Capitulo 5

1.1K 83 14


JESSICA

Se en lo profundo de mi alma que no tiene sentido lo que voy a decir, pero, cuando me entere que Nicholas es un criminal lo primero que se me vino a la mente fue el hombre que mató a mi madre. Sé que jamás le logre ver la cara, pero, aun así. Al ver a Nicholas solo pude ver a mi madre muerta en el piso, y yo desplomada ahí, deseando estar muerta con ella.

Cuando Nicholas me alcanzo en el parque, en lo último en lo que quería pensar era en ir a mi casa con alguien que comete crímenes, y solo él sabe lo que hizo.

 Simplemente me aterre.

Mi primer pensamiento fue correr. Así que fue lo que hice, honestamente no pensé que me siguiera. Pero lo hizo. Cuando me agarro simplemente toda la ira que había guardado, exploto, y le di una cachetada. Mi mano empezó a arder por el golpe y yo le iba a pedir una disculpa, pero me agarro de la muñeca y me jaloneo cerca.

-Que te quede claro lo que te voy a decir Jessica, porque solo lo diré una vez- Me acerco aún más si era posible y con los dientes apretados inclino su cara hacia la mía- Nadie, absolutamente nadie me toca y se sale con la suya.

Mi respiración se empezó a agitar, no simplemente por la cercanía, también por el miedo. Nadie me había a hablado de esa manera jamás y jamás había visto a alguien tan enojado.

-Perdón Nicholas. Mi intención no era golpearte, pero tú te lo buscaste- Me zafó de su agarre y doy un paso hacia atrás. Nicholas bufa y alza las manos en el aire- Tienes razón yo me lo busque.

No me dio tiempo de decir otra cosa ya que veo como camina hacia el otro lado de la calle para subirse en su moto. ¿Me va a dejar aquí? ¿Esta loco? Parece que el cielo se va a caer si sigue lloviendo así.

Corro detrás de él y antes de que se suba a su moto lo jalo de su playera- ¿Qué crees que haces? - Me cruzo de brazos y frunzo el ceño. Él se sube a su moto y se pone su chaqueta que tenía en el asiento.

Wow, esa chaqueta se le ve muy bien. Noto como sus brazos se flexionan al ponerse su chaqueta y como sus músculos se tensan... Dios, ¡¿qué me pasa?! No puedo estar comiéndome a un criminal con la mirada. Es un criminal. ¡Un criminal!

Respiro fuertemente y recupero la postura antes de hablar- No planeas dejarme aquí- Veo que solo se me queda viendo, pero no me contesta- ¿O sí?

Nicholas se vuelve a acomodar en su moto y sin verme me dice- Es justo lo que planeo hacer.

-¡Pero va haber una tormenta!

-Perdón preciosa- Nicholas me voltea a ver y me dice- Tú te lo buscaste.

Y... se fue. Genial.

Corro y me pongo debajo del techo de una tienda. ¿Qué se supone que haga ahora? No le puedo marcar a mi tía, ella nunca contesta su teléfono ya que nunca tiene pila. Mis amigas no tienen auto, yo no tengo auto.

Bastante triste.

Una idea pasa por mi mente y saco mi teléfono buscando en mis contactos el nombre de Thomas.

-¡Thomas!- Grito su nombre inmediatamente que me contesta. Honestamente no pensé que me contestara, odia que le marquen, y odia que yo lo marqué.

Se escuchan unos sonidos en el fondo antes de que Thomas hable- Oye, estoy un poco ocupado en este momento- Lo interrumpo inmediatamente y le explico que me dejaron en la calle y que no tengo quien me lleve a casa.

-Está bien, está bien. Iré por ti, llego en 5.

Me cuelga y yo decido sentarme en la orilla de la banqueta. La lluvia ya ha bajado a un grado que es soportable y podría irme caminando a mi casa, pero prefiero que Thomas venga por mí. Conozco a Thomas ya desde unos años y es una de las personas más agradables que he conocido en mi vida.

Bad BoyDonde viven las historias. Descúbrelo ahora