Capítulo 134.

312 22 4

Abro los ojos y estoy en una habitación, no la reconozco, alguien entra y miró bien es Alejandro

Estas bien -Habla tranquila

Que paso, no -Hablo pero me interrumpe

No hables, él no volverá a tocarte - Sonreí

El juego -Me siento en la cama

Aún no empieza -Habló

Como sabias que estaba en casa de Marcus -Lo miró y sonríe 

Tu hermano habló con todo el equipo, saben lo que pasa en realidad, saben que la chica que estuvo Harry tiene algo que ver con Marcus, todo estaba conectado, asi que hoy sería la última jugada de Marcus, puse a mi fraternidad a buscarte por la toda la escuela, pero no te encontraron, Raquel me dijo que alguien más te vio entrar a la casa de Marcus, para cuando llegue, la puerta estaba abierta y subí te escuche gritar y bueno ya sabes lo de demás -Habló un poco serio

Mi hermano -Lo mire y negó

No el no sabe, pero creo que tendrá millones de preguntas al ver tu labio -Hablo divertido, lo tocó y arde -. Deberías irte a casa, todos ya están en la escuela listos para el juego

Me levanto y bajamos, lo abrazo -. Gracias Alejandro 

Escucha se que tu hermano y yo tenemos diferencias pero eso no signifique que te vigile y sobre Harry, el no tiene la culpa, se que no es fácil perdonar lo que hizo pero no se deberías dejarle que te explique -Habla sincero y sonrió 

Eso haré y gracias, le dire a mi hermano lo que has hecho -Sonrió y él asiente, salgo de casa, cruzo la calle y entro a la gran casa, se siente fría, voy a mi cuarto y me doy un baño, al cerrar los ojos recuerdo la escena, los abro de inmediato, esto me dará pesadillas por muchos días, salgo y comienzo a arreglarme, estoy lista y miró la hora, salgo de mi habitación y voy a la cocina por un cubrebocas, salgo de casa y camino hacia la escuela, al entrar está vacía toda la gente se concentra en la cancha, camino por los fríos pasillos, alguien me toma de la muñeca y me mete a un salon, me tapa la boca 

No usas el collar -Habla, esa voz me hace estremecer, cierro los ojos, me suelta y me giro para verlo, de su mano cuelga el collar, lo miro atenta, el sonríe -. No lo vas a tomar 

Es suficiente -Hablo no muy segura

Suficiente? -Ríe -. No lo es, bien sabes lo que pasara si no lo usas - Lo tomo con miedo, lo pongo en mi cuello -. Mucho mejor, que te paso en el labio

Debes prometer que no le harás daño a nadie -Hablo en tono serio y él asiente 

Todo por ti mi vida -Sonreí y me tomo de la cabeza y me besa, me separo rápidamente -. A otra cosa 

La puerta se abre, Raquel entra -. Victoria te estamos buscando

Ella está ocupada -Hablo Marcus serio y ella me tomó de la mano

No ella se va -Me saca del salón 

Qué pasa Raquel -La miro

Nada pasa, se lo que pasa una de mis chicas se acostó con uno de su equipo y sabemos todo, tu hermano lo sabe -Me miró y entramos al baño, comienza a arreglarse 

Tu chica se meterá en problemas -Hable y me mira al espejo y ella niega

No, el chico no recuerda nada -Ríe -. Ahora quítate ese cubrebocas, no te vez nada linda con esa cosa

Estoy enferma no quiero -Me lo quitó despacio y agache la mirada, me la alzó y abrió los ojos -. No puedes decir nada

El idiota te tocó, Alejandro me dijo pero no sabía si creerle -Hizo una mueca

Viviendo Con Una Fraternidad¡Lee esta historia GRATIS!