximadamente siente autos más además de nosotros. Bajamos del auto y Harry inmediatamente tomo mi mano mientras caminábamos al carro de comidas, pidió las golosinas y bebidas y caminamos al auto nuevamente.

-será más cómodo aquí- dijo mientras abría la puerta trasera de su auto, yo asentí sonriendo y subí al auto, cerró la puerta a sus espaldas y se acomodó a mi lado, me dio mi comida y paso su brazo por sobre mi hombro sonriéndome cómplice, reí un poco y di un beso justo en el lugar donde se marcan sus hoyuelos y di un pequeño mordisco. 

-¿quieres ver la película?- pregunto acercando sus labios a los míos dando un pequeño beso en ellos. 

-es divertida- respondí sobre sus labios. 

-¿Cuál es?

-juntos y revueltos. 

-nunca la he visto- dijo repartiendo besos de mi boca hasta la mejilla.

-bien, entonces ahora la veras- conteste sonriendo mientras tomaba su rostro entre mis manos y lo hacía mirar al frente. La película comenzó y yo ya la había visto muchas veces, trababa de los protagonistas iba a una cita a ciegas y luego no querían volver a verse otra vez, pero luego cada uno por su lado contrata unas vacaciones familiares junto a sus hijos, se encuentran destinados a compartir por una semana la suite de lujo, entretenido. 
El celular de Harry comenzó a sonar cuando íbamos en la mitad de la película, levante mi cabeza del pecho de Harry mientras en miraba la pantalla.
-lo lamento, debo contestar- dijo abriendo la puerta, no sabía que era tan privado como para salir del el auto, pero el de todas maneras salió. A los minutos después Harry regreso, pero no precisamente a mi lado sino que al asiento del piloto. 

-¿está todo bien?- le pregunte apoyándome en el asiento delantero. 

-si...- murmuro mirando al frente- debemos irnos.

-¿Qué? ¿Por qué?- pregunte pasándome al asiento de adelante- en serio está todo bien, tu cara no lo demuestra en lo absoluto.-hable y Harry solo asintió y prendió el auto saliendo del autocine. Mientras conducía esto era realmente incomodo, él no hablaba o no me miraba y mucho menos sonreía. – Harry...-murmure desviando mi vista de la ventana- puedes decirme que es lo que pasa, no me gusta verte así. 

-te dejare afuera del edificio...- respondió cortante- yo necesito irme enseguida. 

-¿puedes decirme que está mal?- exclame ya cansada.- ¿Quién te llamo? Quiero saber porque tu cambio tan repentino de humor. 

-esto no te incumbe- respondió estacionándose frente al edificio.

-que te vaya bien- conteste suspirando y baje del auto, cerré la puerta de un postizo y camine edifico y pude escuchar el auto de Harry partir, yo no sabía en qué momento nuestra salida había cambiado el contexto completamente, ¿Qué era tenía que hacer? Pero lo más importante ¿Por qué yo no lo podía saber?

¿Quieren que continue? espero sus votosssss y comententarios

La sexta integrante |h.s| (editando)¡Lee esta historia GRATIS!