Cap 16: Nuevo juego.

178 19 0


  Todo se había acabado, de un momento a otro mis altas expectativas. Mire a mi amiga y ella me miro demasiado preocupada, su cara al verme fue de inmediato a darme un abrazo, me sentí muy reconfortado. Después de deprimirme por más de dos horas, me puse a pensar en qué momento pasó y en donde estuve yo, porque de verdad no me di cuenta.

Fui al baño y me lavé la cara y salí obviando muchas cosas, yo no puedo ponerme mal, no tengo el derecho a hacerlo, ya que él a mí me puede gustar un montón, pero eso no cambia cuál es mi papel en esta historia.

Mi amiga se fue y yo me quede limpiando las cosas, ella antes de irme me animó un poco y lo aprecié bastante. Me acosté en el mueble y prendí la TV, agarré mi celular y comencé a mirar el número y sin darme cuenta le escribí a esa persona.

— ¿Por qué hice eso?

Los nervios en mi aumentaron y más cuando esa persona me respondió el mensaje que le había mandado.

— "Mañana a las 10 am" —leí lo que ella me había dicho, con la dirección del lugar

Me levanté del mueble con el corazón en la mano, y me quedé un rato sentado, viendo la pantalla del televisor y un sin fin de recuerdos pasaron por mi cabeza, buenos y malas, momentos en los cuales quise dejar de existir por un momento.

Apague la televisión y fue a mi cuarto a dormir, ya que mañana sería un largo día.

+

+

+

+

+

Antes de la hora acordada me fui a ese lugar, toda la mañana la había pasado completamente intranquilo y el hecho de que esa mujer me llamara y me soltara esa bomba así de la nada, me puso muy ansioso. Antes de pasar por el lugar acordado, compre dos café y unos bocadillos, me dirigí al lugar en que me citó y al estacionarme me baje.

Camine por una calle muy angosta donde mi carro no puede pasar, el camino estaba lleno de muchas casas todas en subida ya que es como una colina. Al llegar toqué el timbre del pequeño lugar repetidas veces, esperé un rato afuera hasta que escuche unos pasos dirigirse hasta la puerta.

— ¿Quién es? —escuché decir al otro lado y rápidamente reconocí esa voz.

—Soy Andrew—de inmediato la puerta se abrió y una mujer me miró con los ojos bien abierto.

Al verla, lo primero que observe fue su gran belleza, su piel pálida, sus ojos grandes y almendrados, sus labios algo gruesos, llevaba puesto un gorro y un vestido largo, alrededor de su cintura tiene puesto un delantal.

— ¿Usted es Mi Ra? —ella asintió.

—Puede pasar—yo le hice caso y entré.

El lugar donde vive es una pequeña casa, con un comedor pequeño que conecta con la cocina, también pude notar un pasillo en el cual solo hay tres puertas. Me quité los zapatos antes de entrar y antes de hacer cualquier otra cosa, le entregue lo que le traje.

—No tenías que hacerlo—sus mejillas se tiñeron de rojo.

—No te preocupes, no es nada—ella asintió un poco apenada y me guió hasta su mueble.

Me senté y ella fue un momento a la cocina a servir las pequeñas cosas que traje. Bebe un poco de mi café el cual sigue todavía caliente y eso es algo que agradecí bastante, ella se me acercó con un pequeño plato en el cual traía algunas de las cosas que compre, Mi Ra lo dejó sobre su mesita. Ella aparte de todo lo que trajo para comer, también trajo un sobré, me lo entregó sin decirme palabra alguna.
— ¿Qué es esto?
—Ábrelo y lo verás—yo lo abrí y noté como sus ojos se aguaron un poco.

Tal vez... No sea tan malo estar contigo.¡Lee esta historia GRATIS!