Capítulo 15

109 19 3


LA MUJER MÁS LINDA DEL MUNDO

Fanfic por Yukino

Viktor x Yuuri

Capítulo 15.

«¿Está bien eso?... Dar mi arma cuando está aún cargada...» (*)




Viktor se ahogaba en cada esquina de su antigua habitación, como si los muros de esta cayeran sobre él y los escombros le golpearan y le mataran lentamente. Ver ahí todas sus medallas, sus trofeos y sus trajes no eran el recuerdo feliz de esa vida de ensueño que una vez tuvo, todo aquello no eran más que dagas que le ajaban la piel y le fragmentaban el corazón, se lo sacaban del pecho y le mostraban en su cara lo gris y pasado que ahora era. ¿Dónde estaba ese Viktor Nikiforov encantador que siempre tenía una sonrisa en el rostro? ¿Dónde estaba ese Viktor admirado, aclamado, que se movía como si la pista y sus piernas fueran una misma cosa? ¿Dónde había quedado aquel pentacampeón que levantaba ovaciones y suspiros a hombres y mujeres en cualquier parte del mundo? ¿Dónde estaba el Rey?... Estaba reducido a un salón de Ballet de lunes a viernes, trabajando para pagar sus cuentas y recibiendo un salario como el resto de mundo, sin ilusiones ni esperanzas. Solo vivía por vivir.

La habitación le daba vueltas y Viktor empezó a hiperventilar, se venía de nuevo otro ataque de ansiedad y pánico que creyó haber tenido controlados por años. Cada medalla era un ruido diferente de aplausos y gritos con su nombre, cada traje eran flashes de cámara sobre su humanidad, imparables en las entrevistas y en los finales de sus rutinas, cada brillante luz lo cegaban y lo acercaban al abismo.

Empezó a arrastrarse por la fina alfombra de su cuarto intentando subir a la cama, la crisis parecía empeorar, se quedaba sin aire, el sudor frío le deslizaba por frente y espalda y entonces escuchó de nuevo los gritos, las sirenas de ambulancias y policía, todo lo horrible de esa noche años atrás... y ahí gateando a la cama viró muy despacio a ver al techo y lo vio a él, colgando de una sábana por su cuello, meciéndose como una hoja muerta al viento. Viktor no pudo controlar el temblor de sus manos ni de su cabeza así que desesperado y enloquecido se tapó los oídos intentando con aquello hacer que los recuerdos dejaran de volver y se quedaran atorados afuera de la puerta.

—¡BASTA, BASTA, BASTA! —Gritó desesperado, asustado y abrumado mientras golpeaba su cabeza contra el piso. En ese momento tan horrible la muerte hubiera sido una gentil aliada y así lo pensó, mientras se golpeaba él mismo como si de esa forma los horrorosos recuerdos murieran en cada golpe. Lloraba y gritaba, ya la frente le empezaba a sangrar, todo al parecer terminaría y fue entonces que su Ipad, que estaba sobre la cama sonó al parecer entraba una video llamada. Se incorporó un poco y vio que se trataba de Yuuri Katsuki. Sonrió de a pocos mientras el aparto seguía sonando mostrando la foto de él en la pantalla. Temblando tomó el Ipad en sus manos y luego lo abrazó, como si aquello le devolviera la cordura, la alegría. Una persona en el mundo esperaba por él, una persona en el mundo en ese momento en el que él creía que la muerta era amiga, esperaba por hablarle, una persona le necesitaba. El aparato seguía sonando y él sobre la cama lo seguía abrazando. Volvió su vista al techo y ya nada colgaba de él, más que una antigua y costosa lámpara.

—¡Viktor! Hola, lo siento ¿te desperté?, se supone que no te duermes tan temprano... ¿Dónde estás? —Viktor no respondía nada, sólo lo veía a él mientras hablaba y hablaba, llevó los dedos a la pantalla y con la mirada nostálgica empezó a recorrer el rostro de Yuuri —¿Viktor estás ahí?, voy a colgar y a marcar de nuevo...

La mujer más linda del mundo.¡Lee esta historia GRATIS!