Capítulo 1

548 25 0


Las tardes de Londres por lo general son sumamente frías, hoy no era la excepción, por lo que afirme más mi suéter en mis brazos.

Mientras caminaba por la acera veo que a mi alrededor casi no hay gente, no me sorprende puesto que la mayoría de las personas con este clima optan por quedarse en sus casas tomando un buen chocolate caliente con un par de galletas.

Estoy a escasos metros de mi destino <Mi trabajo> lo amo y no... No estoy loca, mi trabajo es el mejor.

No hay nada mejor para una lectora empedernida que trabajar en una librería.

Además que no es solo una librería pues también trabaja como cafetería. Por lo general los clientes compran sus libros y se sientan a leerlo mientras beben de su café o chocolate.

-Abby, llegaste puntual ¿acaso estas enferma?- me dice Adam con burla.

Adam es mi compañero de turno.

-No es gracioso- le digo sacando mi grandioso dedo corazón.

El solo se limita a sonreír.

-Nos vemos mañana linda.- dice dándome un beso en la mejilla.

La tarde transcurría normal clientes comprando sus libros y leyéndolos aquí pues a la mayoría le resulta acogedor.

-Disculpe señorita, tiene el tercer libro: Entre las sombras de Nicholas Coleman.- pregunta la chica emocionada.

-Lamento decirle que solo poseemos los dos libros, el tercero aún no está a la venta. Lo puede adquirir el próximo lunes.

-Pensé que ya había salido a la venta- dice avergonzada.

-Hoy salía a la venta, pero hubo un problema con la editorial- le sonrió.

-Gracias.

Vuelvo a sonreír en mi interior ya que yo también espero el tercer libro de Nicholas, sin duda Entre las sombras ha sido mi libro favorito donde narra la historia de Emiliano Jones un cantante sumamente reconocido que esconde un secreto oscuro: es líder de una banda de narcotráfico más peligrosas del país. El jura vengar la muerte de sus padres quienes fueron degollados por un ajuste de cuentas donde aún no se conoce la identidad del asesino. El y su hermano quedaron huérfanos a los 5 años de edad y no se detendrá hasta matar al asesino de sus padres.

-¿Otra vez pensando en Nicholas Coleman?

-Amelia me asustas- bufo. Amelia es mi mejor amiga compartimos clases en la universidad y además este trabajo.

Hemos estado juntas desde secundaria donde por accidente le derramé mi almuerzo en su mochila.

-Esta vez no estaba pensando en el.- chillo ruborizándome

-Debo sorprenderme ya que siendo tu amor platónico no estás pensando en él.

-cállate y atiende al cliente de la mesa 5.

- no te escaparas de mi- bufa

La tarde paso sumamente rápida, debe ser porque estuve leyendo.

Tras despedirme de la encargada de la tienda quien es una señora sumamente agradable tomo mi cartera y salgo.

Mi casa o mejor dicho mi departamento está a unas 8 cuadras de aquí y sin duda un buen ejercicio digo con sarcasmo.

Cuando de repente escucho gritos y observo gente correr me asusto, joder que estará pasando.

-Señorita por favor retírese de aquí ha ocurrido un atentado al banco central y...

No logro comprender que sucede hasta que lo veo caer al suelo y noto como su cabeza está sangrando.

¡¡Dios mío!! Le han disparado a este hombre en la cabeza.

Me echó a correr y no se ni lo que está pasando a mi alrededor solo veo gente muerta.

-Ven conmigo yo te protegeré.

Elevo mi mirada y me topo con unos ojos mieles, muy hermosos. Los eh visto en una parte de eso estoy segura.

No logro articular ninguna palabra hasta que algo en mi cabeza se enciende.

Veo con claridad dándome cuenta que.

-Soy Nicholas Coleman.

Por dios.

-Este lugar no es seguro, salgamos de aquí.-

Siento como me toma de la mano no tengo ninguna reacción, estoy en shock.

Mi escritor favorito y el modelo más codiciado del país quizás del mundo, me está ayudado a escapar de un atentado y yo estoy en shock.

Sin duda estas cosas solo se ven en los libros.

Mitades ImperfectasDonde viven las historias. Descúbrelo ahora