—Oh, Chispita, ¡deja caer tu cabello! —gritó desde afuera, yo traté de no reír y volví al sofá.

Entonces él abrió la puerta.

El respeto no duraba tanto amigos, claramente.

—Chispita, es una falta de respeto dejar a tus invitados afuera luego de cerrarles la puerta en la cara.

—No eres mi invitado, no me interesa —puse los pies sobre la mesa de centro mientras cambiaba de canal.

—Qué mal humor tenemos hoy, eh. Yo solo venía a ver có-¡AHHHH! —un grito de niña me sacó del aburrimiento que estaba teniendo al hacer zapping en la televisión— ¡Hay una rata en el departamento, Abby! ¿Debemos llamar a los exterminadores? —preguntó sentándose a mi lado.

Y luego abrazarme.

He aquí el macho pecho peludo soltando testosterona por dónde se le miraba.

—Tranquilo, damisela en apuros, no es una rata, es un hurón. Y definitivamente no llamaremos a un exterminador. Además de eso, te he dicho incontables veces que dejes de abrazarme. —Entonces él me miro y me pegó más a él.

—Hola, Abs. —sonrió y empezaba a acercarse, y ni siquiera tuve tiempo para forcejear ya que de un momento a otro Nate se quejaba porque el hurón le había mordido la mano. Gruñí y me acerqué al animal, golpeé su hocico sin llegar a hacerle daño y con un seco "No" lo metí a la jaula.

Qué rara forma de domesticarlo, pero eso me lo había dicho el veterinario, ¿y qué iba a hacer yo?

Pues hacerle caso.

Nate me miraba confundido y asombrado a la vez.

—¿Le pegaste porque no dejó que te bese, verdad? —bufé golpeándome la cara.

—No puedo creerlo. ¿Es que a caso ensayas para decir estupideces o te salen al natural?

—Ey, tranquila. Intentaba amenizar el momento ya que tu rata gigante arruinó nuestro beso.

—¿Nuestro beso? ¿Cuál? ¡Nate, deja de molestar! —golpeé el piso con el pie y gruñí.

—¿Pintaste el departamento? —sonrió cambiando totalmente de conversación.

—No, las paredes se aclararon solas.

—¿Puedes dejar el maltrato por un minuto?

—Lo haré cuanto seas amable, o veas friends.

—Pues friends será. —dijo él y volvió a sentarse tranquilamente al sofá.

—¿En serio? —hablé inmóvil, mirándolo como estúpida. ¿Qué más haría?

—Claro, tengo mucho tiempo.

Yo alcé una ceja y caminé hacia mi habitación lentamente mientras miraba hacia atrás al chico que, cómodamente miraba el techo de la sala. En cuanto saqué toda la colección de friends para acomodarla sobre la mesa de centro, Nate se incorporó en el asiento.

—¿Vamos a ver todo eso hoy? —preguntó mirándome y solté una carcajada.

—Ni aunque quieras, son casi doscientos cuarenta capítulos.

Y como si nunca lo hubiera imaginado, tenía a Nate a mi lado, riendo y viendo una serie "que no le llamaba la atención".

Hasta que empezó a verla, claro.

—¿Cómo se llama la rata? —preguntó mirando al pequeño animal que dormía en su jaula. Habíamos tomado un descanso luego de ver seis capítulos de la primera temporada, estaba preparando una gran taza de chocolate caliente porque el frío empezaba congelar mis dedos.

—No tiene nombre —me encogí de hombros y volví a la alacena para sacar los malvaviscos.

—Se parece a ti. Esa nariz pequeña, tiene ojeras y se la pasa durmiendo todo el día. Oh, y además de eso, es agresivo. —yo lo miré entrecerrando los ojos y le pegué en el brazo— ¿lo ves?

—Eres un tonto.

—Le llamaré sparkie.

—¿Qué?

—Sparkie significa chispita, se parece a ti, ¿no? Bien, le llamaré sparkie. —Lo miré y reí negando con la cabeza.

—Me gusta sparkie. —sonreí de lado y caminé hacia el living, siendo detenida por Nate.

—A mí también me gusta sparkie. —y por un momento pensé que había oído "me gustas" ¡já! cada día me volvía más loca. —Me voy, chispita.

Y no quería que se vaya. Estaba tan... Esperen, ¿qué?

No, no, no.

¡Definitivamente no!

—Bien, cuídate. —dicho esto, me acerqué a él, planté un beso en su mejilla y volví a mi camino con destino al cómodo sofá de la sala.

—Eh...

—¿Qué? —pregunté ya sentada tomando el control.

—¿Puedo volver mañana? Para seguir viendo... —yo lo miré riendo y el alzó una ceja.

—¿En serio necesitas preguntar? Si nunca lo haces.

—¿Eso es un sí?

—Eso es un qué me queda.

—¿Eso significa que te agrado?

—Largo de aquí. —señalé la puerta y Nate, riendo salió del departamento. Yo rodé los ojos y sonreí mordiendo mi labio inferior mientras negaba con la cabeza.

Buenas noches, Nate.

-----

Hula (/w\).

¿Qué tal?

Ya, ya que está un poco aburrido, pero los siguientes capítulos lo compensarán sbshdjshsnf.

Les quiero recordar que aún está abierto el tema de preguntas y respuestas, pueden preguntarle cosas a los personajes, o a si quieren (?).

Así que bien, he aquí el capitulo.
YA VAMOS A LLEGAR A LOS 2K ishzgdjdfn.

Las quiero.

Baai<3

True Colors (Retirada de Wattpad)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora