Cap 24.

98 7 2

Vale.

Kira no te emparanoyes.

Le has mandado un mensaje y no ha contestado.

Has llamado a casa y no estaba.

¿Cuales son las posibilidades de que aun no haya leído el mensaje? ¿O de que Gemma aun no le haya dicho que he preguntado por él? Nulas. Son las 10 de la noche no me jodas. Está pasando de mi. Dios, no entiendo nada y me estoy empezando a sentir bastante estúpida por haberle mandado ese mensaje. Cosa que me pasa últimamente desde que le he conocido. Me hace sentirme en lo más alto y en lo más bajo.

¿Pero de qué me extraño? Ya me ha hecho esto antes, ¿es que finge interés por mi para conseguir lo que quiere y después se larga? ¿O soy un puto juego para él? ¿O le gusto aunque sea algo? Es Harry, nunca se sabe por donde va a atacar. Mañana espero cogerle por banda y preguntarle qué pasa. Aclararlo supongo. Ayer estuvo muy bien, vio el dibujo y no se.. Me sentí tan a gusto. Dios. No quiero darle más vueltas. Será mejor que me vaya a dormir.

-Hasta mañana papá!-grito pero no oigo respuesta.

Mierda había olvidado que estaba con Anne.

***

Llego como diez minutos antes de que empiecen las clases así que decido ir a la cafetería a tomarme un café bien cargado. Anoche me costó horrores dormirme con todo el tema de Harry y esta mañana me he despertado sin despertador. Sinceramente he dormido fatal.

Vaya chorrada.

No me contesta un día y ya me vuelvo loca. Él no puede saber que tiene ese efecto de poder en mi. Se ha metido como un tornado dentro de mi, arrasando con todo lo racional que había dentro y ahora no pienso con lógica. Podría no haber contestado por cualquier cosa y yo aquí imaginándome lo peor. Joder.

Entro en la cafetería y no hay ni un alma. Qué raro, llego diez minutos antes pero normalmente hay gente. Joder es una universidad, a partir de las ocho menos veinte o así siempre hay gente. Miro el reloj.

6:51.

¿!Que?!

Oh no.

Me he despertado una hora antes.

He venido una puta hora antes.

¿Se puede nacer más inútil?

Joder no puede ser.

¿En serio yo fui el espermatozoide más rápido?

Kira estúpida.

Dios. Me ha trastocado tanto un maldito chico de pelo rizado con el ego más alto que el Everest que hasta he perdido la noción del tiempo. Uf. Me da tanta rabia que tengo ganas de llorar. Y teniendo ganas de llorar por tal gilipollez me siento aun más tonta.

Me dejo caer en una silla de la barra de la cafetería y suelto el bolso que cae al suelo con un leve 'plaf'. Apoyo los codos en la barra y me froto las sienes para centrar todos mis pensamientos. Como si así fuese a encontrar una solución. A casa no puedo volver. Sería una tontería. Pero una hora aquí sola.. Inconscientemente saco el movil y mando un mensaje.

'Una hora antes en la uni. Viva yo' le doy a enviar. A Niall. Y no sé con que parte de mi tonto cerebro me encuentro pensando cuando decido enviárselo a Harry también.

Me arrepiento al momento. Dejo el movil en la mesa y suelto un gemido de desesperación. Apoyo la frente en la barra de la cafetería y me quedo así.

-Vaya, esto si que son buenos días. ¿Qué haces aquí guapa?

Levanto la vista confusa y me encuentro con un pedazo tío, estudiante fijo, pero unos tres años mayor que yo, mirándome compasivamente. Es muy guapo. Moreno. Tiene las facciones marcadas, el pelo oscuro, despeinado pero sexy y los ojos grises muy oscuros protegidos por unas largas y atractivas pestañas. Cejas ligeramente gruesas pero muy perfectas para ser solo cejas. Es alto y está en forma. Y su sonrisa es sensual, mucho, algo ladeada. No le había visto aquí nunca.

-Bueno..-titubeo.-Me he adelantado una hora sin darme cuenta. Mala noche. Trastorno de horario ya sabes-consigo bromear aunque mi cara es de pena.

Me sonríe aun mas y a mi se me forma un nudo en el vientre.

-Mala noche, yo se de eso tranquila.-me sonríe y se la devuelvo.

-¿Trabajas aquí?-le pregunto seguidamente.

-Si..empiezo hoy. Tengo que venir una hora antes todos los días. Necesito el dinero para asuntos familiares.-dice y veo como se le ensombrece la cara nada más decirlo.

-Entiendo..-quiero quitar esta tensión del asunto familiar ya.-Suerte para mi que estuvieras aquí.-le digo sonriente e inconscientemente me retiro un mechón de pelo detrás de la oreja. ¿Es que estoy coqueteando?

Me mira y se humedece los labios. Uf.

-Suerte la mía.-se acerca a la barra y apoya los codos en ella, me mira fijamente y yo me remuevo en el asiento. Se ríe.

-¿Qué te pongo?-me dice levantando las cejas.

-Si.-SI? Kira por Dios. Guantazo mental para mi. Se ríe. Joder me pone nerviosa. Y me pone. A secas. Pero no...Lo de Harry es diferente. ¿No? Pero ¿qué me pasa últimamente?

-Di-digo un café. Solo. Necesito cafeína.

-Oído cocina guapa.

Se gira hacia la cafetera y yo me fijo en su perfecta y musculosa espalda, y en ese trasero tan bien puesto.

-Soy Ron por cierto.-dice mientras trastea con la cafetera y yo observo mis preciosas vistas.

-Ron Gallagher.

Sonrío. Me gusta el nombre.

-Kira Larsson. Un placer.

1/2

Weird¡Lee esta historia GRATIS!