Capítulo 78

227 22 1

Lauren POV

Llegué a casa y fui directa a mi habitación. Mis padres estaba viendo la tv, y sabían que había llegado, pero disimulaban por si acaso.

Metí el maletín con el dinero en el armario y lo tapé con un poco de ropa. De todas maneras no necesitaba preocuparme de que mis padres lo vieran porque lo sabían.

Me senté en la cama, y me quedé pensando sobre todo esto. Mañana sería el peor día porque seguramente vería a Miller. Solo espero que todo salga bien y no haya ningún riesgo. Estaba cansada de toda esta situación sin sentido. Solo quiero tranquilidad y paz para todos mis seres queridos.

Tocaron la puerta de mi habitación. Seguramente era mi padre. Abrí la puerta y el entró.

— ¿Ha ido todo bien? —preguntó un poco preocupado.

— Sí, papá. Supongo que sabrá que me llamó de nuevo —dije, refiriéndome a Miller.

— Me llamaron para avisarme de ello. No consiguen localizarlo. Al parecer está utilizando móviles desechables o te llama desde lugares públicos —explicó mi padre.

— ¿Entonces que pasará mañana si lo saben donde está? —pregunté exasperada.

— Nos llamarán esta noche de nuevo para avisarnos de que debemos hacer —dijo, y asentí con la cabeza —. Será mejor que salgas un rato con tus amigas en la tarde, así despejas un poco la mente.

— Tienes razón —dije con una media sonrisa.

Cuando mi padre se fue, me acosté en mi cama. Decidí hacerle caso y avisar a mis amigas para ir a dar una vuelta o algo. No quería quedarme encerrada en mi habitación pensando en que pasaría mañana.

Envié un mensaje por el grupo que teníamos y así lo verían todas.

Lauren: ¿Tenéis algo que hacer esta tarde? Me apetece salir un rato.

A esta hora están en clase. Tardarán un poco en responder, así que fui a darme una ducha porque tenía calor.

Camila POV

Salí de mi clase de economía empresarial, y fui a la cefetería. Necesitaba una café porque no había podido dormir bien durante la noche. No dejaba de pensar en que Lauren seguramente mañana tenga que encontrarse con Miller. No quería que le pasara nada. Estaba muy preocupaba por ella. Ojalá todo esto acabe pronto.

Me senté en una de las mesas a tomar mi café. Miré mi móvil y vi que Lauren había dejado un mensaje en el grupo preguntando si teníamos algo que hacer hoy. Me imagino que no querrá quedarse en casa pensando sobre qué el día de mañana.

Vi por el rabillo del ojo que alguien se acercaba a mi. Era Dinah.

— ¿Cómo estás? —preguntó mi mejor amiga.

— Cansada. No he podido dormir bien —respondí con un pequeño suspiro.

— ¿Por lo de Lauren, verdad? —preguntó —. Yo no dejo de pensar en ello.

— Ninguna deja de hacerlo —dijo Vero, apareciendo de repente y sentándose en la silla que quedaba libre a mi lado.

— Me has asustado —dije riéndome —. Avisa antes de llegar.

— No exageres —se rió un poco.

— Lauren pregunta que si podemos quedar esta tarde —dijo Dinah mirando su móvil.

— Podríamos quedar, y así dejamos de pensar en lo mismo —dijo Vero, y yo estuve de acuerdo con ella.

Escribimos por el grupo que podíamos quedar, y que nos dijera la hora y donde. Seguramente las demás también podían.

Nos quedamos un rato más en la cafetería y después cada una se fue a su clase.

Cuando salí de la universidad, fui a casa a comer, y después me quedé en mi habitación esperando que llegara la hora para irme porque había quedado con mis amigas. Me moría de ganas de ver a Lauren. Odio no poder estar cerca de ella. Pero no me queda de otra que esperar. Ya quedaba poco para acabar con todo esto.

Me di una ducha y me empecé a vestir para irme. Antes de llegar al Starbucks tenía que ir a buscar a Dinah y Normani a sus casa porque así iríamos juntas. Me despedí de mis padres y mi hermana, y salí de casa.

Keana POV

Me encontraba en uno de los despachos de la comisaría. Ya no tendría que venir más veces aquí. Había cumplido mi labor de ayudar a los Jauregui.

Ya no podía hacer más por ellos. Ya no tenía ningún tipo de comunicación con Miller y ya conseguí que Lauren contara lo que de verdad había pasado durante los días que estuvo desaparecida. Miller me pagó por mi ayuda porque ya no me necesitaba más. Eso fue antes del secuestro. Después tuvo la ayuda de Taylor Swift.

— Has sido de gran ayuda, Keana —
dijo una de las investigadoras  —. Los Jauregui te lo agradecerán mucho, y nosotros también.

— No hace falta que me lo agradezcan. He hecho lo que he podido —dije con sinceridad.

— Cuando todo esto termine, podrás contarles a tus nuevas amigas que formaste parte de esto —dijo sonriendo.

— Es cierto. Creo que ni se lo imaginan —me reí.

Tampoco saben que Alexa Ferrer fue una de las que ayudaba a Miller para separar a Camila y Lauren. Solo lo saben Clara y Mike porque hace unos días la interrogaron y le pidieron que contara todo lo que sabía. Ella no sabía casi nada. Solo habló de lo que le pidió Miller y las razones de por qué está haciendo esto el. Ella deberá devolver el dinero que le dio Miller, además de una sanción económica que deberá pagar y tendrá que hacer servicios sociales.

Taylor Swift ya devolvió el dinero y contó todo lo que sabía voluntariamente, y eso reduce sus cargos. Aunque aún así deberá hacer lo mismo que Ferrer, pero estoy segura de que tendrá la ayuda de los Cabello y Jauregui para pagar la sanción económica.

— ¿Qué pasará mañana? —pregunté preocupada.

— Estamos seguros de que Miller la llamará pronto para encontrarse con ella —dijo la investigadora —. No sabemos dónde está, así que Lauren deberá acudir al encuentro. Llevará un chip para que podamos seguir sus pasos, y también un micrófono para escuchar todo. Iremos detrás de ella, pero estaremos lo suficientemente lejos para que Miller no sospeche. Debemos tener máxima precaución.

— Espero que toda salga bien, y no haya heridos —dije deseando que todo saliera perfecto.

— Queremos preguntarte algo —dijo otro investigador.

— Lo que queráis —dije mirando a los dos.

— Nos gustaría saber si quieres venir con nosotros mañana al encuentro con Miller —dijo la investigadora, tomándome por sorpresa.

— ¿Es en serio? —pregunté incrédula.

— Sí, nos puedes servir de ayuda —dijo el investigador sentándose a mi lado.

— ¿En qué? Para lo de mañana necesitáis gente con experiencia y yo no tengo ni idea —dije sin entender para que me necesitarían.

— No te preocupes, eso lo sabemos. Por ello tu solo estarás para encargarte de Lauren —dijo la mujer frente a mi —. Nosotros sacaremos a Lauren de allí lo más rápido posible y tu te la llevarás después. Es mejor que esté con alguien que conoce para que esté tranquila.

Me quedé en silencio pensando en ello. No era muy difícil lo que me pedían y era algo de lo que me podía encargar sin problemas. Solo debía acompañar a Lauren cuando ellos la sacaran de allí.

— Está bien. Puedo hacerlo —dije segura de mis palabras.

— Perfecto —dijo la investigadora —. Nos vemos mañana.

Me despedí de ellos y salí de la comisaría para irme a mi casa. Mañana sería un día complicado.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!