Capítulo 4 - Parte II

1.4K 130 6
                                              

— ¡Ya no doy más!

Ashley cerró el libro y se recostó en el suelo, tomándose la cabeza con sus manos. ¡Dios! El dolor en su cabeza era atroz.

— ¿Te gustaría dejar por aquí?

— No podemos, el trabajo es para mañana. Hay que terminarlo hoy.

— Bueno pero si quieres podemos terminarlo en nuestras casas. Es decir, tú te llevas un poco y yo me quedo con otro poco y lo terminamos por separado. No nos falta mucho igual.

Ashley se volteo para mirarlo. Aquellos ojos que le ponía… ¿Cómo decir que no?

— Justamente porque falta poco no quiero dejarlo.

Logan observo su reloj de muñeca.

— Escucha, ya son casi seis treinta, ¿Por qué no descansamos media hora y luego seguimos? Si quieres puedes quedarte a cenar.

— No quiero molestar.

— ¡No molestas! Es lo más que puedo hacer por no habernos reunido ayer.

Ashley dejo escapar una leve risa.

— De acuerdo.

— ¡Estupendo! —cerró el libro de inmediato y se dejo recostar en el suelo junto a Ashley.

La joven sintió como un escalofrío le recorrió el cuerpo, pero no se trataba de algo malo, sino que era una sensación agradable. Le gustaba que estuviese así de cerca. Podía oler su aroma, el mismo que había olido en su almohada.

Era tan bello. Le gustaría decirle que lo amaba con toda su alma pero no podía. El hecho de que él haya mostrado un interés en ella no significaba que la amara en verdad. Es más, ella podría estar inventándolo todo y sería muy vergonzoso confesarle la verdad. Además, hacía aproximadamente dos días que se conocían. No podía simplemente confesarle que lo amaba. Sería algo muy extraño para él.

La mirada de Ashley se apartó de la del rostro del joven y se concentro en su cómoda. Entrecerró sus ojos y pudo ver como una foto sobresalía de las demás.

No había visto esa foto ayer, ¿Cómo podía ser eso posible?

Ashley se apoyo sobre su brazo, levantando la mitad de su cuerpo. Tenía la mirada clavada en la foto. No le importaba el hecho de que Logan la mirara.

— ¿Qué ves?

— Conozco ese lugar —dijo sin apartar la mirada de la foto—. Es el parque que queda cerca de aquí.

— ¿En serio? Hoy se me dio por buscar fotos viejas y encontré esa y me gusto. Por eso la encuadré.

¿Fotos? ¿En qué álbum? Ella los había revisado todos ayer.

— ¿Tienes más de esas? Es decir… es una foto muy hermosa.

— ¡Sí, claro! Ven, te enseño.

Logan se colocó de pie y camino hasta el pasillo, en donde abrió la puerta del armario y de dentro de un montón de cajas saco un álbum de fotos.

Ashley se había colocado detrás de él. No recordaba haber visto ese álbum antes.

— Mira, aquí están —dijo pasando las páginas.

Fue en ese momento que Logan escucho una voz llamándolo.

— Es mi padre. ¡Después tienes que conocerlo! —le pasó el álbum y descendió por las escaleras.

Ashley comenzó a mirar las fotos pero eran puros paisajes y cosas que no le interesaban.

Siguió pasando las paginas hasta llegar a casi el final en donde comenzaron a aparecer fotos de cuando Logan era pequeño. Definitivamente no las había visto antes. Comenzó a sentir más interés hasta que una fotografía cayó al suelo. Ashley se inclino para recogerla cuando de pronto, sintió como el cuerpo se le heló.

E L Y S I U MDonde viven las historias. Descúbrelo ahora