Capitulo 4

103 14 0

Cuando llamo al timbre, Cam sale y antes de que pueda saludar a sus padre me empuja a su cuarto. Veo que se a puesto un corto vestido rojo pasión que apenas le cubre la mitad del muslo y lleva una sombra de ojos negra que la hace parecer muy seductora.

Me siento en su cama y ella va directamente a su armario a por lo vestidos, uno es de un color azul oscuro sin mangas y que, según ella es muy largo, aunque caiga por las rodillas. El otro es un vestido negro con un poco de encaje, que enseña diez centímetros en la parte superior que va atada por la espalda con una cremallera.

-Son muy bonitos los dos -le digo.

-Si, pero creo que el azul no es para una fiesta como la de hoy, tenemos que estar deslumbrantes -me responde con los ojos brillantes y se da la vueltaen busca de un bolso para mi y unos tacones bajos.

-Cada vez te pareces mas a Jane -bromeo.

Entonces las dos nos reímos y ella me ayuda a meterme el vestido con el que enseño casi todo el muslo, y luego me pone un poco de rimel en los ojos y me hace la raya. Ella sabe que no me gusta maquillarme mucho, prefiero ir mas natural y aunque ella prefiere ponerse sombra respeta lo que quiero.

-¿Que tal con Alex? -le pregunto curiosa.

-Bien, supongo -responde con cierta tristeza

-¿No te gusta?

-Si, pero... -se para un momento a pensar- no se como explicarlo,solo damos paseos y hablamos de las cosas que nos gustan, como hacen los amigos.

-Sabes que esta enamorado de ti -le digo- deberías darle una oportunidad.

-Lo se, pero me da miedo que si sale mal pueda perderlo como amigo -responde a la defensiva.

Nos quedamos un rato hablando y cuando vuelve a sonar el timbre sabemos que Alex a llegado para llevarnos a la fiesta y bajamos corriendo las escaleras, bueno, todo lo rápido que me dejan estos tacones que me ha prestado Cam.

-Estáis preciosas -nos dice la madre de Cam, fue la mejor amiga de mi madre y supo como me senti en la época en la que desapareció, por eso la aprecio mucho.

-Gracias, Sra Morton -le respondo con educación.

-Camille, sabes que no quiero que llegues mas tarde de media noche.

-Lo se, mama -responde Cam, no sin un poco de aburrimiento- estaré aquí en punto.

-Si necesitais algo llamadme y tened cuidado -nos dice.

Nos despedimos y montamos en el coche de Alex y nos encaminamos hacia la casa de los Crawford.

-No entiendo por que no confiá en mi -se queja Cam.

-Porque te conoce -le digo entre risas y en ese momento Alex se empieza a reír.

-A, muchas gracias por tu compasión Lea -dice fingiendo que esta enfadada mientras pone una mueca.

Le doy un golpecito en el hombro para animarla y cuando llegamos a la casa nos bajamos del coche. La casa es enorme y esta toda iluminada por dentro, la parte trasera da a un callejón y la de delante a la carretera central. La parcela tiene un jardín muy bien decorado y protegido por una verja de madera.

Las Crónicas De Los Elementos¡Lee esta historia GRATIS!