Parte Única.

138 13 5
                                                  

Jason despertó atado de manos y pies en una camilla similar a la de los hospitales.

Observó a su alrededor asustado y notó que estaba al parecer en una vieja cabaña con aspecto a una antigua carcel.
Más a su costado derecho podía distinguir una pequeña ventana que estaba siendo obstruida por una estanteria vacía,pero se podia distinguir la luz del día. Parecía reinar la tarde.

Él se encontraba por ahora sin un lugar donde vivir por lo tanto estaba siendo hospedado en la casa de sus amigos Dave y Junior,los cuales eran pareja. Así habían convivido por lo menos un año y medio. Se llevaban bastante bien.

Habian acordado salir ese dia por la mañana a recorrer el bosque. Se decía que habían varios ciervos y animales hermosos,algo que Newsted amaba.

Los tres se habían encaminado al bosque por aventuras. Los tres se habian encaminado a su peor pesadilla.

Ahora Jason estaba ahí,desnudo con una fina tela tapando su cuerpo menos sus extremidades. ¿Qué había hecho él para merecer estar ahí?

Pudo divisar una esquina de la habitación en la que había al parecer una mesa de madera vieja y gastada. Para su mala suerte,él reconoció los objetos que habían allí : Un desgarrador de senos,un collar de púas punitivo,uñas de gato,una horquilla,una cigueña,tres aplastapulgares,y un par de látigos, junto a otros.

Nunca sintió tanto terror en su vida.

Quería que todo fuera un feo sueño y ya.

Pero no.

Un hombre de pelos rubios entró y al verlo despierto sonrió. Era James,aquel humilde jardinero que tenia la pareja en su casa.

-¿James?

-¿No lo esperabas verdad? - Su característica risa resono en el lugar.

-¿qué mierda te hice para estar acá?

El rubio solo borró su sonrisa y prosiguió a acercarsele y besarlo.

Newsted al principio no colaboraba,a los segundos siguió el beso. Cuando James introdujo su lengua el menor aprovechó para mordersela.

Hetfield se separó rápidamente y se tocó la boca para ver en su mano su propia sangre.

Golpeó a Jason.

-¿Te crees valiente,huh? - lo desató y lanzó al suelo. Le pateo reiteradas veces el estómago,haciendo que el de rulos escupiera sangre y pidiera por ayuda en vano.

Después de eso,aún enojado,lo llevo a rastras hacia una de las paredes donde había un gancho. Ahí colocó la cadena que aprisionaba las muñecas del menor dejando que éste apenas toque el frío piso con sus pies.

-A ver,ahora golpeame,niño. - Con enojo y todo sonrió con orgullo,él no era su primera ni su última víctima. Un niñato como él no podría derrotar al gran James Hetfield.

-Dejame ir,no te he hecho nada. - Suplicaba.

-Tú me rechazaste. - lo tomó del cuello. - y tus amiguitos me trataban como esclavo,como mierda,¿entiendes?. Fui su marioneta,ahora ustedes son las mías. Soy su maestro y morirán para mi.

Lo soltó y se fue para volver con las uñas de gato y bruscamente insertarlas en la piel de Jason.

Él grito,su sangre recorría su espalda. El otro sonrió,su maldad se sasiaba.

-Cortare tus sucias alas. - Volvió a "rascarle" la espalda con aquel artefacto.

Cuando se sintió aburrido de tales maltratos,decidió que era hora de otra sangre en piso.

𝕾𝖚𝖎𝖈𝖎𝖉𝖊 & 𝕽𝖊𝖉𝖊𝖒𝖕𝖙𝖎𝖔𝖓Donde viven las historias. Descúbrelo ahora