30. Terrible clima

1K 52 0

- ¿Creen que es mejor dejarlo hasta aquí? -interviene Chest -Es peligroso, no sabemos a lo que nos enfrentamos ¡Ni siquiera es de este mundo! – Tyler se exaspera.

-Basta chicos tenemos que calmarnos- intervengo con voz suave -Voy a dar mi punto de vista, no quiero que me interrumpan- advierto -Las cosas están así…- tomo un marcador y pongo mi gran pizarra frente a ellos -A. Jones, aparentemente con problemas mentales, acusado de contrabando de drogas y armas- dije dibujando en la pizarra -Hizo acertijos o pistas para llegar a algo que aún no sabemos que es- pausa -Ese no sé qué, está involucrado con seres o cosas que no son de este mundo, llamémoslos demonios, como ya sabíamos, se suponía que Andy Ruggles Jones era ateo o estaba en una secta llamada Octus, que aún no sabemos a qué se dedicaban, cosa que, si decidimos seguir debemos averiguar- suspiro para seguir hablando -Fingió su muerte, junto a otros hombres que posiblemente o eso creo yo, pudieron estar involucrados en su plan, pero en este momento tengo total certeza que A. Jones si está muerto, ya que es imposible que esté vivo después de tanto tiempo, si está muerto, su lapida debe estar en algún cementerio, reitero, si seguimos debemos averiguarlo también, por lo tanto eso es lo que tenemos hasta ahora, pueden hablar-

El primero en hablar es Chest -Suponiendo que no haya hecho algúna cosa vudú o algo así que le permitirá permanecer en este mundo más tiempo y aun siga desarrollando su plan- Tyler habla -Exacto, como recurrir a dejar entrar un demonio a su cuerpo para no morir- y esboza una sonrisa ladina -Entonces supones que La sombra es Andy Jones- digo asimilándolo -Es una opción- dice Tyler y se enoje de hombros.

Seguimos discutiendo posibilidades hasta la madrugada, y los chicos se
fueron a sus casas, con cierto temor por lo que pueda pasar en la noche, pero teniendo en cuenta, como cuando éramos pequeños, una vez que amanezca los monstros se irán.

Los estruendos de los truenos que resonaban con eco entre el cielo y la tierra me hicieron despertar. Aunque no fue un despertar como el de los cuentos de hadas, ni mucho menos tranquilo ya que, el sonido que producen los truenos no es del todo amigable.

Cierta paz se apoderaba de mí, no hubo sueños. Mi celular sonó un par de veces indicando nuevos mensajes, lo tomé y vi la hora.

Ocho con treinta minutos, lo desbloqueé y fui directo a los mensajes.

Miller: ¿Nada de sueños paranormales? 
Yo: NOOO, Por fin, creo que no más de eso.
Miller: Eso creo, ¿Hacemos algo hoy? ¿Con todo el team misterio?
Yo: Seria genial, pero debemos ponernos de acuerdo, ¿seguimos o no con lo que sea que estemos haciendo?
Miller: Creo que es muy arriesgado, creo que no deberías seguir en esto, tu no, si quieres saber más de esto yo me encargo, sal de esto Madi.
Yo: Claramente con o sin ustedes voy a seguir investigando Tyler.
Miller: Eres un caso perdido Morgan. En todo caso si tu estas yo estoy, soy tu dragón ;)
Yo: ¿Dragón? ¿Por qué no un caballero de armadura?
Miller: Porque yo no soy un príncipe de esos libros que lees, no soy el bueno del cuento, solo un dragón.

Tyler’s POV:

Poniéndome una sudadera, poso mi mirada en el cristal de mi ventana, que terrible clima.

Para muchos es eso, un terrible día, oscuro, lluvioso, ruidoso…

Pero lo que a muchos les arruina el día, a mí me recuerda quien soy, de que estoy huyendo. Hace más o menos un mes de que conocí personas increíbles, Victoria, Palmer, Chest y Madisson, Chest es como mi hermano, hemos salido varias veces, fiestas, bolos, playa, y sin duda significa mucho que gaste su tiempo en una escoria como yo.

No he contado todo sobre mi, Madisson, ella, no soportaría ver decepción en sus ojos cuando se entere de toda la verdad, desde pequeño me enseñaron a no encariñarme con las personas ya que todas en mi vida son fugaces, unas mueren y otras solo se van.

Yo nací para arder.¡Lee esta historia GRATIS!