III; el cuadro

373 15 1

la cena transcurrió normalmente,mi sangre hervía al pensar en que Noah estaba con su sonrisa llena de burla y fastidio.hasta que nos fuimos,el señor y señora gram nos acompañaron a la puerta,mi madre no dejaba de repetir que les agradecía por la cena y por habernos invitado,ademas de muchos alagos   hacia sus hijos,estaba de a cuerdo con todos menos con los de Noah,según mi madre era un ángel,según yo,era un demonio.

ya me encontraba recostada en mi cama,con la ventana abierta mirando la pequeña cuidad en donde me crié,la sabana negra me cubría desde los pies hasta donde comenzaba mi  abdomen,el reloj a mi lado marcaba que eran la una de la mañana,lo cual no me molestaba en absoluto ya que era sábado,y los sábados no hago nada.

me puse a pensar en los gram,en su enorme casa y su extraña familia,en porque todo era tan elegante y porque con su clase alta eligieron justamente este pueblo para vivir,donde aquí nadie tiene tanto dinero como para tener semejante casona como la de ellos,cuando podían irse a cualquier otro lugar en el mundo,y lo mas importante,a que se debía el notorio interés ante mi madre y yo,nuestra familia.

unos ruidos provenientes de la ventana,pensé que podían ser murciélagos  pero cuando comenzaron a mas audibles comencé a asustarme,mire a todos lados hasta que una sobra cubrió la luz que me daba la luna,un grito salio de mi garganta y al ver como comenzaba a entrar en mi habitación corrí a al baño de mi habitación,una risa familiar se escucho del otro lado de la puerta de este.

-soy yo,Noah-que carajo hacia aquí

abrí la puerta con furia y ahí lo vi,sentado en mi cama,mirando mis sabanas. traía pantalones de pijama y una camiseta negra sin mangas.

-que carajos haces aquí?y como entraste?-apreté mis puños a mis costados mirándolo con la peor mirada que podía  hacer,hasta que me cuenta que seguro estaba haciendo el ridículo y relaje el ceño,la misma sonrisa volvió a formarse en sus labios,mi ceño se volvió a fruncir,me miro y se levanto de mi cama.

-olvidaste tu bolso-saco mi pequeño bolso negro de atrás de su espalda,estiro su brazo para dármelo y lo tome rápidamente,rió mirando al suelo

-y no era mas fácil tocar el timbre-colgué el bolso en el borde de la cama y tome una distancia considerable sobre el,mi habitación se sentía extrañamente pequeña con su cuerpo en esta.

-podría haberlo hecho pero seria menos interesante-camino hasta la ventana y corrio las cortinas

se iría así?sin pedir perdón por darme el peor susto de mi vida.

-no te disculparas?-freno en seco,y se rió,con esa sonrisa que tanto odiaba

-no.

salio de mi habitación con tanta confianza y determinacion que me dio miedo y me senti vulnerable ante su presencia.


al dia siguiente salí a correr,no sabia porque la gente lo hacia,no era para nada placentero pero por alguna extraña razón quería hacerlo tal vez me canse de no hacer nada.

al dar la vuelta manzana y pasar al lado de la casa gram unos gritos llamaron mi atención,los gritos se escuchan graves,como si dos hombres estuvieran discutiendo,pensé que podría ser  una pelea de hermanos entre apolo y Noah,pero al ver como apolo salia de la casa note que estaba completamente equivocada.

volví a mi casa extrañada,pero al ver a otra hombre sentado en la sala de star,me enoje,cerré la puerta detrás de mi de un  portazo,ya no lo soportaba mas.

desde que mi padre murió,mi madre estaba bastante activa en el sentido sexual,cada semana con un hombre nuevo,como si mi padre no hubiera valido absolutamente nada para ella.

mi madre se sobresalto y soltó la taza de café que tenia en su mano haciendo que el liquido de esta cayera al suelo y los pedazos de vidrio se expandieran por el suelo. 

-otra mas,mama?-estaba enojada,furiosa.ya no aguantaba mas esto-que no te cansas?-se sorprendió ante mis palabras  

-no me hables así o...

-o que mama? me castigaras en mi habitación?porque lo que mas quiero es hacer eso y no volver a verte-el hombre en la mesa miraba la escena algo incomodo 

-sal de esta casa-se puso firme,lo decía enserio.me estaba echando 

mire al hombre y luego a mi madre,salí de ahí casi corriendo.no cerré la puerta al salir,solo sali a correr,no tenia lugar de destino.

pase por al lado de apolo,que seguía sentado en las escaleras de su casa,me vio corriendo y sentí como me siguió con la mirada.

-bella-me llamo y detuve mis pies y me gire a mirarlo-quieres pasar?

su pregunta me hizo pasar,prácticamente no tenia a donde ir,y quedarme todo el día sola me parecía absurdo.

-si

me acerque a el,y se levanto del suelo en donde estaba sentado para quedar a mi altura,era un poco mas alto que yo,pero no por mucho.

entramos a su casa,toda la familia estaba en la sala,estaba simón sentado al lado de karen,mientras Noah estaba parado hablando con su padre anotando algo en un cuaderno negro con una pluma azul.

karen y simón se veían bastante  sorprendidos ante mi presencia,tanto que karen se aclaro la garganta,Noah y marcus dejaron de hablar,el rubio guardo rápidamente el cuaderno detrás de el,mientras me miraba sorprendido.llevaba el mismo pijama que cuando entro en mi habitación ayer por la noche,toda la familia estaba en pijama.

-hola bella-simón me saludo y le sonreí en respuesta,karen también me saludo junto a marcus,pero Noah no,y me molesto,pero yo tampoco iba a saludarlo.

-estaremos en mi habitación-apolo agarro mi mano y la jalo hasta las escaleras.

subimos las escaleras de madera mientras apolo miraba a Noah hasta que ya estábamos bastante arriba como para verlo.caminamos por los enormes pasillos llenos de cuadros hasta que uno llamo me atención,me solté del agarre de apolo y me fije en el cuadro.

una foto vieja,estaba marcus,karen y.....mi padre? porque estaba mi padre junto a ellos? estaban en una mesa al parecer en un restaurante,las luces eran tenues mi padre era joven,igual que la ultima vez que lo vi.

-apolo-lo llame y el vino al lado mio-porque esta mi padre en esta foto?-apolo miro a otro lado que no sea ni mis ojos ni la foto.

-no lo se-carraspeo-tal vez eran amigos-volvió a agarrar mi muñeca y me guió a su habitación,cerro la puerta detrás de el,mire con atención su habitación,las paredes eran blancas y los bordes de las ventanas dorados,al parecer toda su casa combinaba,las sabanas de su cama eran blancas también,la cama era para dos personas y una estantería con juegos de mesa adornaba la pared junto a un póster de queen .

-porque saliste tan rápido de tu casa?-se sentó en la cama y yo hice lo mismo,no le diría la verdad,ni siquiera lo conozco,ni se que estoy haciendo aquí.

-solo quería correr-mire mis zapatillas deportivas las cuales eran de mi madre pero que por una que otra razón las usaba yo,tal vez porque ella ni sale a caminar.

-okay-nos quedamos en un silencia suficientemente incomodo como para que los dos miráramos toda la habitación mirando algo de lo cual hablar.

-quieres jugar a un juego?-se freno a mirarme y yo asentí.se paro en la cama haciendo que el colchón se hunda a mi lado y saco cartas de la estantería.

toda esa tarde jugamos al poker,sin parar,hasta que se hizo tarde y decidí ir a casa,me despedí de todos menos de Noah,y no sabia que eso seria un error.


NoahRead this story for FREE!