Capitulo 8: Convivencia familiar.

89 8 0

Primero que nada mi computadora se descompuso y bueno la reparación tomo algo de tiempo. Espero disfruten el capitulo.

Era el domingo por la mañana, Lynn y Lily habían despertado para desayunar pero al revisar el refrigerador y la despensa no encontraron mucho apenas huevos, algo de brócoli, leche, harina y cereal, mientras tanto Lincoln estaba en el comedor organizando el pago de sus facturas ya que estas vencían para el día de mañana y luego Lynn y Lily le hablan a Lincoln.

Lincoln: ¿Qué ocurre?

Lynn: No hay nada para desayunar.

Lincoln: Perdón por no tener comida para alimentar un batallón, iremos de compras después iremos por comida, mientras tanto hagan unos panqueques o que se yo. Por cierto Lynn debes empeñarte en los siguientes exámenes o te perderás la temporada completa, hable temprano por la mañana al director y logre convencerlo de dejarte participar.

Lynn corrió a abrazar a Lincoln.

Lynn: Gracias hermano.

Lincoln: Si pero por favor no digas en la preparatoria que soy tu hermano o provocaras problemas.

Lynn: Está bien, no lo diré.

Lily: Mientras ustedes hablaban, yo comencé a hacer los panqueques.

Lincoln: Huelen deliciosos.

Lily: Si, papá me enseñó a cocinarlos.

Lincoln: Ya ves Lynn, ¿Por qué no eres cómo ella? Bueno desayunen y cámbiense de ropa, iremos por comida y también aprovechare para pagar las facturas.

Una hora después llegaron al centro de Royal Woods.

Lincoln: Bien aquí tienen la lista y dinero para comprar lo que hay en ella, no se metan en problemas, mientras tanto iré al reino de la burocracia para pagar mis cuentas.

Lo que no sabían es que en el supermercado se encontrarían con los demás integrantes de la familia.

Lynn: Hola mamá y papá.

Rita: Hola hija ¿Dónde está Lincoln?

Lynn: Está pagando las facturas.

Luna: Me sorprende que siga vivo, ¿Por qué estás tan feliz?

Lynn: El convenció al director de dejarme participar en la temporada de deportes.

Lynn: Ya se, le preguntare a Lincoln si vamos a comer a su casa.

Lana y Lola fruncieron el ceño.

Lola: No gracias, no quiero estar con alguien como él.

Lana: Yo tampoco quiero estar con ese sujeto.

Lynn: Bueno llamare de todos modos.

Mientras tanto en la habitación del tiempo... digo el reino de la burocracia.

Lincoln: ¿Cuánto tiempo llevo aquí? ¡1 hora! Siento que llevo aquí unos diez años.

Encargada: El que sigue.

Lincoln: Por fin.

Encargada: Espero haya hecho su papeleo.

Lincoln: Por supuesto y... perdone me están llamando. Más despacio, si está bien las veré en el centro comercial con los demás, hablamos después, si adiós.

Encargado: Listo sus facturas ya están pagadas, que tenga un buen día.

Lincoln tomo su auto y fue hacia el centro comercial, una vez allí Lincoln se encontró con toda su familia.

Lincoln: Hola familia.

Lola y Lana lo miraban con indiferencia mientras los demás le pedían que se sentara y le platicaron la propuesta de Lynn.

Lincoln: Si no hay problema, además tengo preparadas las clases de mañana, estoy ansioso de probar la comida de papá.

Luan: ¿Qué estamos esperando, vayamos?

Todos ayudaban a colocar la mesa y preparar la comida, Lana y Lola lo hacen a regañadientes por parte de sus padres y sus hermanas mayores.

Lincoln: ¿Oye Lisa como vas con tu investigación?

Lisa: Bastante bien a pesar de tener algunos problemas.

Lincoln: Pronto tendré mis resultados, espero poder ayudarte después.

Lisa: No gracias, no quiero que un extraño usurpe mi trabajo.

Rita: Lisa.

Lisa: Lamento decir eso.

Lynn: Lincoln ¿Cuándo es el próximo examen?

Lincoln: Apenas terminamos el primero, aun no tengo planeado el segundo.

La comida duro dos horas, obviamente Lana y Lola seguían enfadadas con Lincoln y no hacían esfuerzo alguno por ocultarlo.

Lincoln: Lola, Lana quería darles esto, una de las cajas tiene un juego de maquillaje y el otro tiene un libro de mecánica.

Lana: Este libro no es barato ¿Cómo lo conseguiste?

Lola: Este maquillaje también.

Lincoln: Bueno quería disculparme con ustedes y pensé que esto les gustaría.

Lola y Lana: Disculpa aceptada Lincoln.

Alrededor de las 8 P.M. todos se retiraron y Lincoln se preparó para dormir.

Dos semanas después...

Lynn estaba de visita en la casa de Lincoln totalmente furiosa debido a que no solamente no mejoraba sus calificaciones, también ella estaba fracasando en los juegos de temporada.

Lynn: Estoy harta mis calificaciones no mejoran y todos mis compañeros de equipo piensan que soy una inútil.

Ella saco de su bolsillo la bola de béisbol del último partido.

Lynn: Y me entregaron esto como recuerdo de mi fracaso, MALDITOS PERROS.

Dijo arrojando la pelota hacia un espejo, pero este no se rompió.

Lynn: ¿Por qué no se rompió?

Tras investigar mucho descubrió que era una puerta falsa y Lincoln olvido activar el sistema de seguridad. Lynn ingreso en el laboratorio y descubrió un cilindro con un líquido azul, en ese momento ella recordó que Lincoln trabajaba en un suero que mejoraba tus capacidades físicas y mentales.

Lynn empezó a sonreír de forma maquiavélica.

Lynn: Muy bien ahora es mi turno.

Dijo después de beber el suero.

¿Qué debo hacer?Where stories live. Discover now