Capitulo 7

1.2K 60 2

Todos estos intentos para no verlo de nuevo, han sido fallidos. Vino de improvisto y mi corazón late a mil por hora, por los nervios. Él me mira con una arrogante sonrisa que me hace querer patearle el trasero.

-Camille Tanto tiempo linda- me dijo sin quitar esa sonrisa. Yo rodé los ojos en modo de irritación

-Si... bueno pasa, Dabria está adentro- le dije dejándole espacio para que pase

- Es bueno volver a verte- me dijo coqueto mientras entraba

-Lástima que yo no pueda decir lo mismo- respondí sonriéndole falsamente. Él se rió por mi respuesta- Bueno, yo me voy a mi habitación. Ella bajará en un momento- le informé

Me di vuelta para irme, pero él me tomó el brazo y me jaló hacia él para que quedemos enfrentados.

-Nena, no puedes negar que me extrañabas-

Me zafe de su agarre pero sin moverme

-Lamento desilusionarte, pero no lo hice- le dije, ahora sí, yéndome a mi habitación.

-No necesitas engañarte- me dijo por último

Cuando estaba subiendo las escaleras para ir a mi habitación, Dabria bajó las escaleras velozmente con una sonrisa. Ugh, perra.

Llegué a mi habitación, y tomé mi celular. Tenía 2 mensajes, de los cuales uno era desconocido.

¿Pasas por mí o quieres que vaya a tu casa directamente?

                                                                                                              -Harry

Yo simplemente sonreí. Lo había extrañado de una manera inhumana, porque ¿Quién no extrañaría a su mejor amigo que no vio hace 5 años?

Y el otro mensaje era de mi padre, que decía que volvería en dos horas. Que me comporte con Dabria y... lo mismo de siempre.

Decidí responderle a Harry

En un rato paso ¿Cómo conseguiste mi número?

                                                                                           -Cam

Bajé las escaleras rápido, y cuando pasé por el living, los encontré en un momento muy comprometedor en el sofá. Ella a horcajadas de él. Agradezco que todavía lleven puesta su vestimenta. Justo en ese momento Dabria empezó a bajar sus besos, lo cual me sorprendió. Salí rápido de ese lugar para dirigirme a mi coche.

Cuando me subí a mi queridísimo Lamborghini, mi móvil vibró. Lo saqué de mi bolsillo y me fijé el mensaje que me había llegado.

Tengo suerte de que Jade no haya cambiado nunca su móvil. Todavía tengo su número. No me habías avisado que tu si lo cambiaste.

                                                                                                                                                      -Harry

Me reí internamente. Nunca les conté, pero él siempre tuvo una pequeña obsesión por ella. Han pasado 5 años y no creo que la haya olvidado.

¡Ups! Bueno ahora lo sabes. Qué raro que hayas recurrido a mi amiga

?Soportando A Mi Jefe? L.T.¡Lee esta historia GRATIS!