13. ¿Rosa o azul?

2.1K 105 10

Sonrio y bajo la mirada hasta que choco con un cuerpo musculoso que está parado en frente de mí, lo miro y está sonriendo y mi sonrisa desaparece cuando veo la poca distancia que hay entre nosotros.

Ese aroma.

Ese encantador y delicioso aroma.

Huele a él.

Doy unos pasos atrás.

-Me vas a matar, pero ¿Dónde está la puerta? - no lo contengo y me suelto
una carcajada, me empieza a doler el estómago y me estoy quedando sin aire.

Madisson que vergüenza, te estas riendo como foca epiléptica.

Ahora no conciencia.

Vuelvo a respirar con dificultad, lo vuelvo a ver a los ojos y tiene una mueca divertida.

-Ufffff es por allá- volviendo a la normalidad, toma mi mano y corremos hacia la puerta, - ¿Tienes ganas de comer algo? - Negué con la cabeza rápidamente.

-No, estoy bien- dije con una sonrisa falsa.

Mueres de hambre.

Cállate estúpida.

Somos una, solo dile que vayan a comer un helado

Que no, cállate y déjame pensar.

Soy yo la que pienso, pero siempre la cagas.

- ¡MORGAN! - escucho gritar a Tyler, -Bienvenida a la realidad, te perdiste-
dice riéndose levemente - ¿entonces nos vamos? -

Me abre la puerta del auto, -Un caballero- dije rodando los ojos con diversión mientras me sentaba en el asiento del copiloto.

-Solo intento ser lindo- dice con molestia fingida y sonriendo.

Su fucking sonrisa.

-Tengo una idea- dice girando el auto bruscamente en dirección contraria, -
¿A dónde vamos?- pregunto emocionada, -Es una sorpresa hermosa- me sonrojé de una manera imposible de no notar.

-Pareces un tomate- Dice soltando una carcajada ronca y sexy -Eres muy
tierna- dice sin mirarme.

Va a matarme.

Estaciona el auto en frente de una feria, lo primero que veo es una gran montaña rusa y suelto un grito de alegría.

En la entrada hay un grupo de gente, bueno, de adolecentes más o menos de nuestra edad, Tyler se pone a mi lado y escucho un silbido de parte de unos de los del grupo, Tyler me toma por la cintura y me acerca más a él.

Lo volteo a ver, tiene la mandíbula apretada, ¿enojado? ¿celoso? No sé, pero me encanta verlo así, se ve muy sexy se ve jodidamente sexy.

No digo nada, pues no ha quitado su fuerte brazo de mi cintura - ¿Vamos a la montaña rusa? - pregunto con emoción, relaja su rostro y me sonríe, -Vamos-
...

Bajamos del mini vagón de la montaña, yo iba saltando y Tyler venía a mi lado -Nunca en mi vida, voy a volver a una de esas- dice y me rio -Que exagerado, quiero algodón de azúcar- digo haciendo un puchero -Te vez tan linda cuando haces eso- intento disimular que de nuevo estoy como tomate.

-Demonios te sonrojas por todo- dice -Vamos por el algodón- toma mi mano y la entrelaza nuestros dedos, una corriente paso por mi espalda erizando mi piel.

- ¿Rosa o azul? - dice soltando mi mano para agarrar su billetera -Rosa-respondo sonriendo como una niña.

Vibra mi teléfono en mi bolsillo.

Yo nací para arder.¡Lee esta historia GRATIS!