capitulo 7

7 0 0

_Jueves 2 de Enero

Querida María:

Espero que trasmitas este párrafo a todos los que en la carta anterior apoyaron el mensaje.

 Muchas gracias por el mensaje, feliz año a vosotros también espero que se os conceda la libertad que necesitéis del alma. Que sepas que en mi cara has hecho aparecer una sonrisa como las de antes y que mis compañeros al oír lo que pusisteis también aparecieron en ellos unas grandes sonrisas, que sepas María que te consideran una gran persona y alguien que siempre ayudaría a un amigo por lo que no me he visto capaz de decirles lo que ponía en la otra carta que me enviasteis.

Con respecto a la otra carta.

Tienes razón me disfracé Tom Cruise. Tienes razón lo siento no debí siquiera atreverme a levantarte la mano, pero lo hecho, está hecho. No me lo tengas en cuenta, no sabía lo que hacía, ese muchacho al que intentas defender ya se había atrevido a hablarnos antes y tú sabes cuánto me molesta que me hablen la gente como él.

Eso no es verdad, si me lo hubieses dicho habría hablado con ella para que nos dejara un tiempo a solas, pero nunca me lo pediste ni mencionarlo siquiera.

Por cierto, no debe de ser el fin del mundo el que yo está aquí por una tontería y una mala gestión del gobierno, ya que es el propio gobierno el que me ha hecho llegar a esta situación por permitir que ese tipo de gente se quede a vivir en nuestro país y nos robe el trabajo a los que queremos trabajar como tú y como yo.

Lo siento pero no creo que tú hubieses hecho algo para pararnos, nos tienes mucho aprecio para intentar hacernos daño. A mí no había que cambiarme, yo estoy igual que siempre, eres tú la que ha cambiado y mucho y para mal.

Deberías dejar de pedir perdón esa no es la María que yo conocí y la que tanto me ayudó en su día.

Me gustaría saber si quieres que te conteste algo más o con eso te basta.

Carlos

Epistolas carcelarias¡Lee esta historia GRATIS!