Capítulo 75

370 30 4

Camila POV

Lauren me acostó en la cama con delicadeza y se puso encima de mi.

La besé con mucha intensidad. La había echado de menos en todos los sentidos. Puse mis manos en su cuello para que no se separa de mi, mientras ella acariciaba mi abdomen por debajo de mi camiseta.

— No tenemos mucho tiempo porque debemos ir a mi casa —dijo entre besos.

— Está bien —dije antes de hacerla quedar debajo de mi.

Volví a besarla introduciendo mi lengua en su boca y provocando un gemido por su parte. Me separé de sus labios para empezar a dejar un recorrido de besos por su mandíbula e ir bajando hasta su cuello haciendo que Lauren suspirara. Succioné su punto de pulso, dejando una marca que sería difícil de ocultar.

Me senté a horcajadas sobre ella y la miré con una sonrisa. Me quité la camiseta sintiendo su mirada sobre mi. Sus ojos no dejaban de mirarme con un brillo en ellos que me encantaba.

— Ahora me toca a mi —dijo con una sonrisa antes de despojarse de su camiseta también.

Miré sus pechos aún cubiertos por el sujetador, y empecé a dejar besos por sus clavículas mientras bajaba los tirantes de este para después deshacerme de él y tirarlo a un lado de la habitación. Me quedé unos segundos embobada mirando sus pechos y después no dudé en meter uno de ellos en mi boca, haciendo que Lauren gimiera sin poder contenerse. Y, con una de mis manos, acariciaba el otro. Cuando terminé con el primero, pasé a hacer lo mismo con el otro metiéndole también en la boca.

Le di un corto beso en los labios cusndo terminé y antes de empezar a dejar besos por su abdomen hasta llegar al borde de sus jeans. Desabroché el botón y baje la cremallera antes de empezar a deslizarlos por sus piernas para segundos después lanzarlos fuera de mi vista.

— Estoy en desventaja, ¿no crees? —dijo, levantándose un poco y haciendo que estuviera de nuevo a horcajadas sobre ella.

Dejó besos por mi cuello y mis hombros mientras me quitaba el sujetador, dejando mis pecho al descubierto. Los acaricio para después hacer lo mismo que hice yo minutos atrás, y provocando que suspirara y gimiera. Después también se deshizo de mis jeans.

Hice que se acostara de nuevo sobre la cama para poder quitarle la última prenda que quedaba en su cuerpo. Mordí mis labios al poder contemplar lo hermosa que era, y la besé profundamente mientras pasaba con una de mis manos, mis dedos por su zona íntima.

— Te quiero —susurré en sus labios antes de posicionarse entre sus piernas.

Pasé mi lengua por toda su intimidad para después concentrarme en su centro de placer, provocando que se estremeciera. Decidí introducir dentro de ella uno de mis dedos, consiguiendo sacar más gemidos de su boca.

A medida que aumentaba la velocidad sus gemidos se escuchaban por toda la habitación, retumbando en cada una de las paredes. Entonces, decidí meter otro segundo dedo, haciendo que apretara las sábanas con sus manos y que después una de ellas la colocara en mi cabello.

Me encantaba hacerla estremecer de esta manera. Ver como disfrutaba gracias a mi, como el placer invadía cada parte de su cuerpo. Y, sobre todo, escucharla gemir mi nombre una y otra vez.

Moví mis dedos y mi lengua cada vez más rápido. Quería llevarla a su punto más alto. Quería verla dejar que su cuerpo no soporte más y estalle en una ola de placer. Sabía que estaba cerca de llegar al climax por como sus paredes de contraían en mis dedos y por como sus gemidos cada vez era más altos. Entonces, decidí introducir un tercer dedo, y poco después conseguí que su cuerpo se arqueara y se estremciera de placer llegando al clímax.

Poco a poco se fueron relajando sus músculos. Y, subí por su cuerpo, dejando un rastro de besos por el. Le di muchos besos en la cara viendo como sonreía.

Lauren POV

— Te quiero —dije, mirándola aquellos ojos marrones que tanto adoraba.

— Yo también te quiero —me dio un beso.

La coloqué debajo de mi cuerpo, tomándola por sorpresa.

Hice el mismo recorrido de besos por su cuerpo que ella hizo antes hasta llegar a su zona íntima. Quité la última prenda que quedaba en su cuerpo, tirándola a un lado de la habitación. La volví a besar antes de posar mis dedos en mi centro de placer y empezar a moverlos sobre el, sacándole gemidos de su boca.

Después introduje dos dedos dentro de ella, y no podía estar más consumida de placer que en este momento. Puso sus manos en mi espalda, clavando sus uñas en ella, que seguramente dejarían marcas.

Empecé a bajar por su cuerpo para meterme entre sus piernas. Pasé su lengua por toda su zona íntima y después me concentré en su punto de placer, haciéndola estremecer. Ella puso una de sus manos en mi cabello para que no dejara de hacer aquello, y la otra apretaba las sábanas con fuerza. Aumenté cada vez más la velocidad, y vi que casi no podía aguantar más. Sus gemidos eran altos y fuertes. Me gustaba escuchar como decía mi nombre sin parar.

Cuando vi que estaba a punto de llegar al clímax, metí un tercer dedo y aumenté lo más que pude la velocidad.

— ¡Lauren! —gritó mi nombre, mientras su cuerpo se arqueaba de placer para después relajarse sobre la cama.

Le di besos por toda su cara y en sus labios como ella había hecho antes.

— Creo que hemos tardado un poco más de lo que deberíamos —dije, haciendo que se riera.

— Mereció la pena —dijo con una gran sonrisa.

— Sí, mucho —dije, acostándome a su lado.

Nos quedamos unos minutos descansando y después nos dimos una pequeña ducha. Luego nos vestimos para poder ir a casa de mis padres.

Le envié un mensaje a Taylor para que fuera a mi casa como le había dicho antes. Y, también uno a mis padres, diciéndoles que reuniera a todos en la sala de estar porque tenía algo importante que decirles. Camila también avisó a sus padres y a nuestras amigas para que fueran a mi casa.

Después salimos de su casa y nos fuimos a la mía, donde estarían todos esperándonos.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!