Capitulo 33: ¿tenías planeado ir?

4.6K 168 0

 Harry
La observe girarse en la cama, su espalda quedaba directamente hacia mi mientras ellas continuaba durmiendo. Levante mi mano y con mi dedo índice recorrí sus hombros continúe bajando por su columna vertebral hasta su espalda baja, reí un poco cuando ella murmuro algo. 
-basta de tocarme, pervertido- murmuro cuando mis manos continuaron por su trasero, ella se giró quedando frente a mí y yo en este preciso momento tenía una muy linda vista, ____ sonrió y se acercó a mi labios- buenos días- susurro sobre mis labios antes de besarme, pase mis manos por su cintura y la apreté contra mí- ¿no puedes resistirte?- pregunto riendo cuando yo subí sobre ella, mis labios recorrieron su cuello y clavícula.
-¿acaso eso es posible?- contesté riendo un poco sobre sus labios. 

 ____


-_______ Thompson- llamo una enfermera saliendo de una de las habitación, yo me levante de mi asiento y pude sentir las miradas de algunas persona- es tu turno, adelante- me dijo acariciando mi hombro, amable. Entre y ella se retiró del lugar, camine al asiento que estaba frente al escritorio del doctor y sonreí. 
-bien...tu nombre es...- murmuro mirando una de las fichas que estaban sobre su mesa-_____
-así es- murmure algo nerviosa. 
-vamos al caso, ¿Qué es lo que sucede? ¿Hay algún problema?- dijo siendo amable mientras se acomodaba en su asiento. 
-no es un problema en particular, es algo así como un “consejo”- dije asiendo comillas con mis dedos. 
-bien, adelante...
-yo quiero comenzar a tomar pastillas...anticonceptivas- hable algo avergonzada. 
-no eres la primera que viene por esto, ____. No debes estar nerviosa- dijo siendo amable. El me explico todo lo necesario para poder comenzar con esto y después de terminar su “charla”, me entrego algo así como una receta, donde salía el nombre de las pastillas, el lugar donde yo podía comprarlas, los días que debo de tomarlas, las instrucciones, todo lo necesario para poder consumirlas. Salí de la consulta directo a una de las farmacias más cercanas y le entregue la receta a una de las vendedoras. 
-esta farmacia no vende este tipo de medicamentos a menores de edad, debes de venir con...
-soy mayor de edad, tengo diecinueve- respondí, ella me miro incrédula. 
-algo que lo compruebe- dijo sonriendo estirando su mano. 
-claro- murmure mientras tomaba mi bolso, busque en mi billetera y saque mi cedula de identidad, se le entregue, la reviso y luego de eso volvió a mis manos, la guarde y la joven ya había desaparecido, supuse que había ido por las pastillas, después de unos minutos ella llego, pague lo que correspondía y luego salí de la farmacia. Decidí caminar hasta el hotel, quedaba a solo dos cuadras de donde me encontraba, unas cuantas personas se acercaron por una foto, gustosa sonreía para ellas. Mis ojos se abrieron cuando vi una portada de revista, “El reencuentro de Harry Styles y Taylor Swift”, camine rápidamente a negocio y compre la revista, la guarde en mi bolso y en el hotel la revisaría. 
Camine rápido al hotel y corrí por las escaleras, nunca me había gustado usar ascensor. Abrí la puerta de la habitación y vi unas cuantas bolsas sobre la mesa y supuse que Harry ya había llegado del supermercado, camine a la habitación y lo vi durmiendo sobre la cama, me acerque a él y lo cubrí con una manta, Harry solía ser muy friolento. Tome mi bolso y saque la revista, me senté a un lado de la cama y la abrí, desesperada por saber que decía. 
“Al parecer ninguno de estos dos chicos son rencorosos- leí- Esto quedó demostrado el sábado 1 de marzo cuando ambos llegaron hasta la fiesta de “The Weistein Company” con motivo de la celebración de los Premios Oscar y según comentó una persona que estaba en el evento al periódico “Daily Mail”, se les vio cómodos mientras hablaban. 
