Capitulo 26: solo a ti.

5.3K 188 3

 ____

-¿te quedaras aquí?- pregunte alejándome de sus labios aun manteniendo la cercanía. Asintió y dio un pequeño beso en mis labios, miro el reloj de su muñeca y hablo. 
-son casi las doce, ¿vamos a dormir?
-aún es temprano- conteste asiendo un mueca. 
-no dormiremos amor- dijo obvio, reí- me abrazaras, me besaras y muchas cosas más. 
-¿muchas cosas más?- pregunte burlona, asintió sonriendo- ve a la habitación, preparare café hace un poco de frio.- el asintió dio un pequeño beso en mis labios y corrió a las escaleras. Camine a la cocina y prepare dos cafés, con dos cucharadas de azúcar para Harry como a él le gustaba, subí las escaleras con ambas tazas en cada una de mis manos y abrí la puerta de mi habitación con el pie, entre y me encontré a Harry ya acostado en la cama, solo se podía ver su torso desnudo dejando ver sus tatuajes.- ¿quieres que te pase algo para dormir? Hace un poco de frio.- ofrecí entregándole la taza de café.
-no es necesario- respondió toando ambas tazas dejándolas sobre la pequeña mesa, se levantó de la cama parándose frente a mí- y preferiría que durmieras en ropa interior – paso sus manos por el borde de mi polera sacándola completamente- para sentirte más cerca- susurro en mi oído desabrochando el primer botón de mi pantalón, los bajo hasta mis tobillos y antes de subir deposito un cálido beso en mi muslo derecho. 
-hace frio- reclame, tire mis zapatos y saque completamente mis pantalones, Harry ignoro completamente mi reclamo y me tomo en sus brazos apoyándome sobre la cama tapándome con la sabanas y luego se acostó a mi lado abrazándome fuerte- Harry- murmure en su cuello. 
-Mmmm- murmuro cansado. 
-yo duermo sin sujetador- comente alejándome de él.
-por mí no hay problema- contesto sonriente. 
-seguro que no- dije sarcástica levantándome de la cama. 
-¿A dónde vas?
-por algo de ropa- conteste obvia. 
-¿porque?- chillo alargando la palabra. 
-no dormiré totalmente desnuda contigo- dije buscando algo en mi closet. 
-¿Por qué no?- chillo nuevamente, reí- ya te he visto desnuda, además tendrás puesta tu ropa interior.- negué con la cabeza sacando mi sujetador dándole la espalda y tome su polera blanca y luego volví a la cama- ¿mi polera?- murmuro haciéndose el enojado, solté una carcajada. 
-ya basta, tenía frio. 
-pero yo te puedo abrazar, no era necesario- continuo. 
-¿Qué día será el concierto de Eagles?- pregunte cambiando de tema, el suspiro y saco su mano de entre las sabanas contando con sus grandes dedos, fue inevitable no reír.
-tres, cuatro...-murmuro contando- en seis días más.
-te costó, eh- conteste burlándome de él, rio. 
- y luego cumpliremos cinco meses – canturreo. 
-¿Cuánto crees que duremos?- pregunte pasando mi dedo índice por su nariz. 
-no lo sé... ¿dos meses más?- respondió encogiéndose de hombros. 
-¡¿Qué?!- exclame. 
-es broma, amor- contesto riendo.
-no es gracioso, pero enserio, ¿Cuánto crees que duremos?- pregunte nuevamente. 
-no lose, amor- contesto pasando sus brazos por mi cintura- solo sé que te amo y que no te dejare ir nunca tan fácil.
-¿y si te enamoras de alguien más?- pregunte escondiendo mi cara en su pecho. 
-eso nunca pasara- murmuro acariciando mi cabello.
-¿y si pasa?
-Te amo como nunca había amado a alguien. -dijo tomando mi cara entre sus manos chocando nuestras narices- tienes el poder de hacerme sonreír sin ninguna razón y nunca podría dejarte, simplemente no puedo.- dio un pequeño beso en mis labios y se alejó sonriendo, su sonrisa. Cuando el sonreí el mundo se detenía y no había persona que no lo observara, porque es increíble tal y como es. 
-también te amo, Harry- hable sincera apoye mi cabeza en su pecho y di un cálido beso en el lugar, pase mis manos por su cintura acercándolo más a mí, moví mis piernas entrelazándolas con las suyas para poder quitar el frio, una de las manos de Harry acariciaba mi cabello y la otro estaba sobre mi cintura. Ambos disfrutábamos el momento en silencio, su pecho subía y bajaba y me agradaba la idea de sentirlo cerca, estar con él me hacía tan feliz me gustaría poder gritárselo a todo el mundo lo feliz que me hacía, estoy felizmente enamorada de él y no querría que otra persona me lo quitara. Gente como él hace que la vida tenga valor, literalmente no hay palabras para describir lo amable que es, no hay palabras para describir lo que Harry es. Levante mi cabeza mirándolo atenta, sus ojos estaban cerrados y respiraba calmadamente, una pequeña sonrisa había en sus labios y aún seguía despierto su mano seguía acariciando mi cabello, abrió los ojos y dio un pequeño y tierno beso en mis labios. Harry es el mejor ejemplo de buena persona, generoso, amoroso, seguro, respetuoso, decente, maravilloso, hermoso, amable, una maravillosa persona. Su existencia se convirtió en mi perdición, y yo no podría dejarlo ir nunca, lo amo, amo sus fotos raras, la forma en que sus labios se fruncen al hablar intentando no sonreír, su cabello caer sobre su cara, amo su voz ronca, y su risa, amo sus malos chistes, pero de todas maneras rio para no verlo fruncir el ceño en su linda cara, su sonrisa encantadora, amo cuando canta en la ducha y como trata a los demás, sus miradas de preocupación, yo podría abrazarlo y sentir el mundo en mis brazos, porque él es mi mundo. Nada podía hacerme más triste y más feliz que él. 
(…)

