CDM (Parte 110)

5.5K 224 135

CAPÍTULO 110

El día de la boda llegó. Que largo y que corto se había hecho. Una mezcla de sensaciones era presente en ambos novios.

Finalmente Jade decidió que la boda sería al lado de un gran y cristalino lago. Todo estaba preparado, decenas de sillas decoradas cada una con una rosa azul, una larga pasarela de terciopelo rojo que terminaba en un arco de rosas blancas y el cura con el libro en la mano impaciente.

Lysandro's POV

Despertó pronto, no había dormido apenas 5 horas pero de algún modo se sentía como nuevo, se sentía feliz.

Un mes esperando este día era demasiado.

Quedaban más de dos horas pero él comenzó a prepararse, era demasiada la emoción.

Terminó de vestirse, Jade le llevó hasta el lugar de la boda, se bajó y miró detrás de un árbol, al ver todo casi le da un ataque. ¡Demasiada gente!

Jade: Ánimo — le da una amistosa palmada en la espalda

Lysandro: ¿Sabes? Hay demasiada gente — le dice sonriendo nervioso

Jade: ¡A ver! — se sobresalta — ¿Qué somos? ¿Leones o huevones?

Lysandro: ¡Leones! — dicho eso camina hasta situarse al lado del cura

Y cuando ve a su princesa aparecer, vestida de novia, agarrada a su tío, y detrás de ella Iris con una cesta y Li con los anillos. Casi se queda sin respiración.

Tanta hermosura en una sola persona, creo que más bien un ángel se había caido del cielo y por fortuna había llegado a mi lado.

Se muerdo un labio al pensar que en tan solo unas horas ese vestido no haría falta.

Sucrette's POV

Estabas muy nerviosa, muchísimo. Apenas habías pegado ojo, cuando intentabas dormirte, pensabas en la boda, tu pulso se aceleraba y sonreías como un tonta enamorada.

A pesar de eso te despertaste con mucha energía, incluso saliste a correr para relajarte.

Llegaste a tu casa, te vestiste con ayuda de tu tía que casi llora de felicidad al verte, pareciera que estaba más nerviosa que tú.

Cuando ya casi era la hora te subiste al carruaje de caballos, ya podías escuchar toda aquella gente y sentiste mariposas en el estómago, pronto estarías casada.

Te agarraste al brazo de tu tío y caminaste por la pasarela. Todo era realmente hermoso, Jade había hecho un gran trabajo.

Al final del camino estaba tu amor verdadero. Tan guapo como siempre o incluso más.

Cuando llegaste al fin pudiste agarrar esa mano que unos metros más atrás te esperaba impaciente.

Al llegar tu tío le susurró algo a Lys en el oido, él puso cara de terror pero después le sonrió y asintió con la cabeza.

El cura comenzó su largo discurso, pero no le prestaste nada de atención, solo veías a tu futuro esposo y a sus mejillas lévemente sonrojadas.

Solo un “Sí, acepto” y te tiraste a sus brazos, él te quitó el velo con ansias y os fundísteis en un tierno beso.

Aplausos, chiflitos, suspiros, felicitaciones y pétalos cayendo sobre vosotros.

Tras un momento de pura alegría, como mandaba la tradición tiraste el ramo hacia atrás. Acto seguido alguien lo agarró y muchas mujeres suspiraron decepcionadas.

Te giraste para comprobar y te reiste para tus adentros.

Dajan: De modo que serás la próxima novia — sonríe

Alexy: Eso parece — se muerde un labio y se sonroja

Dajan: Serás una novia preciosa — besa sus labios

Tras eso fuísteis a otro lugar a cenar.

Una gran mansión con una piscina climatizada. Al acabar la noche muchos habían terminado en la piscina con la ropa aún puesta, otros hablaban animádamente mientras comían y otros se habían metido en una de las numerosas habitaciones para tener relaciones.

Estuvísteis demasiado acupados agradeciendo a todos los invitados por haber venido, muchísimos regalos.

A Lysandro y a ti casi os dió un ataque cuando apareció la tía de Lys.

Lilia: Hola mis criaturitas — os abrazó — una fiesta estupenda

Cecil: Enhorabuena

Heisuke: Primito Lysandro, al final me ganaste — dice de mala gana

Lysandro: Jajaja — acaricia la cabeza del pequeño

Lilia: Nosotros queríamos daros el regalo en persona en vez de dejarlo junto al resto — os entrega una pequeña cajita — el hogar de los Ainsworth les espera

¡Voy a besar a esa señora!

Lysandro: ¡Joder! ¡¿Una casa?! ¡¿Nos estáis regalando una casa?! — grita emocionado sosteniendo con firmeza las llaves que había dentro

Cecil: Es lo menos, una preciosa casa con un gran jardín en el área más tranquila de la ciudad, sé que siendo que los dos teneis un gran trabajo no hacía falta pero igualmente

Lilia: Y los muebles, no queríamos comprarlos sin saber vuestros gustos — nos da un cheque en blanco

Sucrette: Es demasiado...

Heisuke: Onee-chan, si no lo aceptas os decoraremos la casa a nuestro estilo

Tras varios reproches aceptásteis el cheque, ¡Esto era demasiado! ¡Amo a mi nueva familia! ¡Vivan los vampiros, joder!

Llegadas las 3 am terminó la fiesta. Todos fueron saliendo de la mansión, y se quedaron en la entrada para veros marchar.

CDM's conflict [Fanfic Corazón de Melón]¡Lee esta historia GRATIS!