Seis meses después.

Brandon:

-¡si, así no pares!

-¿te gusta así? ¿O más fuerte?

-mmm… se siente bien de esa manera

-nena, tienes que dejar ese helado y desayunar algo más saludable.

-lo prometo, pero no dejes de masajear mis pies. Estoy tan hinchada –dijo frunciendo sus labios. Pero para mí se veía más hermosa que nunca. Desnuda en mi cama con todo el pelo enmarañado tomando su dosis diaria de helado de frutilla, era u deleite para mis ojos.

-se nos está acabando el helado –dijo raspando con la cuchara el pote.

-ayer por la noche traje mas, Sam me llamo para avisarme que se estaba acabando –los pequeños al ver a Payton desayunar todas las mañanas helado empezaron a exigirlo, pero cuando les dijimos que ese helado hacia que sus hermanito crecieran fuertes y saludables dejaron de pedirlo y siempre se aseguraban de que hubiera un pote en la heladera.

-Sami es tan dulce, sabes que dijo ayer cuando fuimos a elegir la cuna para los bebes –negué con mi cabeza –que eligiera una a la cual pudiera bajar los barrotes, así, si ellos lloraban y nosotros no lo escuchábamos él y Zoe podrían cuidarlos.

-van a ser muy buenos hermanos mayores. ¿Ahora cuáles son tus planes para el día de hoy?

-quede en almorzar con Gary y Sophie. Gary dice que ya nunca nos vemos desde que vivo aquí,

-¡¡pero si siempre que me levanto ya está instalado en nuestra cocina desayunando!!

-¿te molesta que venga? –olvide que Payton estaba bastante susceptible, y tenía que tener cuidado con mi forma de decir las cosas.

-no cielo, pero creo que se queja por nada. Gary puede venir cada vez que quiera –me sonrió y luego aplaudió con sus manos.

-¡¡es hora de que me levante!! –alejo sus pies de mis manos y se levanto de la cama. Yo me quede como tonto viendo cada uno de sus movimientos.

Se coloco uno de mis bóxer y luego tomo  una de mis camisetas del suelo y se la coloco, cuando noto que apenas  le cubría el vientre se rio –espero que no te moleste que te la estire un poco.

-para nada, me encanta como te queda –la tome por la cintura y bese la parte del vientre que quedaba al descubierto.

-tienen la mama más sexy del mundo –uno de los bebe pateo y sonreí, mientras que Payton hizo una mueca de dolor –parece que alguien se despertó.

-Ema siempre se mueve cuando tu le hablas desde el vientre ya está enamorada de su padre.

-aun no sabemos si es niña, ayer tampoco se dejo ver –desde el principio solo Ethan se ha dejado ver, mientras que el segundo bebe siempre cruza las piernas o esta volteado cada vez que hemos intentado saber su sexo. Payton está segura que es una niña, y la verdad es que a mí me encantaría que lo sea.

-estoy ciento por ciento segura de que es una niña, y estoy rezando para que lo sea, sino Zoe va tener una adolescencia muy dura siendo la única niña de  la familia.

-¿Por qué dices eso?

-no creas que no vi la mirada de odio que le dé dedicaste a Thomas cuando le regalo a Zoe un oso de peluche –cierto el maldito niño que quiere ser novio de mi pequeña. Ahora que lo pienso sería bueno que el segundo bebe sea niño, así tendré mas ayuda para cuidar que ningún idiota se le acerque.

golpeando fuerte¡Lee esta historia GRATIS!