6. ¡Voy a clavar ese balón en tu trasero!

2.8K 127 2

-Bueno, para mi está bien, pero te quiero aquí a más tardar a la 1am- dijo señalándome con su dedo en forma de advertencia -Prometido- dije levantando la mano derecha -Ah y dile a tu madre- Asentí y subí a toda prisa.

Pequeños rayos luz de las lámparas que alumbran mi casa y sus alrededores entran por mi ventana... aparté mi vieja radio y puse en mi parlante el álbum de mi banda favorita, y me acosté en mi cama y una idea atravesó mi mente...
...

Sábado en la tarde, estaba lista para asistir al entrenamiento de porristas.

Entré a la gran cancha, los jugadores con sus cascos pasándose el balón y
golpeándose como bestias, mientras las chicas daban vueltas en el aire y
gritaban a todo pulmón porras para el equipo.

-Hola Madi- Dicen saltando mientras me uno al calentamiento, y empezamos con la rutina -Vamos Bulls- grita Victoria al final de la coreografía.

- ¡Corre Presscot! - grita el entrenador - ¡Corre o yo mismo voy a clavar ese
balón en tu trasero! - Jack corre como si su vida estuviera por terminar si no anota, pero un chico lo taclea haciendo que caiga sobre su rodilla.

Auch.

Los chicos se amontonan alrededor de Jack - ¡Breasly, si Presscot tiene una
fractura es su rodilla, voy a golpearte donde no te da la luz! ¡Y te aseguro que no vas a volver a caminar! - grita el entrenador.

-P... pero se... señor y... yo- tartamudea Breasly - ¡Cállate si no quieres que te de una patada en el trasero, pero fuera del equipo! ¡Lleva a Presscot a la enfermería! ¡y más vale que no le pase nada a mi receptor, si no quieres tu trasero en la banca por el resto de la temporada! - amenaza a gritos y Zack acompaña a su receptor a la enfermería.

Creo que no es legal que el entrenador hable así, pero todos respetan al entrenador y lo quieren a pesar de todas las amenazas.

- ¡Muevan sus traseros aquí ahora! ¡O voy a hacerlos correr por el continente americano ida y vuelta! -

¿Nunca para de gritar?
No, a sus jugadores no.

Yo nací para arder.¡Lee esta historia GRATIS!