Capítulo 2 - Parte II

2.4K 166 3
                                                  

Las clases para los graduados terminó temprano aquel día. Básicamente se compuso de un par de clases (especificas) y para la hora del almuerzo dejaron que todos tuviesen el día libre.

Ashley y Dean tenían la mayoría de las clases juntos. Solo había dos o tres en las que estaban separados pero les agrado bastante poder estar juntos.

Fue a la segunda hora, mientras comenzaban clase de Literatura que la puerta del salón se abrió. Aun todos estaban acomodándose en los asientos que quisieran, por lo que la clase aun era un caos. Ashley ya había tomado asiento en uno de los pupitres. Literatura era una de las clases en las que Dean no estaba con ella. Lo extrañaba pero conocía a un par de personas allí por lo que no tendría de que preocuparse al momento de hablar con alguien o de hacer equipos.

Tenía la mirada concentrada en su libro que al elevar la vista sus ojos se abrieron de par en par al ver a aquel joven de ojos azules y cabello castaño.

Miraba a todos los allí presentes, buscando algún lugar en donde poder sentarse. Ella inmediatamente observo a su alrededor y soltó un suspiro de alivio al ver que no habían bancos libres alrededor de ella. Por alguna razón tenía miedo de tenerlo seca. Cosas raras le sucedían cuando lo veía, y aquella vez no fue la excepción.

Imágenes fugases de dos niños jugando y riendo pasaron delante de sus ojos. Por más que parpadease las imágenes aun seguían apareciendo. Apretó los parpados con fuerza deseando desesperadamente que todo acabase pero le fue imposible. Movía su cabeza de lado a lado cada pocos segundos, como intentado borrar aquellas imágenes pero tampoco le resultó.

¿Qué eran aquellas cosas que veía? ¿Quiénes eran aquellos dos niños?... ¿De quién era el nombre April?

Al abrir los ojos de golpe, las imágenes desaparecieron tan inesperadamente como vinieron. Observo a su alrededor y vio que todos ya estaban sentados en sus bancos, la profesora ya se encontraba en el aula y tenía al chico de ojos azules a su lado.

Se espanto un poco al sentir que estaba algo agitada, así que se encogió en su propio banco y agacho la cabeza.

— Bueno alumnos. Este es nuestro nuevo compañero. Su nombre es Logan Lerman y espero que lo traten con el debido respeto.

Parecía algo tímido. ¿Quién no lo estaría en su primer día?

— Por favor Logan, toma asiento junto a Natalí.

Ashley dejó escapar un suspiro de alivio. Al menos lo tendría lejos de ella pero para su mala suerte, estaba sobre su campo visual cada vez que mirase hacia la derecha.

“Maldición” pensó.

En todo momento de la clase, Ashley no le quito los ojos de encima a aquel chico. Cada vez que lo miraba sentía una sensación rara recorriéndole el cuerpo. ¿Por qué se sentía así?

No fue hasta que miro por la ventana que vio la silueta de aquel chico misterioso, observándola a pleno campo abierto.

Sintió como el corazón le dio un golpe en el pecho. Aparto la mirada y se concentro en su hoja pero aun así tenía la sensación de que la estaban observando. Elevo la mirada, en dirección a la de aquel chico pero ya no estaba allí.

¿Quién diablos era? ¿Qué quería de ella?

El resto del día se mantuvo bastante paranoica, incluso de camino a su casa.

Dean vivía relativamente cerca de la casa de Ashley, solo que él seguía derecho y ella tenía que caminar cuatro cuadras hacia la derecha.

— ¿Nos vemos mañana? —Dijo Dean deteniéndose en la esquina.

E L Y S I U MDonde viven las historias. Descúbrelo ahora