16. Liquido rojo

1.8K 75 2

Claro, solo lo escuchó nuestra familia en Italia.

Vivimos en Los Ángeles, no seas exagerada.

-Chest mejor a las 9, hay invitados en mi casa y se van a quedar hasta la cena- expliqué viendo un punto fijo de la sala de proyecciones -Perfecto, no comas mucho porque vamos a comer palomitas, hot dogs, chocolates...- empezó a enumerar, reí levemente -Me voy a engordar y ya nadie me va a querer- dije fingiendo algo de enojo -Mejor aún- exclama emocionado -Así solo vas a estar conmigo y ningún estúpido va a lastimarte- explica obvio -Tarado,
bueno, nos vemos lindo- dije despidiéndome -Bye nena- y cortó la llamada.

Tiré mi celular al asiento y volví a ver a Tyler que ya no me estaba
observando, solo miraba mi celular en el asiento.

-Así que... el amor de tu vida, me imagino que es tu novio- dijo seriamente aun con los brazos cruzados -En absoluto, es mi amigo, mejor dicho, mi mejor amigo- dije encogiéndome de hombros restándole importancia, caminé en la sala para recoger mis zapatos - ¿Por qué preguntas? - me paré en frente de él esperando una respuesta -Por curiosidad Morgan, tampoco es que me interese mucho lo que pasa en tu vida- contestó con superioridad.

¿Quiere jugar? Bien, vamos a jugar.

No sabes con quien te metes chico.

-¿En serio? - pregunté con las cejas levantadas -Tengo cosas más
importantes en mi vida Morgan- dijo clavándome sus ojos como dagas -Lo dudo mucho Miller, todos me aman y tú no eres la excepción- dije siendo
muy egocéntrica -Ya lo noté Madisson todo gira entorno a ti, pero tengo una propuesta para ti- dijo acercándose a mí, yo no me moví, no iba a dejar que me intimidara -Pero solo la diré si admites que soy el chico más guapo del mundo- gruñí.

No lo hagas. Orgullo ante todo Madisson.

Pero tengo curiosidad...

No, no y no.

Mordí mi labio, -Bien... eres muy lindo- finalicé satisfecha con mi respuesta, Tyler frunció el ceño -Eso no es lo que quería- hizo con puchero con sus labios como un niño cuando no le dan un juguete.

Me acerqué a él y le di un beso en su frente inmediatamente relajó su ceño -Si sigues frunciendo el ceño siempre, te van a salir arrugas- dije con una
sonrisa, una ronca risa salió de sus labios.

Unos segundos de silencio, solo mirándonos a los ojos, pero no un silencio incomodo, era perfecto.

-Chicos- la cabeza de mi madre se asomó por la puerta de la sala de
proyecciones -La cena ya está lista- dijo con una sonrisa reluciente.

Me quedé viendo a mi madre fijamente, unas pequeñas líneas se empezaban a notar al lado de sus ojos celestes, su mirada un poco más cansada pero sus ojos nunca pierden su brillo.

-Claro señora Morgan, en un momento bajamos- respondió Tyler sonriendo a mi madre -Esta bien y por favor dime Mónica- dije mi madre guiñando un ojo y se fue.

Tyler y yo bajamos las escaleras, nos sentamos en la mesa del comedor, la
cena pasó rápido, aburrida para ser precisa, hablando de moda, de póker y todas esas cosas.
...

Ayer después de despedir a los Miller e ir al cine con Chest, llegué a mi casa y me tiré sobre la cama y caí en un profundo sueño.

¡No! - gritó una voz ronca -Soy yo el que tengo que pagar no ella - suplicó -Vaya - respondió una mujer - ¿no te das cuenta verdad? - rió sínicamente, se oyeron unos pasos - Yo te di la oportunidad de estar conmigo, con nosotros, pero elegiste el lado equivocado, me dolió que hayas traicionado tus ideales, es hora de vengarme y lo vas a pagar con lo que más quieres en el mundo - cargó el arma que tenía en su mano sonrió con maldad y se acercó -Dile adiós a tu familia- y disparó.

El sonido de la cabeza de la mujer al impactar el suelo resonó en la estancia, sus ojos abiertos, un líquido rojo empezó a recorrer su cara y su cabello dejando así un pequeño charco del color más puro que jamás he podido contemplar alrededor del cuerpo de la mujer que aun emitía calor.

Sus ojos, al momento que la bala impacto un costado de su cabeza, perdieron el brillo de vida, sus ojos estaban cubiertos por una capa cristalina de lágrimas, cuando su cuerpo estaba siendo atraído por la gravedad todo rastro de vida se fue.
____________

Yo nací para arder.¡Lee esta historia GRATIS!