Harry.


Ya era la tercera vez que llamaba a ____ y ella no contestaba. Me encontraba en la habitación en el hotel de los Ángeles, Kendall caminaba de un lugar a otro buscando ropa por toda la habitación, Lamentablemente con ____ nos tuvimos que venir en vuelos diferentes, Simon dijo que podrían sospechar algo. Llame nuevamente esperando a que esta vez sí contestara. 
-Lamento no contestar estaba buscando mis maletas- hablo rápidamente, suspire. 
-creí que algo te había sucedido.
-no pasó nada- hablo con la voz costosa.
-¿sucede algo?- pregunte enseguida.
-mis maletas están muy pesadas- contesto y la escuche reír un poco. 
-¿quieres que valla por ti?
-No es necesario, ya sabes que lo dijo Simon, no debemos estar tan cerca.
-Está bien- suspire- ¿te quedaras en este hotel?
-no- susurro.
-Amor...
-mi hotel está a solo tres cuadras del tuyo- argumento.
-creí que venias para esta más cerca de mí- murmure. 
-y a eso vine, pero hay que mantener la distancia- contesto- hablamos luego ¿sí? Tomare el taxi ahora
-está bien, hablamos luego.-conteste- Te amo.
-también te amo- contesto risueña- nos vemos.- corto. Suspire y deje mi celular sobre la mesita que estaba junto a la cama, Kendall camino a mí con una taza en sus manos y se sentó en la orilla 
-¿____ ya llego?- pregunto tomando un poco de su taza. 
-sí, ya está aquí- murmure cansado. 
-¿vendrá al hotel?- pregunto nuevamente revisando su celular. 
-eso espero.
-bien- suspiro levantándose de la cama, dejo la taza sobre la mesita junto a la cama y hablo- saldré de compras, llegare tarde.
-está bien- murmure cerrando los ojos, el sueño me consumía.
(…)
Escuche la puerta abrirse y unos pasos delicados acercarse a la cama, supuse que era Kendall asique cerré los ojos nuevamente intentando volver a dormir. Unos delicados dedos pasaron por mi espalda causándome escalofríos.
-Kendall, basta- murmure aun dándole la espalda. 
-¿Kendall?- pregunto. Mis ojos se abrieron enseguida, me gire y me encontré con mi hermosa novia sonriéndome. 
-¿Cómo entraste?- pregunte acariciando su mejilla sonriendo 
-La joven de recepción me entregó las llaves, cuando me valla debo de devolvérselas- conto encogiéndose de hombros.
-¿te las entrego sin preguntarme a mí?
-era fan, ella sabía que te conocía tonto.- contesto obvia- ¿y porque no mejor me besas? Me estas preguntando puras estupideces- reclamo la atraje hacia mi pasando mis manos por su cuello y uni nuestros labios. Mmm como la había extrañado, pase mi mano desocupada por su cintura atrayéndola más a mí, ella sonrió sobre mis labios mordiendo mi labio inferior. Se separó un poco de mis labios au manteniendo la cercanía, puse mis manos en sus mejillas y di tres pequeños besos en sus labios antes de sepárame completamente, como siempre lo hacía.- te amo. 
-también te amo, mi amor- susurre, ella se separó de mis labios riendo. 
-¿mi amor?- pregunto burlona, yo asentí sonriendo- que cursi que estas.
-siempre te digo “amor”
-si pero no “mi amor”- argumento. 
-es lo mismos- conteste burlándome esta vez yo te ella. 
-no es mismo. 
-si es lo mismo, bebe- dije sonriendo. 
-¿bebe?- pregunto y luego soltó una carcajada.
-¿no te gusta?- ella negó enseguida. 
-es muy cursi- contesto haciendo una mueca.
-a mis novias las llamo, “amor” o “bebe”- le conté. 
-¿a todas?- pregunto alzando una ceja, celosa. 
-solo a ti.- dije tocando su nariz con mi dedo índice, ella sonrió sonrojada. Sonreí y la acerque nuevamente a mi besándola, la amaba y yo no me arrepentí de absolutamente nada, ella era mi todo y nadie podría remplazarla. 

Comentenn y votennnn, me gustaria hacerle una cuenta en ask a ambos para que sea algo mas "real" y entretenido, ¿que dicen?, comenten espero su respuesta, byeeeee :*

La sexta integrante |h.s| (editando)¡Lee esta historia GRATIS!