Carta para Harry. (Narry) One Shot

3K 251 30

Harry:

Hola.

Siento que te hayan molestado, supongo que Greg aún está de pie frente a ti, esperando para saber que fue lo que escribí en esta pálida hoja que estoy manchando con tinta para ti. Dile que lo quiero y que no se preocupe por mi, que estoy bien. Sonriele, Hazz, aseguraté de que te crea. No dejes que lloren por mi, no lo merezco.

Está es la única carta que voy a dejar y te la estoy escribiendo a ti porqué sé que entenderás mis palabras una vez que me haya ido. Tal vez no entiendas mis razones o lo que esta en mi cabeza en este momento para decidír hacer algo así, pero no me juzgarás. Jamás lo has hecho. Eres la única persona con la que en verdad pude ser yo mismo, el único que me ha comprendido.

Sabes, hay veces en que tomamos decisiones estupidas, sin pensar, pero sabes que está no es una de ellas. Lo he pensado por mucho tiempo. Si, hice cosas estupidas, muchas de hecho. Una de ellas fue no haberte dicho que te amo cuando tuve la oportunidad, ahora lo único que me queda es esta hoja marchita que se deteriorará con el tiempo. 

No voy a pedirte que me recuerdes, sabes que ese no es mi estilo. Solo quiero que hagas algo por mi. ¿Recuerdas aquel viejo roble donde grabe nuestras iniciales? Aquel que nos daba su sombra en verano, el que nos protegía de los mirones cuando te robaba besos fugaces a escondidas. Ve allí, Harry, ve y busca el lugar donde grabe aquellas letras con mi navaja. Susurra mi nombre bajo la fresca sombra de su follaje, hazme creer que mi vida, por muy corta que fue, valió la pena.

A veces, cuando me acuesto en mi cama y observo todas aquellas estrellas que pegaste en mi techo para hacerme sentir mejor, me gusta imaginarte aquí, a mi lado, sonriendome como si nada  hubiera sucedido. Pero a pesar de todo sé que cuando abra los ojos, tú no estarás. Al principio te culpe, jamás llegué a odiarte, pero te culpe de todo. Ahora, sé que la culpa ha sido mía y antes de despedirme, quiero pedirte perdón.

¿Me perdonas, amor?

Hace tiempo, cuando aún estabas aquí, a mi lado, te pregunté que pensabas de los suicidas. Contestaste que solo eran gente cobarde que temía vivir, buscadores de una salida fácil de los problemas. Y ahora, mientras sostengo la pequeña navaja que marcará mi final, comienzo a creer que tenías razón...

Lo siento, Harry, me hubiera gustado que nuestra historia tuviera un final diferente. Pero los finales felices ocurren solo en los cuentos de hadas, en la vida real las cosas son muy distintas.

Nunca pienses que no te amé, Hazz, porqué lo hice y lo haré siempre.

Olvidame, bebé. Comienza de cero y sé feliz, hazlo por mi. Vive por mi, es la última cosa que voy a pedirte.

Tu Duende.

Carta para Harry. (Narry) One Shot¡Lee esta historia GRATIS!