Capítulo 8

78 7 0

 Harry aceptó acompañarme un rato y el motivo de mi invitación fue porque no quería quedarme sola y seguir llorando por lo sucedido, tenía que superar a Scott. Quería dejar de sufrir por alguien que solo se preocupaba por sí mismo y disfrutaba haciendo sufrir a los demás. Hay momentos en los que me pregunto cómo pude estar con él y cómo puedo seguir enamorada de él.    

Está claro que jamás he tenido la valentía de dejarlo fuera de mi corazón para siempre, es como no querer sentirme sola por no tener a quién amar, así sea en secreto, o incluso cuando esa persona te pisoteó como si fueras la hoja caída de un árbol. Tengo que aprender a no depender de nadie amorosamente.  

Harry estaba sentado en el mueble de la sala, mientras yo estaba en la cocina terminando de llorar y tomando un poco de agua para calmarme y poder hablar con él sin que me viera mal, bueno, peor de lo que ya me vio.  

- “Creo que es suficiente, Ash”.  Me interrumpió la voz grave de Harry

- “¿A qué te refieres?”. Pregunté sabiendo exactamente a qué se refería.

- “No es bueno para ti llorar tanto, ni para ti, ni para nadie”. Dijo mientras se colocaba en frente de mí para obligarme a verlo.

- “Lo lamento, de verdad”. Dije viendo sus ojos.

- “No es conmigo con quién debes disculparte. Es contigo misma”. Dijo de manera pausada.

- “Realmente quiero olvidarlo, quiero sacarlo de mi mente, de mi, de todo”. Dije con los ojos llorosos.

- “Entonces hazlo. Si no quieres sufrir más, olvídalo”.

- “No es tan sencillo, H”. Dije riendo tristemente.

- “Lo siento, pero es el único consejo moral que me quedaba”. Dijo riéndose.

- “Eres un asco en la materia”.    

Hubo unos segundos de silencio, y luego la casa se inundó con nuestras risas. Su manera de reír era contagiosa y más si lo veías; sus ojos se achinaban bastante, sus hoyuelos se marcaban, aplaudía fuertemente, mientras yo solo me tapaba la boca para no reír más.  

- “Pues, a tu orden, Ashley”. Dijo una vez que tuvo el aire necesario para hablar.

- “Gracias, de verdad te agradezco”. Dije buscando sus ojos para que se diera cuenta que hablaba en serio.

- “Vayamos a sentarnos”. Dijo saliendo de la cocina.  

Asentí y lo seguí. Tenía que seguir agradeciéndole por defenderme de Scott, no esperaba que lo hiciera, ni siquiera lo imaginé, no me conoce y se portó tan bien conmigo. Eran las 2:30am y Harry estaba conmigo en casa, solos, sin mi madre presente, creo que si ella se enterase moriría y me castigaría, pero no tenía intenciones de hacer nada con Harry solo quería compañía para no morir en depresión y mis amigos no estaban disponibles. Louis debe estar ebrio y revolcándose con Irina; Niall debe estar ebrio, también, solo que llorando en vez de teniendo relaciones, Bruke no estaba en Londres y Brian, bueno, el no cuenta porque solo se ríe. Así que H era mi única opción.  

-Punto de vista Harry-

No sé como me contuve para no golpear al idiota de Scott ¿Cómo puede burlarse de alguien así? ¿Cómo puede burlarse del dolor de una mujer? ¿Qué estaba mal en su cabeza? No tuve otra reacción que defender a Ashley, estaba tan rota sentada a mi lado que mi reacción fue darle la cara al idiota de su ex novio. No sabía que alguien podía llorar tanto por alguien, y mucho menos sentirse menos que alguien; Ashley tiene que olvidar a ese idiota, no puede seguir queriendo a alguien que solo la lastima, ¿Qué tan tonto puedes ser para amar a alguien que se burle de ti? Por eso yo no me he enamorado en años, no he querido ni siquiera salir en citas, es un poco raro, algunos me creen homosexual, pero no, solo pienso diferente al resto de los hombres.  

New Stepbrother.¡Lee esta historia GRATIS!