91.

1.3K 138 38

Este es un poquito diferente y está medio largo pero ojalá les guste 🙊           
•••

—... y después le robé el balón al chico más grande del otro equipo, corrí por el campo y metí un gol. Me gané todo el juego.— Aidén explicó, tomando otra porción de su comida.

—Ese es mi chico.— Niall comentó, tomando un trago de su vaso.

Sonreí, notando a Cady jugando con su comida. Ella había estado increíblemente callada.

—¿Qué hay de ti, Cady? ¿Cómo estuvo tu día?— Pregunté.

—Estuvo bien. Amanda estaba enferma así que tuve que liderar el equipo de debate por hoy.— Contesto, mientras seguía jugando con su comida.

—¿Oh, en serio?— Pregunté. —¡Eso es increíble, cariño!

—Sí, de hecho ganamos. El profesor Collins está pensando sobre hacerme co-capitana.— Sonrío.

—Oh, Cady. ¡Eso es fantástico! ¿No es genial, Niall?

Niall levantó la mirada de su plato, con una expresión confundida.— ¿Huh?

—Cady podría ser co-capitana del equipo de debate.— Expliqué, mirándolo actuar como si no tuviera interés en las noticias emocionantes de su hija.

—Oh. Sí, es genial.— Niall asintió. —Hey, ¿qué tan grande era el chico?— Murmuró hacia Aidén quien comenzó a hablar de nuevo sobre el equipo contrario. Miré como la sonrisa de Cady desapareció y bajo la mirada para seguir jugando con su comida.

•••                                                                               

La cena había terminado, la cocina estaba limpia y todos se estaban alistando para ir a dormir. Terminé de cepillar mis dientes mientras miré a Niall acomodando nuestra cama.

—¿Cuáles son tus planes para mañana?— Pregunté después de escupir el agua en el lavabo.

—Aidén y yo veremos el partido. ¿Qué hay de ti?— Preguntó, metiéndose entre las cobijas.

—Tengo que llevar a Cady por su vestido para la fiesta de primavera la próxima semana.— Contesté, sentándome en la orilla de la cama.

—Qué divertido.— Dijo en un tono sarcástico.

—Mmm.— Sonreí mientras lo miré con atención.

—Conozco esa cara. ¿En qué estás pensando?— Preguntó.

—Hay que intercambiar.

—¿Qué?

—Tu llevas a Cady por su vestido y yo veré el partido con Aidén.

—No, no quiero hacer eso.— Contestó mientras negaba con la cabeza.

—Y, ¿por qué no?— Pregunté, acomodándome en mi lugar en la cama, a un lado de Niall.

—Porque esas son cosas de chicas  y quiero mirar el juego.

—¿Y?, mirar fútbol con mi hijo es más algo de chicos. Lo grabaremos en el DVD. Puedes verlo cuando regreses.

—No quiero ir.— Se quejó, cruzando los brazos como un bebé.

—Piensa que es una oportunidad de pasar tiempo con tu hija, Niall. No pasas suficiente tiempo con ella.

—Lo hago, lo hice esta noche.— Me corrigió.

—¿Cuándo? ¿En la cena? ¿Cuándo la ignoraste completamente y empezaste a hablar con Aidén sobre fútbol? Eso no es pasar tiempo con ella, Niall. No conoces a tu propia hija.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!