19. ¿Voy a morir?

1.3K 68 0

Les recomiendo escuchar la canción en multimedia mientras leen.
(Sonando "Love lies")
___________________
- ¿Morgan? ¿Cómo, Edward Morgan?-
levantó una ceja -Así es, él es mi padre- retiré mi mano de la suya -Claro, eres idéntica a él- dijo con una leve sonrisa -Bueno... necesitamos tu ayuda- dijo Tyler -Vamos adentro, ahí vamos a hablar.

Loren abrió una puerta sucia, abriendo paso a una habitación bastante grande, llena de velas apagadas y en el techo un candelabro hermoso, había una mesa con tres sillas a su alrededor, Loren se sentó en una de ellas y nos indicó a Tyler y a mí que nos sentáramos en las otras dos sillas.

-Bien, ¿Qué es lo que sucede? - dijo entrelazando sus dedos encima de la
mesa -Madi, tuvo un sueño, bueno, más bien una pesadilla de un asesinato y tal vez sea solo una pesadilla más pero también podría significar algo-explicó Tyler mientras todos en la habitación le poníamos atención, Palmer, Vic y Chest estaban sentados en un sofá cerca de la mesa.

-Cuéntame que pasó exactamente en esa pesadilla- dijo muy seria.

Le relaté toda la historia, con todos los detalles escalofriantes de ese asesinato, al relatarlo mis manos volvían a temblar, Tyler al notarlo tomó mis manos para que pudiera seguir contando lo que pasó.

- ¿Qué hiciste cuando te levantaste? - preguntó Loren -Intenté calmarme y fui al baño para lavarme la cara e intenté llamar a Palmer- la volví a ver y ella esbozó una sonrisa nerviosa o asustada -Pero mis manos no me lo permitieron porque no dejaban de temblar.

-Sabes, lo más curioso de esto es que recuerdas todo lo que sucedió- Loren se paró y fue a buscar algo y volvió con una botella diminuta en sus manos y la puso en el centro de la mesa junto con unas cartas que tenían unas figuras raras dibujadas.

-Tiene razón Madi, siempre se olvida lo que pasa en los sueños, a veces
inmediatamente o un rato después- dijo Victoria viendo fijamente el suelo con su ceño fruncido, como si estuviera creando una conspiración en su mente.

-Escucha Madisson- dijo Loren sentada frente a mí -Tyler levántate de la mesa y siéntate con ellos- dijo señalando el sofá, Tyler dejó mis manos para levantarse y por impulso mis manos volvieron a temblar -No tengas miedo, no pasa nada- dijo y plantó un beso en mi mejilla haciendo que todo el infierno en mi empezara a arder.

-Vas a cerrar los ojos y vas a imaginar el sueño tal y como la primera vez que pasó- asentí con la cabeza -Pon tu mano aquí- dijo señalando un cristal
-Antes de ponerla voy a ponerte este líquido en la mano- le extendí mi mano y ella abrió la pequeña botella que había traído y llenó mi mano de un líquido azul - ¿Qué es? - pregunté -Me creerías loca si te lo digo- y una risa muy dulce salió de su boca -Necesito que guarden silencio total- mis amigos asintieron -Pon tu mano y cierra tus ojos y empieza a imaginarlo linda- así lo hice.

Empecé a sentir cierto calor reconfortante mientras que en mi mente, la imagen de la mujer desangrándose.

Abrí los ojos lentamente y noté que todas las velas estaban encendidas, mi mano ya no tenía el líquido azul, en cambio tenía sangre, me giré para ver a mis amigos y todos tenían los ojos como platos mirándome fijamente.

-Esto es peligroso- dijo viendo fijamente las cartas que había puesto en la mesa - ¿Qué?, ¿Qué es peligroso? - dije acercando mi cara a las cartas, pero claramente yo solo veía los dibujos en ellas - ¿Qué sucede Loren? - insistí y ella me volvió a ver -Son signos de muerte- dijo con una sombra de miedo en sus ojos - ¿Vo... vo... voy a morir? - tartamudeé preocupada -No, pero la muerte va estar presente a tu alrededor- la velas se apagaron de repente.

Mi cabeza daba vueltas una y otra vez a la situación, pero ¿Qué tan real
puede ser lo que dicen unas estúpidas cartas? Podría ser solo una mentira y todo sería lo mismo.

Pero...

¿Y si tenía razón? Hay una pequeña posibilidad de que todo sea real, de que vaya morir gente a mi alrededor. En este momento nada tiene sentido, no sabemos lo que, va pasar en los próximos días, ni siquiera en unas horas.

-Loren vámonos ¡ahora! - gritó un hombre de mediana edad desde la puerta, ella se alarmó y se paró de la silla rápidamente - ¿Qué sucede? - preguntó agarrando un bolso negro y echando cosas en él -Hay un loco con un arma amenazando afuera, la mayoría logró salir, pero otros están con ese psicópata- dijo agarrando a Loren del brazo y saliendo de la habitación.

- ¿Qué hacemos? - preguntó alarmada Victoria, sus piernas temblaban y sus labios estaban pálidos -Tranquila vamos a salir de aquí- dijo Chest dándole un gesto de tranquilidad.

Yo nací para arder.¡Lee esta historia GRATIS!