Capítulo 35

352 26 7

Sky llevaba toda la mañana nerviosa. ¿Qué le habría preparado Alec como primera cita? Sabía que él no era la persona más expresiva del mundo, pero no podía imaginarse de qué sería capaz en aquel momento. Lo único que la inquietaba era que no había visto al chico en todo en mañana.

-La vida real hace rato que te llama –dijo Izzy con una sonrisa picarona en los labios. Su amiga hacía cara de haber dormido poco, pero su cara de felicidad la había llevado a no preocuparse por el hecho del cansancio. Alec la había informado sobre los planes que tenía para llevar a cabo aquella primera cita tan esperada. Se la merecían los dos. Cada vez que intentaban salir como dos mundanos normales, la historia se giraba, a pesar de que ella sabía que aquello los hacía muy felices a los dos.

-Perdona Iz... Tengo la cabeza en otro lugar –contestó la chica, notando cómo toda ella se ponía roja.

-El amor es así, ¡no hace falta que me lo expliques! Pero sí que te diré que él tiene una cosa muy especial preparada para ti.

-¡Sabes qué haremos! ¡Dímelo! No me puedes dejar así...

Ambas amigas se pusieron a reír en medio de la sala de control, donde otros shadowhunters intentaban hacer su trabajo y buscaban alguna pista para llegar a su problema principal.

Clary apareció por el largo corredor principal con la cara más pálida de lo normal y las manos llenas de sangre. Hacía la expresión de estar en completo choque. Las chicas no tardaron ni dos segundos a correr hasta ella.

-No sé cómo ha pasado... Yo estaba entrenando y...

No pudo acabar la frase, puesto que una oleada de sangre caliente volvió a salirle de la boca. La pelirroja cayó de rodillas al suelo, justo encima del charco de sangre que acababa de crear.

-¡Clary! –gritó Izzy, sin saber cómo reaccionar.

Sky miró a su alrededor, observando cómo todos sus compañeros corrian arriba y abajo buscando alguna manera de ayudar la chica estirada en el suelo. Ella se concentró y consiguió levantar el cuerpo de la chica y la rodeó de una esfera de magia. Pasando por encima del charco de sangre, llegó a la enfermería y dejó el cuerpo inconsciente de Clary allá.

-Nosotros lo arreglaremos –le dijo una enfermera con prisas, cerrándole la puerta en las narices.

Se dejó caer hasta el suelo con la espalda enganchada a la pared. Tenía las manos llenas de sangre y sus huellas habían quedado grabadas en el suelo de todo el Instituto. En su cabeza solo hacía que repetir la imagen de Clary vomitando sangre. ¿Cómo había llegado a encontrarse de aquella manera? ¿Por qué nadie la había ayudado? ¿Con quién debía de estar entrenando en la sala?

-Hey, se pondrá bien –oyó que decía la voz de Izzy desde el fondo del pasillo-.Jace ya viene hacia aquí.

Jace... ¿cómo le explicarían el que habían visto? Ella no se veía en condiciones de hacerlo... algo dentro de su estómago se había removido al ver aquella escena.

La mañana ya había pasado, así como parte de la tarde. Jace y Sky estaban sentados en un banco ante la enfermería. El chico estaba bastante sereno, pero se notaba su inquietud ante el asunto. 

La misma enfermera que había echado de mala manera a Sky salió de la sala con una sonrisa dulce. Mientras se sacaba los guantes de plástico de las manos les anunció:

-La señorita Fairechild está a salvo. Pero tendrían que limpiar las armas de la sala de entrenamiento. Tenía veneno en las venas, por eso su cuerpo intentaba expulsarlo de alguna manera...

El submundo contigo (Alec Lightwood)¡Lee esta historia GRATIS!