Capítulo 36: Demuéstramelo

12.3K 747 45

Título completo: Demuéstramelo; dedicado a AilynJavieraGarridoG.

Unos días después de mi noche con Ally, Bryan y Will decidimos que todos saldríamos de fiesta, por lo que mientras los chicos se preparaban en el apartamento de mi rubio vecino, Ally y yo nos quedamos en el mío. Ambas elegimos un vestido para esta noche, el mío negro y el de Ally rojo.

—A Alex le encanta el rojo pasión, grrr —dijo tras enfundarse dicho vestido, riendo.

—¿De qué color es tu ropa interior? —bromeé mientras me aplicaba el rímel para terminar.

—Eso no es asunto tuyo —contestó volviendo a reír—. ¿Cuál es el color que prefiere Dan, listilla?

—Nunca se lo he preguntado —me encogí de hombros.

—Pero sabes cual es —me miró ladeando la cabeza, esta chica tiene un sexto sentido en todo lo que a mi respecta.

—Obviamente, a parte de conocerlo mejor que a mi misma... es mi mejor amigo —parecía una buena excusa.

—¿Y sabes cuál es el color que prefiere Bryan? Él también es tu mejor amigo —Ally me miró con una sonrisa pícara—. Además, si me meto contigo por esto es tu culpa. Tú misma afirmaste que fue la primera vez que hiciste el amor, con todo lo que ello implica, y Bryan y Will están de testigos.

—Lo sé, lo sé... —suspiré masajeándome las sienes, nerviosa—. Es solo que este tema... él no siente lo mismo, estoy segura. Y ya te he explicado la razón millones de veces.

—La apariencia, el aspecto físico —Ally formó una pequeña mueca—. Ahí estoy de acuerdo contigo.

—De esta forma, tal como estamos ahora, nunca podría salir con él. Tener una relación estable.

—Igualmente estos días os habéis comportado como si ya fueseis pareja —observó mi amiga, alzando las cejas de manera insinuante. 

—No digas tonterías —puse los ojos en blanco ante tal comentario—. Estos días tan solo nos hemos comportado como dos amigos —afirmé convencida.

—Amigos con derecho a roce —sus cejas seguían insinuando.

—Pero amigos al fin y al cabo —murmuré sin hacerle mucho más caso.

Depués de unos minutos más, hablando de tonterías y terminando de prepararnos salimos al pasillo, esperando a los chicos.

—Luego son las chicas las que siempre llegan tarde —se quejó Ally cuando por fin Bryan, Will, Alex y Dan salieron del apartamento del primero.

—Esto no se consigue así por así, preciosa —le contestó Daniel señalando su cara, mientras de acercaba a mi.

—Vicky, ya puedes disfrutar de  «eso», porque cuando termine la noche estará destrozado —me reí ante su angelical sonrisa—. Que conste que no lo destrozo ahora porque quiero que mi amiga disfrute —añadió observando a nuestro amigo.

—Déjadlo ya, chicos —intervino Alex por mi—. Estás preciosa, cariño —susurró con la intención de que solo su chica lo escuchase, pero no tuvo suerte con eso.

—¡No empecéis en el pasillo ya! —Dan hizo una mueca de asco.

—¿¡Quieres callarte!? —Ally lo miró con una cara que imitaba enfado, imitaba.

—Sois como críos —Will se unió a la conversación, empujándonos a todos fuera del edificio—. Si seguís así se nos pasará la noche sin hacer nada.

Izquierda o derecha ©¡Lee esta historia GRATIS!