Parece que la intérprete de “Love Story” y el integrante de One Direction han dejado las rencillas en el pasado, lo que quedó demostrado cuando Harry fue invitado al backstage de uno de los conciertos de su ex novia” Nosotros habíamos ido juntos a esa fiesta, y yo los había visto conversar en un momento, Harry es libre de hablar con quien quiera pero me era imposible no molestarme por esto. Suspire y deje la revista en una de las mesitas que estaban junto a la cama. Salí de la habitación con la caja de pastillas en mi mano, tome una de ellas y deje la caja sobre la mesa. 
-¿Por qué tienes esto?- pregunto entrando a la cocina, su voz sonaba ronca, su cabello estaba despeina y venia sin su polera, ¿era posible poder concentrarme en esta conversación?
-me interesaba saber lo que decía...
-supongo que estas molesta- dijo acercándose un poco más.
-no...no lo sé- respondí un poco confundida mientras él se acercaba y me rodeaba con sus brazos- esto...es complicado, yo no quiero estarlo. Tú...tú puedes hablar con quién quieres, pero es...imposible no sentirme mal por esto. Lo lamento, Harry.
-no, no esto no es tu culpa, esto solo... ¿qué es esto?- me interrumpió tomando la caja de pastillas, se las quite enseguida escondiéndolas detrás de mí. 
-nada importante- respondí alejándome de sus brazos. 
-claro que si- dijo acercándose a mí- ¿es un medicamento no?, por algo lo estas tomando, ¿algo está mal?
-no...
-entonces, ¿Qué son?- pregunto, suspire y le entregue las caja, el las miro entendiendo lo que eran y sonrió- ¿Cuándo las compraste?
-esta tarde...
-¿sabes cómo se usan? ¿Cuándo se toman? Y esas cosas- pregunto sentándose en una de las sillas. 
- si...yo fui hoy con un doctor- conteste sentándome a su lado- el me explico todo lo necesario, el me dio algo como...
-¿Por qué no fuiste conmigo?-me interrumpió mirándome algo serio, sus típicas caras de preocupación. 
-no era necesario- murmure.
-si lo es, esto es sobre nosotros- respondió- se trata de algo nuestro...como pareja, sobre nuestro futuro. 
-lo lamento, yo no lo pensé de esa manera...- conteste, Harry dio un suspiro y dejo la pequeña caja sobre la mesa, se levantó de su asiento y se retiró de la cocina, molesto.- Harry...- murmure siguiéndolo hasta la habitación- basta, no es necesario molestarse- dije entrando a la habitación, el me ignoro y se reincorporo en la cama viendo televisión.- Harry...- dije subiéndome sobre el evitando que pudiera ver algo de televisión. 
-¿tenías planeado ir?- pregunto prestándome atención, sonreí cuando apoyo sus manos sobre mis muslos. 
-no...yo lo pensé esta mañana- respondí encogiéndome de hombros. 
-¿Por qué no me lo dijiste?
-no lo sé, yo no lo pensé Harry- conteste siento sincera- la próxima vez te lo diré, pero por favor, no te molesto conmigo- pedí besando su mejilla, Harry asintió y beso mis labios. 
-¿te dije que quería comprar una moto?- pregunto sobre mis labios, yo negué- bien, quiero una moto. 
-¿tú? ¿en moto?- pregunte algo asombrada, el asintió- eso sería...sexy, demasiado- dije riendo y Harry soltó una carcajada- hablo en serio, tú en moto, chaqueta de cuero negra, pantalones ajustados...lindo- dije sonriendo y mordí mi labio de solo imaginármelo. 
-una muy buena forma de conquistar chicas- concluyo, mi sonrisa desapareció y le di un codazo- solo bromeo- dijo riendo- solo quiero conquistar a una chica. 
-ya no es necesario- respondí sobre sus labios- porque esa chica está totalmente enamorada del chico motoquero- termine riendo y bese sus labios con deseo, lo escuche reír en el beso y podía jurar que él podía dejarme sin aliento con cosas tan simples como sonreír. 

Comente y voten si quieren cap nuevooo :) 

La sexta integrante |h.s| (editando)¡Lee esta historia GRATIS!