Capítulo 17

45.8K 3K 362

— ¡Joder! —se escuchó una voz quejarse al otro lado de la valla después del golpe.

¿Suena como Hayes o me lo estoy imaginando?

— ¡Shhhhhh! ¡Nos va a oir! —le callaron.

Llamadme loca, pero suena como Shawn.

— Pero es que Matt me ha...

— Venga ya, no seas quejica. Tampoco ha sido para tanto. —habló una tercera voz.

¿Matt?

— ¡Que os calléis! —¡¿Nash?!

¡¿Qué cojones está pasando?!

Gracias a que tenía las gafas de sol puestas pude levantar la vista para descubrir once cabezas al otro lado de la valla.

Tengo que admitir que me senti algo... ¿Acosada? Pues eso.

Decidí pasar de ellos, pero concentrarme en la lectura era bastante difícil por lo que agudicé un poco el oído para intentar enterarme de sus conversaciones.

Que no se percaten de que les he visto por Dios.

— ¿Creéis que se ha enfadado con nosotros? —preguntó Matt algo preocupado.

— Yo creo que está bastante claro que sí. —bufó Nash.— No sé ni qué hacemos aquí.

— Bueh, esa chica vive enfadada. —añadió Taylor y Matt le miró mal.— ¿Qué? Además, esta vez ha sido tu culpa. —contraatacó.

— ¡¿Mi culpa?! —reclamó molesto.

— Los celos Matthew, podrías haberlos controlado un poco. —respondió Nash.

— ¡Ah! Habló quien pudo. —esto se pone feo.

— ¡¿Queréis dejar de discutir?! Fue cosa de todos. —espetó Cam.

— ¿Y ahora qué? Se estaba empezando a llevar bien con nosotros. —habló Johnson.

— Yo lo veo bien así. Ella por su lado y nosotros por el nuestro. —soltó Nash indiferente y sinceramente sentí mis nervios calentarse, no solo por su comentario si no por la indiferencia con la que lo hizo.

— Tú eres subnormal. —le escupió Hayes y Nash le miro mal.

Ay madre.

— ¿Ah, sí? ¿Qué pasa, que te gusta? Pues una pena que te haya ido a gustar justo la niñata más dramática del barrio. —contraatacó.

Se está pasando.

Me estoy calentando.

— Tío no te pases. —me defendió Shawn.

— Es ella la que se lleva pasando con todos desde que llegó. —bufó molesto.

— Habla por tí. Si tú no sabes cómo tratar a una chica es tu problema, no el suyo. —replicó cortante Matt.

— ¡La defendéis porque os gusta! Se os nota a todos, babeáis por ella pero últimas noticias, la chica es insoportable. Desde que llegó parecemos imbéciles, miradnos, espiando. Es todo su culpa. Me alegro de que no nos hable más.

Bien, vale.

Ahí se ha pasado y aquí viene el orgullo.

Me levanté y me acerqué a la valla con paso firme, tirando el móvil y el libro a un lado en el césped llamando su atención.

— ¿Sí? Pues si piensas que soy tan insoportable y que soy un problema no sé qué coño haces aquí, en mi valla hablando de mí. O por qué ayer me viniste a buscar a mi casa y prácticamente me obligaste a pasar el día con vosotros. O por qué me espías desde tu ventana. O por qué te guardaste mi número de telefono. —le solté mientras todos me miraban sorprendidos.

El Clan Imbécil |Magcon Boys| EDITANDO¡Lee esta historia GRATIS!